text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Uso intensivo de la computadora puede generar problemas visuales

      
Ante el constante incremento de pacientes con problemas visuales, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional de México llevaron a cabo un estudio en el que descubrieron que el uso intensivo de las computadoras puede generar o acentuar afecciones oculares, como la miopía, la deshidratación en córneas e inclusive ulceraciones en ese tejido.

Las alumnas del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Santo Tomás, Genoveva Belem Roldán Ángeles, Anabel Cruz Hernández, María Enedina García Ramírez y María Luisa Fonseca Cantero, realizaron el trabajo de investigación con la asesoría del científico y Jefe de la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación de esta unidad académica, José Carlos Orozco Buenrostro.

El científico destacó que "por el uso prolongado de las computadoras, el índice de padecimientos visuales como la miopía y las afecciones de la córnea se presentan a más temprana edad y se han elevado significativamente". Subrayó que el repunte en estas patologías ha generado preocupación a las autoridades sanitarias, toda vez que a nivel mundial crece cada día el número de personas que pasan periodos largos frente a los monitores de computadoras.

Síndrome del Ordenador

Para desarrollar el estudio "Ojo Seco Causado por el Síndrome del Ordenador", se dio seguimiento a los casos de 50 pacientes de la Clínica de Optometría del CICS, Unidad Santo Tomás, quienes fueron clasificados en dos grupos. "Para evaluar los efectos de la exposición en distintos tiempos, el primer grupo utilizó la computadora por dos horas durante un mes, en tanto que el segundo la utilizó durante tres horas o más tiempo", indicó Roldán Ángeles.

Señaló que de acuerdo con el tiempo de exposición frente al monitor resultó mayor la gravedad de la afección y aseguró que el calor que emiten los rayos generados por el monitor de la computadora, provocan que disminuya la cantidad de lágrimas que produce naturalmente el organismo. "Mediante la aplicación de una tintura especial, corroboramos que entre más tiempo pasa una persona frente al monitor, la cantidad de lágrimas es menor y esa disminución provoca resequedad en la córnea", detalló.

Cruz Hernández refirió que la falta de lubricación puede provocar desde conjuntivitis (infección de la conjuntiva), síndrome del ojo seco, queratitis (irritación e infecciones de la córnea), hasta afecciones más severas como úlceras en este tejido. "En uno de los pacientes detectamos descamación de la capa lagrimal, que fue generada por la pérdida del recubrimiento natural", acotó.

García Ramírez explicó que normalmente una persona parpadea alrededor de 20 veces por minuto, pero constataron que cuando las personas pasan mucho tiempo frente al monitor de una computadora, esa función disminuye hasta 50 por ciento, lo que provoca insuficiencia en la lubricación de la córnea, toda vez que las lágrimas no pueden esparcirse adecuadamente en el globo ocular.

"La función del parpadeo es esparcir la lágrima en el globo ocular y protegerlo de objetos extraños, por lo que al disminuir éste, el órgano queda más expuesto a infecciones y deshidratación", apuntó.

Fonseca Cantero expuso que otra de las alteraciones que sufre la vista por el uso prolongado de la computadora, es la afección del cristalino, ya que al forzarlo para ver únicamente de cerca se genera un fenómeno denominado Espasmo Acomodativo, es decir, el ojo pierde la capacidad de apreciar los objetos lejanos, lo que se traduce en disminución de la agudeza visual (miopía).

Las alumnas de la licenciatura en Optometría mencionaron que algunas de las medidas para prevenir problemas oculares son: colocar un filtro en el monitor y situarlo en un ángulo de 45 grados con respecto al usuario, usar lentes color ámbar, utilizar lágrimas artificiales (son inocuas y las pueden usar personas de todas las edades) antes de comenzar a trabajar o cuando haya molestias ocasionadas por la resequedad, descansar cada hora y realizar enfoque de objetos lejanos durante 10 o 15 minutos para evitar el Espasmo Acomodativo, además de acudir con un especialista cada seis meses para detectar a tiempo cualquier padecimiento.

Fuente: IPN
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.