text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Predicciones climáticas que atormentan: La ficha está jugada

      
Por "calentamiento global" se entiende un aumento de la temperatura media de la atmósfera terrestre y de los océanos. Los científicos suponen que la temperatura del planeta se ha elevado desde finales del siglo XIX debido a las emisiones de dióxido de carbono que incrementaron el efecto invernadero.

La consecuencia de ese recalentamiento es un cambio climático global con manifestaciones regionales y locales. Estudios recientes afirman que la temperatura media en el planeta se ha incrementado en 1º C, y que hemos liberado el suficiente dióxido de carbono como para tener asegurados dos o tres grados más de incremento. Según pronósticos realizados por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) estamos en camino de aumentar de 3º C a 10º C más la temperatura media del planeta. Nuestros antepasados jamás vivieron en condiciones atmosféricas semejantes.

El incremento de la temperatura media de los continentes y los océanos, lejos de ser el único efecto del calentamiento global, va acompañado de cambios en otra serie de variables, como los patrones de lluvias, el incremento de la velocidad de los vientos, el derretimiento de los casquetes polares y el aumento del nivel de los océanos. Los efectos en cadena que pueden causar estos cambios, muchas veces son impredecibles, pero muchas veces son perfectamente previsibles. Los huracanes Katrina y Rita, a manera de ejemplo, tomaron ambos su fuerza devastadora a partir del calentamiento de la superficie de las aguas del Golfo de México. Estamos cambiando de golpe sistemas físicos que necesitaron miles de años para lograr su estabilidad.

Repercusiones en Uruguay


El paisaje de una costa inundada, salpicada de animales muertos ya no es una imagen que pueda venir únicamente de una película de ficción. El calentamiento global que se está viviendo logrará, probablemente, consecuencias de esta índole.

En aproximadamente 50 años esto podría ocurrir en los alrededores de la desembocadura del Santa Lucía, en el Río de la Plata. Esta fue una de las conclusiones arribadas en el seminario "Cambio climático y Protocolo de Kyoto: situación y acciones futuras del Uruguay", organizado en 2005 por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Según declaraciones que hizo, en esa instancia, el climatólogo Mario Bidegain a IPS, los científicos prevén una elevación de temperaturas de 1,5 grados para 2050, sobre todo en el norte del país, mientras las lluvias aumentarán entre 1 y 10 por ciento.

En los últimos años ha habido un incremento de temperaturas, lo cual se ha observado básicamente en Montevideo. Y en el futuro continuarían estas tendencias de incremento tanto de las precipitaciones como de las temperaturas.

"El primer efecto que uno puede pronosticar (en Uruguay) es el alza del nivel del mar en todas las zonas costeras, inundaciones en zonas de bañados y lagunas costeras. En el interior, el aumento de temperaturas va a provocar cambios en los ecosistemas, como en las praderas y en los cultivos", señaló Bidegain.

El oceanógrafo Gustavo Nagy, también integrante del equipo investigador, señaló que la elevación promedio del nivel del mar en las costas de Uruguay fue de cuatro milímetros por año entre 1987 y 2003, cuando la media mundial en todo el siglo XX fue de dos milímetros anuales.

La costa oeste uruguaya mostró un nivel de moderado y alto riesgo. La desembocadura del Santa Lucía tiene una vulnerabilidad alta. "El escenario de que el Santa Lucía esté inundado y las vacas estén flotando, más que posible, es ya probable", afirmó Nagy.

Según informó a Universia Madeleine Renom, profesora del Departamento de Meteorología de la Facultad de Ciencias, en 1975 se detectó en la región un salto climático (Climatic Jump), cuya implicancia en Uruguay fue de un aumento de precipitaciones a nivel de todo el país que persistió por las décadas siguientes.

¿Qué nos depara el futuro?

Las fichas ya están jugadas y es imposible detener este fenómeno atmosférico. Toda la emisión de gases ya está en la atmósfera, por lo que este proceso no se puede detener. Se puede tratar de minimizar sus efectos, pero el cambio se va a dar.

Los cambios climáticos provocarán una variación de comportamiento por parte de la sociedad y la economía a nivel global. Lo cual podría resultar en la generación de nuevos modelos socioeconómicos que se adapten a ello. Según Madeleine Renom "Podés preparar a la sociedad y a la comunidad mediante decisiones políticas que se hagan sobre un estudio detallado del tema, para evitar costos humanos y económicos. Un cambio de este tipo es progresivo, no se da de un día para otro. Pero va a suceder."




Convención sobre el Cambio Climático: El protocolo de Kyoto
Creada en el año 1992 y contando actualmente con 185 países miembro, la Convención sobre el Cambio Climático busca estabilizar las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero a niveles seguros. Compromete a todos los países miembro a limitar sus emisiones y desarrollar estrategias de adaptación al cambio climático.
En 1997 la Convención sobre el Cambio Climático acordó por consenso que los países desarrollados deberían reducir sus emisiones colectivas de gases contaminantes en el período 2008-2012 en al menos un 5%, tomando como base los niveles de emisión detectados en 1990. Sin embargo el protocolo aún no ha recibido el número de ratificaciones necesarias para entrar en vigor.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.