text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Profes, políticos y otras yerbas

      
La Ley de Educación se aprobó en la Cámara de Diputados. La norma extiende la educación obligatoria hasta los 18 años. También crea un Instituto Nacional de Evaluación independiente que rendirá cuentas sobre el desempeño de los organismos educativos. Los legisladores no llegaron a un consenso sobre la formación universitaria de docentes y las carreras técnicas terciarias. Te presentamos algunos de los cuestionamientos, las respuestas oficiales y otros aspectos menos difundidos del proyecto

El proyecto de Ley General de Educación ha sido uno de los temas más debatidos durante 2008. Una vez que el Ministerio de Educación y Cultura presentó el proyecto los legisladores comenzaron a evaluarlo dentro de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. En una segunda etapa, la norma pasó a consideración de los comités de base del Frente Amplio, para luego volver a ser considerada por los parlamentarios.

Idas y venidas

Durante el proceso diversos organismos y actores vinculados al área educativa presentaron sus objeciones. Las mismas que motivaron las manifestaciones de rechazo a la aprobación de la norma el pasado lunes 1º de diciembre. Uno de los temas de discusión es el grado de participación de los docentes en la dirección de la ANEP (Administración Nacional de Educación Pública).

El proyecto de Ley General de Educación establece que el Consejo Directivo Central (CODICEN) esté integrado por dos miembros elegidos por los docentes y tres designados por el Poder Ejecutivo. Para la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) esa forma de representación estaría "hipotecando" la educación nacional al proyecto del gobierno de turno.

Sobre este argumento el diputado socialista Roque Arregui respondió que los legisladores son elegidos por la población. Y tienen derecho a aplicar el proyecto educativo que consideren más adecuado."Si la sociedad cambia el gobierno es porque ha empezado a pensar distinto. Entonces tiene derecho a que cambie la educación", afirmó.

Las piedras del zapato

El proyecto de ley otorga nivel universitario a la formación docente a través del Instituto Universitario de Educación. Y estimula la formación de profesionales de nivel técnico capacitados en un futuro Instituto Terciario Superior. Si bien se consideró que ambos institutos fueran creados como entes autónomos, la propuesta no logró el consenso necesario. Para desactivar el conflicto y permitir que la ley fuera aprobada pese a la falta de acuerdo en este punto, se creó una comisión que trabajará durante 2009 en una propuesta sobre la estructura de ambos organismos.

Otro de los temas cuestionados por algunos gremios educativos es que los cargos docentes de la ANEP no sean renovables. En la ANEP se asciende de grado por antigüedad. En la UdelaR todo cargo tiene una renovación obligatoria que exige una evaluación previa. Fuentes de la Udelar manifestaron su descontento con que esto no sea equiparado en la nueva ley.

De lo que se habla menos

Algunas de las novedades de la nueva ley son las comisiones consultivas. Estas funcionarán en la órbita de cada consejo de educación y estarán integradas por estudiantes, madres, padres y funcionarios no docentes. En el caso de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) las comisiones integrarán a trabajadores y empresarios.

También se prevé un aumento de la obligatoriedad de la educación formal. Desde la aprobación de la normativa, se trabajará en un plan para extenderla paulatinamente hasta los 18 años. A consideración del Senado de la República, la bancada oficialista procura aprobar el proyecto antes de finalizar el año lectivo.


Nota relacionada

Proyecto de Ley General de Educación
"Sean los orientales tan ilustrados..."


Link relacionado

Proyecto General Ley de Educación
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.