text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

UdelaR: Escuela de Bibliotecología reconocida por su tarea en apoyo a la lectura

      
<p align=justify>La campaña Leer es crecer fue una iniciativa de la Cámara Uruguaya del Libro, quien anualmente realiza campañas similares, con el objetivo de promover la donación de libros por parte de la población. Este año resolvieron, entre otras instituciones, invitar a la Escuela de Bibliotecología y Ciencias Afines. El trabajo que desempeñó la Escuela implicó hacer una selección del material donado en base a criterios bibliotecológicos y de calidad. <br/><br/> Para realizar la tarea la EUBCA conformó un grupo de trabajo integrado por docentes, estudiantes y egresados de la carrera de Bibliotecología, coordinados por la Prof. Cristina Pérez, quienes trabajaron en forma honoraria. En el caso de los estudiantes de bibliotecología se les reconoció el trabajo como horas de práctica, obligatorios en la carrera. <br/><br/> La campaña se lanzó el 26 de mayo, Día del Libro, y se mantuvo un mes. Las donaciones fueron recogidas en los locales de la Asociación Cristiana de Jóvenes, en los shoppings de Montevideo, Tres Cruces y Portones, radio El Espectador, Canal 12, Centros Comunales Zonales, entre otros. Por otro lado, se recibieron más de 220 pedidos -beneficiarios de las donaciones- en su mayoría provenientes de bibliotecas de carácter popular y comunitario: bibliotecas barriales, clubes sociales, espacios culturales, a nivel de todo el país, generalmente de zonas carenciadas. <br/><br/> Se donaron alrededor de 50.000 libros. Todo el material fue ubicado en un local del ex-Jockey Club, en donde el grupo de voluntarios trabajó. A mediados del mes de julio se comenzó con el proceso de selección, en el cual se trató de nuclear los diferentes pedidos realizados por parte de la sociedad, armando perfiles de intereses y tratando de responder a éstos. Según cuenta Gladys Ceretta, directora del EUBCA, <em> se trabajo en condiciones difíciles, ya que el edificio no cuenta con habilitación, no tiene luz, no tiene agua, no tiene absolutamente nada.</em><br/><br/> A mediados de noviembre se conformaron cajas con los libros solicitados, en relación a los intereses manifestados en la demanda, que se enviaron a los distintos beneficiarios. Se entregaron más de 28.000 libros y 22.000 libros fueron descartados o enviados a otros lugares, ya que no cumplían con el perfil de los pedidos. <em>Nosotros desde la Escuela de Bibliotecología sostenemos que la donación de libros debe estar organizada y deben tener un objetivo concreto, porque la idea no es que uno done para deshacerse de lo que no le sirve, tú tenés que recibir libros que puedan ser utilizables. En la campaña se descartaron muchos libros, mucha gente donó libros que no quería tener en la casa y los llevó, pero en realidad estaban para tirar. Igual en un porcentaje bastante elevado se logró cumplir con las expectativas de las demandas,</em> afirma Ceretta. <br/><br/> La directora de la Escuela de Bibliotecología resalta y valora la iniciativa del proyecto, aunque ve la necesidad de aunar esfuerzos, y que este tipo de iniciativas se sumen a otras que existen y que tienen los mismos objetivos, <em>este año se lanzó el Plan Nacional de Lectura, llevado adelante por la Dirección de Educación del Ministerio de Educación y Cultura. Nuestra idea es trabajar para que la iniciativa de Leer es crecer se inserte dentro de este plan, aunando esfuerzos. Como Escuela tratamos de trabajar en todas aquellas áreas en las cuales creemos que, no solo son un espacio para los profesionales que se forman en nuestra institución, sino también, un espacio en el que compartir con otros profesionales todo lo que sea en beneficio de la sociedad.</em><br/><br/></p>

La campaña "Leer es crecer" fue una iniciativa de la Cámara Uruguaya del Libro, quien anualmente realiza campañas similares, con el objetivo de promover la donación de libros por parte de la población. Este año resolvieron, entre otras instituciones, invitar a la Escuela de Bibliotecología y Ciencias Afines. El trabajo que desempeñó la Escuela implicó hacer una selección del material donado en base a criterios bibliotecológicos y de calidad.

Para realizar la tarea la EUBCA conformó un grupo de trabajo integrado por docentes, estudiantes y egresados de la carrera de Bibliotecología, coordinados por la Prof. Cristina Pérez, quienes trabajaron en forma honoraria. En el caso de los estudiantes de bibliotecología se les reconoció el trabajo como horas de práctica, obligatorios en la carrera.

La campaña se lanzó el 26 de mayo, Día del Libro, y se mantuvo un mes. Las donaciones fueron recogidas en los locales de la Asociación Cristiana de Jóvenes, en los shoppings de Montevideo, Tres Cruces y Portones, radio "El Espectador", Canal 12, Centros Comunales Zonales, entre otros. Por otro lado, se recibieron más de 220 pedidos -beneficiarios de las donaciones- en su mayoría provenientes de bibliotecas de carácter popular y comunitario: bibliotecas barriales, clubes sociales, espacios culturales, a nivel de todo el país, generalmente de zonas carenciadas.

Se donaron alrededor de 50.000 libros. Todo el material fue ubicado en un local del ex-Jockey Club, en donde el grupo de voluntarios trabajó. A mediados del mes de julio se comenzó con el proceso de selección, en el cual se trató de nuclear los diferentes pedidos realizados por parte de la sociedad, armando perfiles de intereses y tratando de responder a éstos. Según cuenta Gladys Ceretta, directora del EUBCA, "se trabajo en condiciones difíciles, ya que el edificio no cuenta con habilitación, no tiene luz, no tiene agua, no tiene absolutamente nada".

A mediados de noviembre se conformaron cajas con los libros solicitados, en relación a los intereses manifestados en la demanda, que se enviaron a los distintos beneficiarios. Se entregaron más de 28.000 libros y 22.000 libros fueron descartados o enviados a otros lugares, ya que no cumplían con el perfil de los pedidos. "Nosotros desde la Escuela de Bibliotecología sostenemos que la donación de libros debe estar organizada y deben tener un objetivo concreto, porque la idea no es que uno done para deshacerse de lo que no le sirve, tú tenés que recibir libros que puedan ser utilizables. En la campaña se descartaron muchos libros, mucha gente donó libros que no quería tener en la casa y los llevó, pero en realidad estaban para tirar. Igual en un porcentaje bastante elevado se logró cumplir con las expectativas de las demandas", afirma Ceretta.

La directora de la Escuela de Bibliotecología resalta y valora la iniciativa del proyecto, aunque ve la necesidad de aunar esfuerzos, y que este tipo de iniciativas se sumen a otras que existen y que tienen los mismos objetivos, "este año se lanzó el Plan Nacional de Lectura, llevado adelante por la Dirección de Educación del Ministerio de Educación y Cultura. Nuestra idea es trabajar para que la iniciativa de "Leer es crecer" se inserte dentro de este plan, aunando esfuerzos. Como Escuela tratamos de trabajar en todas aquellas áreas en las cuales creemos que, no solo son un espacio para los profesionales que se forman en nuestra institución, sino también, un espacio en el que compartir con otros profesionales todo lo que sea en beneficio de la sociedad".

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.