text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Michael Massoud: Recorre América Latina de mochilero para conocer países y culturas

      
Universia (U)-¿Por qué estás acá en Uruguay?

Michael Massoud (MM)-Estoy viajando por toda América Latina. Decidí viajar para conocer otras partes del mundo, me parece importante para abrir la mente. Soy mochilero para conocer y aprender cómo son otras personas.

U-¿Qué te llevó a viajar y a elegir a América Latina como destino?

MM-En realidad en el liceo y un poco en la Universidad yo estudié castellano, y la cultura latina siempre me llamó mucho la atención y quería conocer otros países del mundo, ver cómo vive la gente, cómo funcionan otros gobiernos.

U-¿Se estudia en los liceos las culturas latinoamericanas?

MM-Sí un poquito, por ejemplo en Estudios Ambientales estudiamos el ambiente y la gente. Y en mi caso lo que más estudié fue sobre la cultura latinoamericana.

U-¿Qué fue lo que más te impresionó de lo que has conocido hasta al momento de esta cultura?

MM-La cultura latina es muy amable, muy abierta y muy picante. Siempre que me fui haciendo dedo, conocí mucha gente pobre y ellos me invitaron a las casas y me regalaban cualquier cosa, y no tenían nada. Eso no pasa en donde yo vivo.

U-¿Venías con algún preconcepto sobre los latinos?

MM-Creía que no venía con prejuicios, pero quizás sí. La cultura norteamericana es muy distinta a la de acá. Quería llegar sin preconceptos, ni expectativas y aprender desde cero.

U-¿En tu familia hay algún ascendente latino?

MM-No, pero mi mamá es china y ella creció allá y mi papá es segunda generación:mitad sirio y mitad ruso-judío.

U-¿Qué es lo que más te ha gustado de Uruguay?

MM-Si venís a Uruguay seguro tenés que ir a las playas, eso es lo primero. Y la gente de acá es distinta, son más amables, creo que ustedes son más tranquilos y amables que los argentinos y chilenos. Además, en Uruguay hay mucho campo y es muy lindo.

U-¿Qué hacías antes de empezar a viajar?

MM- Yo estudié la carrera Estudio Ambiental en la Universidad de Santa Bárbara, California y tengo el título de Biólogo de Campo. Antes de venir para acá estaba trabajando para recuperar una población de ranas que está en peligro de extinción. Trabajamos en la montaña y las ranas viven a una altura muy alta y en el invierno no podemos trabajar, por lo que me decidí a viajar.

U-¿Cómo te pagaste el viaje?

MM-Ahorré trabajando. Además donde yo vivo el alquiler es muy caro y antes de venir vivía con cinco amigos y la casa tenía tres cuartos. Cuatro personas vivían adentro y yo y un amigo vivíamos afuera en una carpa, eso me sirvió para ahorrar, además me gustaba dormir afuera.

U-Saliste el 23 de noviembre de Estados Unidos, por lo que pasaste las fiestas en América Latina, ¿en dónde fue?

MM-Fue en la carretera austral, que queda en Chile, un lugar muy alejado, con muchas montañas y muy lindas. En ese momento estaba con una sueca y un francés. Estábamos intentando llegar a la ciudad más austral, Villa O’ Higgins, estuvimos esperando un coche y justo era la Navidad, comimos toda la comida pero teníamos hambre. Fuimos caminando para encontrar una casa y encontramos a un hombre y le dijimos, "¡hola! ¿tiene un poquito de pan o algo?" Y el nos dijo que tenía una cabaña en donde nos podíamos quedar, y que su señora llegaba ese día y que estaban solos. Entonces pasamos la navidad con Nelson y Leti, la verdad que eran muy buena gente.

U-¿Qué recomendaciones le darías a quien va a viajar?

MM-No llevar expectativas y cuando alguien te da algo hay que devolver. No ser tímido, con quien tenés la oportunidad de hablar, hablar. Además leer las noticias, los periódicos de los países en donde te estás quedando.

U-¿Por qué leer las noticias?

MM-Para conocer un poco más la sociedad y lo que está pasando y viviendo diariamente la gente.

U-¿De Uruguay qué has leído?

MM-Ahora, he leído mucho sobre el conflicto entre Uruguay y Argentina por las plantas de celulosas.

U-¿Y en la mochila qué cosas son imprescindibles tener?

MM-Primero papel higiénico, agua -al menos para mí- chocolate y si estás haciendo dedo y no sabés a dónde vas a llegar, es necesario tener comida y un chaleco para la lluvia o paraguas.

U-Contame alguna anécdota del viaje

MM-En realidad he tenido suerte, no me ha pasado nada malo. Pero la mejor experiencia que he tenido es cuando estaba con la sueca y el chico francés y el 31 de diciembre estábamos viajando en Ushuaia, porque queríamos llegar y pasar año nuevo allá. En el bus de Río Gallegos a Ushuaia conocimos gente de todo el mundo, había italianos, turcos, alemanes, suizos, japoneses y peruanos. Paramos para descansar y compramos bebida y estuvimos en el bus, cantando canciones de todo los países y hablando de cómo se festeja año nuevo en otros países. Cuando bajamos del bus, quedamos nueve, y empezamos a pensar en dónde quedarnos, vimos que estaba todo lleno. Al lado de un hospedaje había una casa y un hombre haciendo un asado. Le preguntamos dónde podíamos dejar solo la mochila, porque estábamos pensando en pasar la noche al aire libre. Él estaba con sus amigos y nos invito a pasar con ellos. Fuimos a la casa los nueve y pasamos cantando, tomando y hablando de nuestros países. Y ahora somos amigos, incluso nos quedamos más días.

U-¿Por qué creés que has tenido tanta suerte, con respecto al trato con la gente?

MM-Hablando una vez con el chico francés, sobre la suerte que habíamos tenido, él me dijo que él pensaba que si eres abierto y tú quieres conocer a la gente y vienes con buenas intenciones la gente va a responder de la misma forma.

U-Si te dieran la posibilidad volver a viajar dentro de un año, ¿a dónde irías?

MM-Quisiera conocer toda América Latina, me encanta la cultura también de Centroamérica y quiero conocer la cultura de la montaña de Asia, Mongolia, el Tibet. Pero principalmente me gustaría viajar y visitar a la gente que he conocido en este viaje.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.