text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cuáles serán las consecuencias económicas?

      
<p> Después de  haber vivido uno de los desastres naturales más destructivos, trayendo consigo desabastecimiento, corte de servicios, carreteras incomunicadas y destrozos materiales y humanos, las ciudades se normalizan paulatinamente restableciendo todo tipo de actividades. Sin embargo, existen dudas sobre cómo reanudar las labores y cómo actuar frente al estado financiero en el que se encuentra el país. </p><p><br/> Aunque es difícil cuantificar la pérdida patrimonial, se habla de que la inversión para reconstruir los bienes materiales, está situada entre los 15 mil y 30 mil millones de dólares. Esto equivale alrededor del 15% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implica que el impacto es menor de lo pensado. Pese a que son más los efectos negativos, prevalece el impacto positivo. </p><p><br/> Cecilia Cifuentes, profesora de Economía de la Universidad de Los Andes, explica que “se podrían dividir las consecuencias del terremoto en tres partes: Dos son negativas y una es positiva. La primera consecuencia negativa es que se destruye la infraestructura productiva. Pero eso es un efecto negativo transitorio, porque si la industria es un negocio rentable, la capacidad productiva se va a reconstituir. Eso tiene un efecto a su vez bastante positivo ya que, el medio de la construcción es un demandante muy importante de mano de obra. Pero hay otro efecto negativo que es más difícil de medir y es el que influye en las decisiones de más largo plazo, como la decisión de consumo de las personas y la pérdida de patrimonio que tienen. Creo que en Chile tiende a dominar el aspecto positivo de la reconstrucción y que será más importante que los dos negativos”. </p><p><br/> Según un informe de la unidad de análisis de la revista The Economist (The Economist Intelligence Unit, EIU), la tasa de desempleo en Chile se calculó cerca al 10.3%, en el año 2009, y una de las agrupaciones más golpeadas fue la de los constructores. </p><p><br/> “Ahora hay gente que va a encontrar trabajo. El hecho de que lo tenga, pueda consumir y mejore su situación genera actividad en otros sectores. Las personas que están en una mala situación en el sector del comercio, también deberían tener una reactivación porque se empiezan a producir una serie de reasignaciones en la economía”, afirma Cifuentes, quien agrega que la construcción va a producir un efecto dinamizador en la economía ya que las estimaciones iniciales, hablan de que ese sector demandaría alrededor de 50 mil nuevos empleados durante este año. </p><p><br/><strong>Los más afectados</strong></p><p><br/> Si bien la construcción y el comercio salen bien librados después del sismo, existen otras actividades económicas menos favorecidas. Según la experta, los rubros que sí tienen problemas son el agropecuario, la industria, la pesca y el turismo.<br/> Cifuentes expone los motivos y dice que “éste es un período importante de exportación de frutas y las cosechas se pueden recuperar, dependiendo de cuándo estén los caminos funcionando y que los puertos puedan exportar. Entonces la agricultura es un sector que puede verse afectado negativamente porque la producción no se puede almacenar en forma indefinida”. </p><p><br/> En algunas partes de la industria, que dependen mucho de infraestructura, habrá secuelas negativas. En cuanto a la pesca también puede haber un efecto negativo pero de manera transitoria al igual que el turismo, ya que, según la docente, hay un pánico inicial. </p><p>   </p><p> En una situación de crisis post terremoto como la que atraviesa el país, las personas le temen al desabastecimiento y es común que los comerciantes saquen provecho aumentando los precios, a lo que Cifuentes le resta importancia. “Las precauciones que deberían tomar las personas en estos días son tratar de no comprar con pánico a problemas de desabastecimiento futuro, porque no se debería producir. No es aconsejable en este momento acaparar demasiado porque es probable que compre a precios un poco más altos. Los problemas de abastecimiento cada vez van a ser menores”. </p>

Después de  haber vivido uno de los desastres naturales más destructivos, trayendo consigo desabastecimiento, corte de servicios, carreteras incomunicadas y destrozos materiales y humanos, las ciudades se normalizan paulatinamente restableciendo todo tipo de actividades. Sin embargo, existen dudas sobre cómo reanudar las labores y cómo actuar frente al estado financiero en el que se encuentra el país.


Aunque es difícil cuantificar la pérdida patrimonial, se habla de que la inversión para reconstruir los bienes materiales, está situada entre los 15 mil y 30 mil millones de dólares. Esto equivale alrededor del 15% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implica que el impacto es menor de lo pensado. Pese a que son más los efectos negativos, prevalece el impacto positivo.


Cecilia Cifuentes, profesora de Economía de la Universidad de Los Andes, explica que “se podrían dividir las consecuencias del terremoto en tres partes: Dos son negativas y una es positiva. La primera consecuencia negativa es que se destruye la infraestructura productiva. Pero eso es un efecto negativo transitorio, porque si la industria es un negocio rentable, la capacidad productiva se va a reconstituir. Eso tiene un efecto a su vez bastante positivo ya que, el medio de la construcción es un demandante muy importante de mano de obra. Pero hay otro efecto negativo que es más difícil de medir y es el que influye en las decisiones de más largo plazo, como la decisión de consumo de las personas y la pérdida de patrimonio que tienen. Creo que en Chile tiende a dominar el aspecto positivo de la reconstrucción y que será más importante que los dos negativos”.


Según un informe de la unidad de análisis de la revista The Economist (The Economist Intelligence Unit, EIU), la tasa de desempleo en Chile se calculó cerca al 10.3%, en el año 2009, y una de las agrupaciones más golpeadas fue la de los constructores.


“Ahora hay gente que va a encontrar trabajo. El hecho de que lo tenga, pueda consumir y mejore su situación genera actividad en otros sectores. Las personas que están en una mala situación en el sector del comercio, también deberían tener una reactivación porque se empiezan a producir una serie de reasignaciones en la economía”, afirma Cifuentes, quien agrega que la construcción va a producir un efecto dinamizador en la economía ya que las estimaciones iniciales, hablan de que ese sector demandaría alrededor de 50 mil nuevos empleados durante este año.


Los más afectados


Si bien la construcción y el comercio salen bien librados después del sismo, existen otras actividades económicas menos favorecidas. Según la experta, los rubros que sí tienen problemas son el agropecuario, la industria, la pesca y el turismo.
Cifuentes expone los motivos y dice que “éste es un período importante de exportación de frutas y las cosechas se pueden recuperar, dependiendo de cuándo estén los caminos funcionando y que los puertos puedan exportar. Entonces la agricultura es un sector que puede verse afectado negativamente porque la producción no se puede almacenar en forma indefinida”.


En algunas partes de la industria, que dependen mucho de infraestructura, habrá secuelas negativas. En cuanto a la pesca también puede haber un efecto negativo pero de manera transitoria al igual que el turismo, ya que, según la docente, hay un pánico inicial.

 

En una situación de crisis post terremoto como la que atraviesa el país, las personas le temen al desabastecimiento y es común que los comerciantes saquen provecho aumentando los precios, a lo que Cifuentes le resta importancia. “Las precauciones que deberían tomar las personas en estos días son tratar de no comprar con pánico a problemas de desabastecimiento futuro, porque no se debería producir. No es aconsejable en este momento acaparar demasiado porque es probable que compre a precios un poco más altos. Los problemas de abastecimiento cada vez van a ser menores”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.