text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

De la Murga Joven al carnaval: Resucitan los lácteos, ya llegó el carnaval

      
Son las once y media de la mañana y detrás de la línea se escucha una voz ronca y desprevenida que responde. Solo a una distraída periodista se le ocurre llamar a un murguista, para coordinar una entrevista, a esa hora de la madruga, y después de una presentación en el Teatro de Verano. La victima es Daniel Zieleniec (29) -alias el Toto- letrista e integrante de la cuerda de bajos de la murga Queso Magro, quien pese al desafortunado suceso de esa mañana se presta a hablar con Universia sobre su murga, el carnaval y un concurso que, por sus características populares, se torna a veces demasiado competitivo.

Universia (U)- ¿Qué significa ser una murga joven?

Daniel Zieleniec (DZ)- La categoría murga joven viene de haber participado en el Encuentro de Murga Joven de la Intendencia de Montevideo, si no hubiese sido por el Encuentro esta murga no existiría, ni tampoco muchas otras que surgieron también ahí.

U- Sin embargo, en el carnaval cuando se habla de Murga Joven se lo utiliza más como un adjetivo, que por el lugar de donde surge…

DZ- -Sí, pero no es tan real eso. Porque los lenguajes que se utilizan en la murga joven son muy diferentes entre ellos. Dentro de Murga Joven hay murgas super tradicionales y murgas super arriesgadas. Sé que se encasilla a la Murga Joven, es decir, cuando se habla de ella se la imagina de determinada manera y en realidad eso no es tan así. Quizás la explicación sea –aunque es relativo- que las que tuvieron más éxito en el concurso oficial son las que no son tan tradicionales.

U- Hablás del encasillamiento ¿A ustedes les molesta que se los conozca o se los nombre como murgas jóvenes, en vez de tratarlos como una murga más?

DZ- No nos complica la existencia. Decir que venimos de Murga Joven es un honor para nosotros. Lo que sí veo es que –como decías tú- se utiliza más como adjetivo, pero no termina de ser real, es más una imagen creada que la realidad.

U- ¿Qué le aportó a la murga haber participado en el Encuentro de Murga Joven?

DZ- Todo, todo lo que es. Nos dio la posibilidad, a nosotros como murga, de tener un lugar desde donde decir las cosas que nosotros queríamos y de organizarnos. Además, en febrero siempre hubo la posibilidad de hacer los tablados móviles a aquellas murgas que pasaban a la segunda rueda. Nosotros siempre lo hicimos, desde el primer año hasta el último, y eso le dio a la murga un fogueo en cuanto a tablados muy importante. Este es el segundo año que la murga está en el carnaval, pero desde 1999 viene haciendo tablados todos los febreros.

U-¿Alguna vez se arrepintieron de haber entrado al Concurso oficial?

DZ- No, no. Porque también se cumplió un proceso. Primero, nos iban a echar por edad, algunos estamos casi al borde. Además, estuvimos desde 1999 hasta el 2005 inclusive, y el proceso llegó a su fin. Pensamos que estaría bueno hacer carnaval. Además, carnaval te da la posibilidad de que el espectáculo llegue a más gente, y nos copamos con eso. En el 2003 tuvimos la posibilidad de acceder en forma gratuita, porque los ganadores del Concurso de Murgas Jóvenes podían entrar al concurso sin anotarse en DAECPU, que es un gasto muy importante. Vimos la oportunidad, lo hablamos con la murga, y dijimos que no porque no nos sentíamos preparados para eso. Y estuvimos dos años más participando en el Encuentro. Pero eso no quiere decir que nos cambiamos de bando, ni mucho menos, nosotros –siempre decimos- somos los mismos y nos sentimos de la misma manera, nos tomamos el carnaval con la misma responsabilidad. Más te digo, los nervios que pasamos son los mismos.

U- Estar en el concurso oficial ¿cambió el enfoque a la hora de armar el espectáculo?

DZ- La responsabilidad de cómo trabajar no cambió. Desde el primer año trabajamos de forma responsable, con nuestras carencias, pero fuimos aprendiendo un montón de cosas y seguimos en ese proceso. Lo que va cambiando es en el aprendizaje que vamos haciendo, va tomando forma el lenguaje, cómo decir las cosas, aprendemos más sobre la puesta en escena, cantamos un poco mejor. Año a año se va ganando en este tipo de cosas.

U-¿Cómo se elige en Queso Magro los temas que se van a tratar dentro del espectáculo?

DZ- Generalmente se tiran ideas con toda la murga, se hace como una lluvia de ideas, y luego la Comisión de Textos, que somos cuatro: Diego Waisrub, Nicolás Hugo, Tabaré Aguiar y yo, las "bajamos" y empezamos a escribir sobre eso, y siempre salen cosas diferentes. No nos ponemos a pensar de qué vamos a hablar, más bien tiramos ideas que puedan ser interesantes y divertidas para nosotros; sobre eso trabajamos. También lo que pasa es que sin hablar nos entendemos, ciertos códigos por dónde va el espectáculo.

U- ¿Qué diferencia a Queso Magro de las demás murgas?

DZ- No sé, porque con cada murga será distinto. Te puedo decir que no caemos en lugares comunes como sí hacen otras murgas, pero sí nos comparamos con la Mojigata, nosotros somos mucho más tradicionales. Depende con qué murga te compares. Pero lo que sí me parece distinto, con la generalidad de las murgas, es el lenguaje y la estética utilizada para decir las cosas, la forma y el contenido de lo que se dice. Por ejemplo las críticas no son críticas políticas puntuales, no es contra el Ministro de Economía o contra alguien en particular. Podríamos decir que son menos "abanderadas" las críticas y de repente más generales y por lo tanto tiene más trasfondo.

U- Queso Magro se caracteriza por ser una murga que apela al humor durante todo el espectáculo, incluso en la presentación y la retirada, cuando las murgas más tradicionales tienden a dejar esa parte para el cuplé…

DZ- Sí, generalmente buscamos el humor con algún trasfondo y en especial en la presentación y en la retirada, además de que no nos salen retiradas más tradicionales, porque no nos gusta para hacerlo nosotros. Si bien disfrutamos de otras murgas que hacen retiradas y presentaciones más tradicionales, nos gusta verlas, pero nosotros no nos creemos haciendo ese tipo de cosas. Sí, buscamos que vayan por otro lado.

U-¿Qué es lo positivo y lo negativo de participar en el Concurso oficial?

DZ- Positivo es que dentro de la competencia los conjuntos tratan de superarse y eso creo que está bueno porque levanta el nivel de los espectáculos artísticamente. Lo negativo, en realidad, es que a veces se le da extrema importancia al concurso, y muchos conjuntos no llevan, por ejemplo, toda la utilería a los tablados, además de que parece que no se puede disfrutar de otro espectáculo, porque estás esperando que le vaya mal, para así vos ser mejor que el otro. Lo bueno –para mí- sería encontrar el equilibrio.

U- El año pasado en el ambiente carnavalero se hablaba de que la Mojigata no pasaba a la liguilla por su estilo y que Agarrate Catalina sí pasaba por ser una murga un poco "más tradicional", si uno lo ve a grandes rasgos Queso Magro es más parecida a la Mojigata, ¿porqué creés que ustedes sí pasaron a la liguilla?

DZ- No sé, habría que preguntarle al jurado eso…es muy raro siempre el jurado. El año pasado la Mojigata estuvo nominada a mejores textos y no pasó a la liguilla, y uno se puede preguntar ¿cómo una murga que está entre los tres mejores textos no va a pasar? Ahí la verdad que no sé que contestar…

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.