text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Vivienda para 40 estudiantes del interior: Montevideo, tu casa

      
Si bien la educación en nuestro país es gratuita, no todos pueden acceder a ella. Hoy, la universidad es básicamente metropolitana. En Montevideo, un 40% de los jóvenes -entre 20 y 24 años- realizan estudios terciarios, en el interior esta cifra alcanza el 20%. En el marco del programa "Tocó Venir", orientado a ayudar a los estudiantes del interior, la Secretaría de Juventud convoca a jóvenes menores de veinticinco años, que provengan del interior del país y que por primera vez cursen estudios en Institutos Públicos de Enseñanza, para acceder a una vivienda en la capital. Teniendo en cuenta, además, a aquellos que, cursado los años de la carrera disponibles en su departamento, deban terminar sus estudios en Montevideo.

Según señala Nancy Fernández, encargada del Programa de Viviendas de la Secretaría de Juventud, este año se establecieron algunos cambios, respecto a ediciones anteriores. Uno de ellos es el sistema de selección. "Anteriormente, la forma de elección se realizaba a través de un sorteo. Este año se elegirán a los beneficiados teniendo en cuenta la situación económica (estudiantes con un ingreso familiar de hasta $12.000), la lejanía del lugar de estudios y la disposición a participar de forma activa en el programa. Finalmente, se decidirá qué chicos quedan a través de una entrevista", indica Fernández.

Este año, por primera vez, diez estudiantes tendrán la posibilidad de renovar la pasantía. Tendrán esta oportunidad aquellos estudiantes que, cumpliendo con los requisitos, tengan aprobado un 75 % de la escolaridad. "La idea es que los nuevos beneficiarios cuenten, cuando lleguen, con una persona que los oriente, es decir, que tengan un apoyo que provenga de sus propios compañeros", resalta Fernández.

La vivienda se encuentra ubicada en la calle Isla de Flores y Minas y tiene dos plantas, las cuales están acondicionadas para que los chicos puedan estudiar con las comodidades necesarias. El mobiliario está compuesto por calefones, cocina, cama, colchones, escritorios, computadoras, heladeras y teléfono. El programa le brinda el alojamiento. Los beneficiados deben pagar los gastos de luz, agua, gas, teléfono y los productos de limpieza (que aprox. suma $ 300 mensuales). Independientemente de la compra de materiales de estudio, comida, boletos etc., que en la mayoría de los casos son suministrados por la propia familia.

Lo interesante del proyecto es que se retroalimenta. Aquellos que tienen la suerte de salir beneficiados, deben realizar distintas actividades comunitarias en diversos programas de la Secretaría de Juventud, a manera de retribución. "Nosotros queremos que los chicos estudien, por lo que no le pedimos que trabajen, pero sí que cumplan una función de apoyo con los demás programas, como forma de complementarnos", subraya Fernández.

Hoy en día, son pocos los jóvenes que cuentan con el privilegio de acceder a un estudio terciario. Al terminar Bachillerato, los estudiantes del interior deben elegir la carrera y además prever la factibilidad de realizarla. Hasta que la tan anunciada descentralización se produzca, a los estudiantes del interior les tocará venir.

Las inscripciones se realizan desde el 23 de enero hasta el 10 de febrero inclusive, en la Secretaría de Juventud de cada departamento y en la Secretaría de Juventud de la IMM.


Por más información

Secretaría de Juventud
Soriano 1402, esq. Santiago de Chile
Tel.: (02)19501969 | Fax: 19501927
Correo: comjuv@adinet.com.uy

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.