text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Campeona Iberoamericana de handbol playa: Con los pies en la arena

      
Alejandra juega Handbol de piso en el Club Regatas y el año pasado integró la selección mayor que participó en el mundial llevado a cabo en Rusia. Además, se encuentra estudiando para dar la prueba de ingreso al Instituto Superior de Educación Física (ISEF) y también estudia en la Facultad de Química de la Universidad de la República la carrera Ingeniería en Alimentos.

Universia (U)-¿Cómo llegás a integrar la selección de Handboll Playa?

Alejandra Ferrari (AF)-Para este campeonato nos convocaron los técnicos Gonzalo Peluffo y Ricardo Colamonici. Ellos son lo técnicos de la selección de handbol de piso, donde yo jugué. En diciembre, con la selección, viajamos a Rusia al mundial y de ahí eligieron las jugadoras. Citaron a una preselección y luego se seleccionó a la gente que quedó. Yo juego en el Club Regatas, pero la selección, en su mayoría, está integrada por jugadoras de Huracán Buceo, una de Unión de Shangrilá y otra chica de Hebraica Macabi.

U-¿Cuáles serían las principales diferencias entre el handbol playa y el handball de piso?

AF-El handbol playa se realiza solo en verano. Durante el año no se juega También hay otras diferencias, por ejemplo, la duración de los tiempos. En cancha se juegan dos tiempos de 30 minutos, y acá se juegan dos tiempos de 10 minutos, que a la vez están separados. Además, en handbol playa, la cancha es más chica, se juegan de a tres jugadoras, más el arquero. En cancha son seis jugadoras, más el arquero. En el handbol playa hay goles que valen doble, y en cancha valen todo lo mismo. Están los goles de "fly", cuando agarrás la pelota en el aire y la tirás. Y el gol de 360 que es dar una vuelta de 360º en el aire y lanzar. Como también los penales y los goles del golero que valen doble.

U- ¿En cuál te sentís más cómoda a la hora de jugar?

AF-La experiencia de jugar en handbol playa recién la pude tener este año. He jugado pero no a este nivel. Y la verdad que es mucho más dinámico y divertido, y como deporte está mejor. La arena es impresionante, aunque te cansas más que en el piso. Además, el hecho de ser tres jugadoras, hace que puedas tocar más la pelota y por lo tanto una se vuelve más partícipe de todo. Y el ambiente hace que todo sea más lindo.

U-¿Esperaban ganar el Iberoamericano o fue una sorpresa?

AF-Nosotros obviamente que queríamos competir, pero esperábamos conseguir un segundo o tercer puesto, lo que se nos dio, que fue el campeonato, no se lo esperaba nadie. Entrábamos a la cancha a ganar, pero estábamos más que nada viviendo la experiencia y promoviendo el deporte. Habíamos entrenado, pero nunca esperamos salir campeonas. No éramos como Brasil, que venía a salir campeón.

U-¿Cómo fue el contacto con las demás selecciones?

AF-Con la que más tuvimos contacto fue con la selección de España, ellos venían a conocer, y como nosotras éramos las anfitrionas eran con la que más hablaban. Brasil nunca se relaciona con ningún equipo, vienen en la suya y son más profesionales, por lo que no vienen a hacer sociales con nadie. Y con Argentina bien, pero también hay mucha rivalidad y no hay mucha relación.

U-¿Cómo se encuentra Uruguay a nivel internacional?

AF-Generalmente en playa, Uruguay tiene un buen desempeño. Pero no nos esperábamos ganar ante ese equipo de Brasil, porque las veces que a Uruguay le fue bien, no era contra ese seleccionado. Anteriormente habíamos jugado contra otro equipo, que no era el oficial. Las que vinieron son la selección oficial, es decir, profesionales, en cambio nosotras somos jugadoras de cancha, que nos ponen a jugar handbol playa.

U-¿Cómo fue el contacto con el público?

AF-El primer día que jugamos en Atlántida había mucha gente, y eso es lo que más nos gusta. En general todas las que participamos en la selección, hemos viajado, hemos ido a campeonatos más importantes a nivel de premios, que este campeonato. Pero cuando vamos a los campeonatos nunca tenemos público, porque vamos a otros países donde nadie se entera y la repercusión es mucho menor de la que hubo en este torneo. Venir y jugar en un estadio lleno de gente, con personas hinchando por Uruguay, está bárbaro. En Punta del Este fue el lugar donde hubo menos personas, pero también era el día más feo y con más viento. No nos podemos quejar, la verdad que la gente nos alentó mucho.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.