text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tiempos violentos

      
Si alguien pensó que la crisis financiera era una noticia pasajera se equivocó. Está en pleno. Las economías más grandes del mundo se desmoronan en cadena. Esta semana fue el turno de Alemania, bastión económico de la Unión Europea. Ante este temporal macroeconómico ¿es posible que Uruguay permanezca ileso? Gabriela Mordecki, economista de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República dialogó con Universia sobre los efectos esperables para este rinconcito del Río de la Plata

La crisis financiera se desató en Estados Unidos a comienzos de 2007 debido a problemas en el sector inmobiliario. En los últimos años, la principal potencia mundial otorgó préstamos hipotecarios a personas de bajos ingresos sin verificar su capacidad de pago. Mediante un complejo sistema financiero estos préstamos fueron vendidos y revendidos en el mercado bursátil generando importantes comisiones para los bancos prestamistas.

Los llamados créditos de alto riesgo o "sub prime" resultaron una oportunidad para quienes deseaban adquirir su primera vivienda. Pero luego no tuvieron fondos para pagar sus elevadas tasas de interés. Hoy más de 2 millones de personas tienen sus casas embargadas. Y el impago desató una crisis financiera en cadena que hizo tambalear a los bancos más grandes de mundo.

El tiempo de las vacas flacas

El reguero de pólvora que comenzó en Estados Unidos todavía no terminó. Esta semana Alemania anunció que su crecimiento se redujo por primera vez en cinco años. En Asia, analistas informaron que el desarrollo constante que venía experimentando China se desacelerará.

A corto plazo uno de los efectos más previsibles para Uruguay es la reducción de sus exportaciones. "Estados Unidos importa productos tecnificados a China y a otros países de Asia. Esos países son importadores de alimentos y como son grandes demandantes afectan los precios y las cantidades demandadas", explicó Gabriela Mordecki, economista del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas.

Como ya se vio en algunas empresas –es el caso de la industria frigorífica- esto puede aumentar el desempleo. A nivel interno puede significar una disminución del precio de los alimentos. "Uno de los principales problemas de los precios este año fue el crecimiento de los alimentos a nivel mundial. Esa presión que venía de afuera desaparece. Seguramente algunos van a tender a bajar", consideró la economista.

Incertidumbres varias

Según Mordecki, es previsible que en 2009 Uruguay reduzca su crecimiento económico. "Es posible que se pospongan muchos proyectos vinculados al sector de la construcción que requieren grandes financiamientos. Las condiciones de los créditos cambiaron y las tasas de interés son mayores. Las ecuaciones de rentabilidad cambiaron", analizó Mordecki, coordinadora del área de Coyuntura del Instituto. Esto también podría repercutir en el nivel de empleo del sector.

La estabilidad de Uruguay frente a la crisis, explicó la economista, depende en gran medida de cómo se vean afectados Argentina y Brasil. Este último está viendo seriamente afectada su economía por la reducción de los créditos para su producción. Argentina enfrenta dificultades para el pago de su deuda frente a menores ingresos por la caída del precio de los alimentos y grandes costos internos.

En este marco, la reciente elección del demócrata Barack Obama como presidente de Estados Unidos abre nuevas interrogantes para América Latina. Por un lado, no nos favorece porque "prometió subsidios que implican que sus productores compitan mejor o que no podamos vender. Pero por otro, tal vez genere más confianza y pueda ordenar todo más rápidamente." Para Mordecki, el impacto dependerá de cuánto se extienda la crisis. "Cuanto más prolongada peor porque aumenta la incertidumbre."


G- 20

Este sábado 15 de noviembre se realizará la cumbre del G-20. Jefes de estado, ministros de economía y directores de bancos centrales buscarán aprobar un plan de reformas y un acuerdo de coordinación internacional. El bloque está integrado por los 8 países más industrializados, la Unión Europea y las 11 economías más emergentes del mundo.


Banco Mundial- Asistencia a países en desarrollo

Esta semana el Banco Mundial anunció un aumento en el apoyo financiero brindado a los países en desarrollo en respuesta a la crisis financiera. Las medidas implican un aumento en su capacidad prestataria y la puesta en marcha de cuatro mecanismos financieros para el sector privado. Esta medida busca estimular el empleo y sostener un crecimiento que según sus analistas podría reducirse más de lo previsto inicialmente.


Noticia relacionada

De Universia Knowledge-Wharton
Cumbre económica del G-20: ¿Una cita más simbólica que práctica?
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.