text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

CPmL, Universidad de Montevideo: Empresas uruguayas apuntan a una producción más limpia

      
Las empresas, la contaminación y sus consecuencias parecen estar en la agenda pública. Sin embargo, el debate a nivel nacional tomó un ribete político que dejó de lado el análisis medioambiental. El concepto de "Producción más Limpia" tiene varios años en el mundo, aunque en Uruguay son pocas las empresas que lo conocen y lo aplican. Con el objetivo de difundir esta
Universia se comunicó con la ingeniera Viviana Rocco, secretaria académica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Montevideo y coordinadora del programa CPmL, para conocer más de cerca el proyecto, a un año de su puesta en marcha.

Universia (U)- ¿Cómo se aplica dentro de una empresa la Producción más Limpia, y qué implica?

Viviana Rocco (VR)- La aplicación de la metodología de PmL en una empresa permite identificar aquellos costos ocultos que se transforman en no productos y que en consecuencia inciden en la productividad de la empresa. Estos costos ocultos se encuentran en las materias primas, en los insumos -particularmente agua y energía-, y también en las emisiones y los desperdicios. Se procede entonces a identificar potenciales oportunidades de mejora en esas áreas las que, una vez evaluadas económicamente, pueden ponerse en práctica generando ahorros para la empresa.
Es importante destacar que se trata de un proceso de mejora continua, por medio del cual la empresa queda en condiciones de continuar aplicando PmL a diferentes niveles, desde soluciones sencillas, hasta aquellas que requieren innovación tecnológica en la medida de sus posibilidades. El CPmL-UY se encuentra en condiciones de continuar acompañando a la empresa en ese proceso, si lo desea.

U- ¿Sienten receptividad por parte de las empresas a esta propuesta?

VR- La receptividad es buena, a pesar que el concepto de PmL o eco-eficiencia es muy nuevo para las empresas uruguayas, aunque se está aplicando en el mundo hace más de 10 años.
Lo que también se desconoce es que la PmL nace en Europa, desde un conjunto de empresas que conforman el Consejo Mundial de Empresas para el Desarrollo Sustentable (WBCSD en inglés), o sea que se trata de un programa creado por empresarios para las empresas, y que por lo tanto la base de la metodología es la sustentabilidad de las empresas en el tiempo, de forma tal que sean capaces de asumir legislaciones ambientales cada vez más restrictivas, ya sea nacionales o de sus mercados.
Por otra parte, vemos que queda en el aire la duda sobre el alcance del programa, ya que a los empresarios les cuesta creer que implementar PmL no es un costo más, sino que por el contrario, les generará beneficios concretos y medidos. Como ejemplo de los paradigmas que percibimos a nivel de los empresarios uruguayos en este tema podemos citar: "no tenemos nada para mejorar", "no tenemos problemas ambientales", "ya tenemos ISO 9000 o ISO 14000", pero la realidad es que una vez que incorporan PmL comienzan a ver su empresa desde una óptica diferente, con otro potencial de desarrollo.
En concreto, la principal barrera que percibimos es cultural, de resistencia al cambio.

U- ¿Cómo se encuentra Uruguay a nivel de políticas medioambientales, en el ámbito empresarial?

VR- Uruguay tiene una legislación ambiental incipiente y está comprendida en las generales de la ley, o sea que es un país donde la mayoría de las empresas son reactivas y no proactivas en temas ambientales, porque lo ven como un costo. Eso es cierto para aquellas empresas que consideran los temas ambientales como un problema a resolver "externo" a la producción. En la medida en que toman conciencia que pueden lograr beneficios, en términos de ahorros, por ser eco-eficientes, los temas ambientales se internalizan y pasan a ser proactivas.

U- Teniendo en cuenta el debate que se ha planteado por las plantas de celulosa y tu experiencia profesional ¿Crees que las medidas de control establecidas por las empresas son ajustadas? ¿O es necesaria la aplicación de más medidas?

VR- Creo que el debate no se ha planteado desde el punto de vista técnico, sino emocional, con un discurso aplicable a la realidad industrial de hace 30 años, cuando los países desarrollados "tocaron fondo" en los temas de contaminación. No hay que olvidar que la primera definición consensuada sobre "Medio Ambiente" se dio en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente Humano en Estocolmo en el año 1972, y que el concepto de Desarrollo Sustentable se universalizó recién a través del Informe Brundtland en 1987.
Eso significa, que las actuales generaciones de adultos son contemporáneas al concepto de la "gran industria contaminadora" que destruye los ecosistemas y provoca daños a la salud de los habitantes en su entorno. Episodios como Love Canal, el caso de Erin Brodkovich, Seveso, Bhopal, o el Prestige, son totalmente actuales. Si a eso le sumamos la reacción natural que se conoce como "NIMBY" (del inglés "Not In My Backyard" o sea "no lo quiero en el fondo de mi casa"), resulta totalmente lógico que buena parte de la población argentina próxima a la zona de localización de estas plantas esté en contra, máxime si se tiene en cuenta que ellos no son beneficiarios directos de los impactos positivos de estos proyectos.
Es por ello que pienso que revertir esta oposición será una tarea ardua, y que la desconfianza que se ha instaurado en la población del litoral argentino no se supera con todas las medidas de control técnicamente imaginables, ni con más estudios de impacto ambiental.


Más información

Universidad de Montevideo
Dirección: Luis Ponce 1307
Teléfono: (02) 706 76 30 (int.26)
Mail: info@cpml.com.uy
Sitio: www.cpml.com.uy

Resultados del primer año del CPmL

Las empresas que participaron en la primera edición del Programa de Excelencia en PmL fueron: Cesmart S.A. (Metarlúrgica), Dirox S.A. (Química), Jaspe S.A. (Plásticos), Mir Ltda. (Construcción), Tubacero S.A. (Metalúrgica), Urukor S.A. (Cartón).

En las mismas se encontraron 65 oportunidades de PmL, 8 de las cuales ya están implementadas, 15 en implementación y 37 forman parte del plan de continuidad. Las oportunidades implementadas corresponden en un 34% a buenas prácticas operacionales, un 21%, a cambios de proceso, un 11% en lo que se refiere a innovaciones tecnológicas, un 4% a cambios de insumos. Con respecto a cambios de producto el porcentaje es de 2%, 11% en reciclaje interno, 4% en reciclaje externo y 11% en lo que refiere a tratamiento y disposición de desechos.

La aplicación de PmL en estas empresas generó que con una inversión total (de las seis empresas) de 30.000 dólares, alcanzaran un beneficio anual de 120.000 dólares.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.