text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Manual del perfecto twiteador

      
El Twitter, como toda red social, tiene sus lógicas propias. Por lo tanto, para ser un buen twiteador, uno debe adaptarse a esas reglas. A continuación, te presentapos 10 tips para que te manejes como pez en el agua en esta red que día a día suma nuevos adeptos en el mundo, y que rápidamente se está instalando en nuestro país.

1. Ser responsable por todo lo que twiteás. Es mejor pensar bien antes de twitear. Twitter tiene la gracia de llamar a la espontaneidad. Por eso a veces publicamos todo lo que nos pasa por la cabeza en ese segundo, pero hay que tener cuidado con la impulsividad. Por ejemplo, si tu Twitter está enlazado a tu cuenta en LinkedIn, no podés dejar algunos contenidos fuera de tono que van a quedar expuestos al comienzo del timeline.

2. No preocuparte en seguir a los que te siguen. Uno sigue a quien le parece interesante y punto. No hay ningún compromiso adquirido. Y si nuestro timeline ya no es de interés para los demás porque hemos dejado de tener actividad, entonces nos dejarán de seguir. No hay drama ni resentimiento.

3. No abusar de la conversación con otro usuario. Twitter es una red de información, no un chat. Esta bien conversar, pero no hay que abusar. Para eso existen los mensajes directos (DM). Si nuestro timeline está plagado de conversaciones, el visitante no va a entender el contexto cuando aterrice en nuestro perfil y nos va a abandonar.

4. No aburrir a la gente diciendo lo que hacés a cada minuto. A menos que seas una verdadera celebridad que necesite alimentar el morbo de sus fans, los huevos revueltos que tomaste de desayuno no es información relevante para nadie.

5. Pensar que lo que realmente importa es el contenido. No por mucho twitear soy un usuario de mayor valor. Y tampoco por tener muchos followers. Tener contenido divertido y de utilidad es lo mejor para ganar relevancia. Puede ser muy adictivo estar pegado al Twitter y querer siempre decir algo, pero no es necesario hacerlo en exceso para tener la influencia deseada.

6. No se debe twitear los que se recibe por DM. ¿Publicarías las conversaciones que mantuviste con otro por correo electrónico? Las conversaciones por DM (mensajes directos) son privadas y punto.

7. Cada uno hace lo que le nace, o lo que puede. Los follow Fridays, las listas, las menciones, los retweets son necesarios, pero voluntarios. Es verdad que hay que ser recíproco, pero tampoco es obligatorio.

8. No crear pánico o desinformar. Hay que evitar hacer RT (retweets) a lo que todos hacen RT. Un buen comunicador debe tener la responsabilidad de no hacer RT sólo porque sí. Aunque todos retransmitan algo trascendente, se debe corroborar la veracidad de la información, buscar la fuente, cruzar la información.

9. No olvidarse de dar el crédito correspondiente al RT. Citar la fuente es elemental. Aunque sean 140 caracteres si no cito lo que retransmito estaría adjudicándome la autoría de algo que no es mío, incurriendo en plagio.

10. No dejar de buscar constantemente a quién seguir. Además de publicar cosas interesantes, también es importante buscar usuarios interesantes que alimenten tu timeline. Los followers llegan porque les interesan tus Tweets y lo que compartís de quienes seguís.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.