text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista al Ing. Agr. Ricardo Calleri ex-ciclista

      
"Gracias al ciclismo me costeé parte de la carrera"

Esta semana es denominada de diversos modos por los uruguayos. Algunos que disfrutan con salir a las rutas y calles a ver el pasaje de una caravana de bicicletas y aplaudir la llaman Semana de la Vuelta Ciclista del Uruguay. Ricardo Calleri (47) es ingeniero agrónomo y un reconocido ciclista duraznense que durante la década del ´80 integró los primeros lugares del ciclismo a nivel nacional. Universia conversó con él, quien, entre otras temas, habló sobre sus años como ciclista y las dificultades que tuvo para compaginar su práctica profesional con su actividad como estudiante de agronomía

(Universia)- ¿Cómo comenzó usted en el ciclismo?

Ricardo Calleri (RC)- Empecé de niño cuando tenía 12 o 13 años. Me entusiasmé al ver pasar una vuelta ciclista por Durazno. En Durazno en ese momento no había ciclismo y a causa del pasaje de toda una caravana se entusiasmó la gente y se retomó la práctica del ciclismo en la ciudad.

U- ¿Qué implica la práctica del deporte, cómo es el entrenamiento de un ciclista?

RC- El entrenamiento de un ciclista es muy exigente. Sobre todo por el tiempo que conlleva. Es complicado el tema de la cantidad de horas que lleva competir en primer nivel. El correr en primera categoría, en la vuelta ciclista o prepararse para algún evento internacional lleva muchas horas, prácticamente tenés que dedicarle todo el día al entrenamiento en bicicleta.

U- ¿Dónde practicaba usted en Durazno?

RC- En Durazno cuando yo era chiquilín no había un lugar, no se realizaba la práctica del ciclismo. Luego que se dio ese pasaje de la vuelta ciclista y después de ello la gente comenzó a practicarlo y se creó una Federación nueva donde nos enganchamos los que éramos más chicos.

U- Luego usted se vino a estudiar agronomía a Montevideo. ¿En esa época siguió practicando el deporte?

RC- A los 18 años ingresé a la Facultad de Agronomía y me tuve que trasladar de Durazno a Montevideo. Seguí haciendo ciclismo y, lamentablemente, lo hice pero mal. Evidentemente la cantidad de horas que lleva la práctica a nivel de primera categoría y la cantidad de horas que implica hacer una carrera como la de Agronomía, con clases de mañana y de tarde, hacían que fueran actividades totalmente incompatibles.

U-¿En que año ingresó a la Facultad de Agronomía?

RC- Ingresé en 1978

U- En 1980 salió segundo en la Vuelta Ciclista del Uruguay, es decir que igualmente durante varios años ejerció las dos actividades al mismo tiempo.

RC- Sí lo hice, lo practiqué. El hecho de estar en primera categoría significa que uno ya tiene ingresos económicos por parte del deporte, yo lo tomé al deporte, a parte de que me gustaba y que me gusta hasta ahora, como una manera de poder estudiar en Montevideo. Gracias al ciclismo me costeé parte de la carrera, sin dejar de reconocer que hacía las dos cosas al mismo tiempo y mal.

U- ¿Cuándo dejó finalmente de practicarlo a nivel profesional?

RC- Lo dejé de practicar en el año 1981, ya que opté por una orientación en agronomía que requería hacer la práctica en la Estación Experimental en Paysandú. Retomé nuevamente la práctica del ciclismo en 1984, después de haberme recibido y también por un tema económico. Pero solo por un año, porque después tomé buenos trabajos desde el punto de vista profesional como agrónomo. En ese momento tuve que optar por una cosa u otra y opté por mi carrera.

U- ¿Dejó de practicarlo totalmente?

RC- Absolutamente, nunca más me subí a una bicicleta.

U- ¿Lo extraña?

RC- Al principio no, porque el ciclismo tiene sus cosas ingratas y a mí me tocó vivir una parte ingrata. Salí del deporte un poco desilusionado, pero con los años se borran ese tipo de cosas y hoy hay amigos de aquellas épocas que lo siguen practicando y me invitan, es en esos momentos que me viene cierta nostalgia.

U- ¿Cuáles fueron esas cosas ingratas?

RC- El deporte en general, y en particular el ciclismo, está practicado por gente de bajo nivel: intelectual, cultural…. Y eso hace que en general el deporte esté como esté, inmerso en un bajón que es difícil de levantar porque la gente que lo rodea no lo maneja bien.

U- La Vuelta Ciclista del Uruguay era un acontecimiento de gran relevancia a nivel social en la Semana Santa. Hoy noto que hay un interés menor por este espectáculo. Para usted ¿a qué se debe?

RC- El ciclismo fue cambiando, y el deporte no está ajeno a las condiciones económicas y la situación del país. En la medida en que el país está mejor, el dinero que se puede invertir en deportistas es más y la gente que rodea el ciclismo está mejor. Ya sea por los medios, publicidades… Además, quizás sea porque yo estoy apartado, pero veo menos arraigo a nivel popular, algo que sí había antes.

U-¿Quiénes practican hoy el deporte?

RC- La verdad que no conozco como para hablar de los ciclistas actuales. De mi época no queda casi nadie. Yo competí con Federico Moreira y con algunos otros que van quedando, pero son una excepción con cuarenta y pico de años, ya que no hay ciclistas tan veteranos. En aquel momento se practicaba por gente de clase media o media baja. Que muchas veces era la única actividad que tenían y era una manera de sustentarse.

U- ¿Qué sería necesario para estimular la práctica del ciclismo en Uruguay?

RC- Lamentablemente uno entra en todos los deportes siendo un amateur y por el gusto de la práctica del deporte. Después cuando llega a categorías mayores y de primer nivel se da cuenta que la parte económica es fundamental. Habría que unir la parte económica con el deporte en sí para que haya más nivel. Así a nivel de directriz o a nivel de competidores ir levantándolo a nivel económico y cultural, esa es la única manera que las cosas salgan bien. Si no tenemos ciclistas capacitados desde el punto de vista intelectual no vamos a tener grandes campeones.

U- ¿Qué implica para el ciclista la Vuelta Ciclista del Uruguay?

RC- A nivel local es lo máximo. Un logro de una "vuelta" es lo máximo que uno puede lograr a nivel nacional.

U- ¿Y para el público?

RC- El ciclismo a nivel del interior y en Montevideo es un deporte que si bien no es muy entendido por la gente (ya que en sí la parte técnica del espectáculo no se puede ver y seguramente la conoce la gente que está inmersa en el deporte), es un deporte muy visto y a la gente le llama la atención y lo disfruta

U- ¿Qué es el ciclismo para Roberto Calleri?

RC- Para mí fue el deporte que me gustó de niño, que practiqué, que me encantó y que me dio muchas cosas. Quizás me quedó en el debe no haberlo practicado a mayor nivel, porque me tuve que retirar o porque no logré una preparación adecuada y, además, porque cuando tuve la oportunidad de irme del país a competir en otro lado era muy joven y tomé la decisión -equivocada o no- de quedarme y no irme.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.