text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cámara en mano, Marcelo Casacuberta redescubre la fauna autóctona

      
Marcelo Casacuberta estudió un año en la facultad de Ciencias. Luego dejó esta carrera y optó por Comunicación. En 2005 dio clases de fotografía en la Universidad de Montevideo. Y, principalmente, se ha desempeñado como fotógrafo del diario El Observador, de donde hoy es subeditor de fotografía. "Durante mucho tiempo estuve trabajando en fotografía y video, y por mi lado seguía vinculándome y observando la fauna. Pero nunca los había unido. Entonces me planteé juntar estas dos vocaciones. Empecé a armar un libro con fotos de fauna (que va a salir en marzo) y después empecé con el video", afirma Marcelo.

Universia (U)- ¿De qué se trata ese video?

Marcelo Casacuberta (M.C.)- Es un documental que tiene como hilo conductor la travesía de dos personas que cruzan el Uruguay de Artigas hasta Rocha en canoa. Observan la flora y la fauna de los distintos lugares del recorrido: el bañado, el monte, la pradera y los animales que ahí viven. Muestra exclusivamente especies autóctonas, originales y naturales de Uruguay.
La idea es hacer un documental que no solo llegue a los "nerds" como yo que miran Animal Planet a las 3 de la mañana o ven un documental sobre el cangrejo de patas verdes de la India a las 12 de la noche; sino que llegue al público en general.

U- ¿Te asesorás para la realización del video?

M.C.- Yo sé de fauna porque estudié un año de biología en Facultad de Ciencias y después seguí vinculado al tema. Aún hoy escribo para una revista de peces y de anfibios de Estados Unidos.
De todos modos, me asesoro. Por ejemplo, el guión que realizo pasa por la supervisión técnica de un zoólogo, para que no haya ni un solo error. Además, pregunto a personas especializadas, por ejemplo, sé que tal persona está trabajando con tucu-tucus; entonces le pregunto dónde puedo filmar, en qué zonas hace cuevas y a qué hora puedo encontrar tucu-tucus.
Se filma a campo, en la naturaleza y esto se complementa con filmación semi-natural, es decir, en una pecera o en un terrario, para imitar su hábitat natural (esto es común, es algo que hace, por ejemplo, National Geographics). Entonces, a veces le tengo que preguntar a algún conocido si me presta un casal de tarántulas, o pido que me presten algún animal en el (Instituto de Investigaciones Biológicas) Clemente Estable y lo llevo para observar en mi casa. Ahora tengo que ir a buscar una víbora de Coral.

U- ¿Te camuflás cuando filmás a campo?

M.C.- Sí. Tengo pantalón, camisa y gorro verde y un pilot de las Fuerzas Armadas. A pesar de que hay animales que usan más la vista que el olfato, los bichos se dan cuenta igual de la presencia del hombre. Después de un rato de que estás ahí, los animales se dan cuenta que vos no los vas a agredir, que no sos una amenaza, porque ellos son muy intuitivos con las intenciones de quien se acerca.

U- ¿Vos te comunicás con los animales?

M.C.- No sé si es comunicación, pero sé leer las señales animales: darme cuenta si está asustado, qué le pone nervioso, qué le molesta de mi actitud si la cercanía o el sonido, entonces me voy corrigiendo hasta lograr el acercamiento máximo. Y a la vez sé que tal especie es más tímida que otra, y voy leyendo las señales que dan.

U- ¿Qué hecho interesante recordás de alguna de tus filmaciones?

M.C.- Ver un par de avestruces en cortejo. En esta especie el macho avestruz incuba los huevos, entonces la hembra se acercaba a poner otro huevo en el nido (en donde estaba el macho incubando). Y había un ritual previo que incluía como pequeños besos, jugueteos con los piquitos, juegos previo a que la hembra pusiera el huevo. Eso fue bastante interesante y no lo conocía. El campo de la filmación de flora y fauna autóctona ha sido poco explorado, hay pocas producciones.

U- ¿Por qué?

M.C.- Es un campo desatendido. En Uruguay cuando uno habla de un documental, hay una tendencia a pensar en documentales sobre algo vinculado a lo social. Creo que hay una falta de apreciación del valor cultural de la fauna y del medio ambiente, del paisaje y de los lugares naturales del Uruguay; hay una idea de que esto corresponde más a la zoología o a la biología y no que esto es parte de nuestro patrimonio cultural. Hay un riquísimo folklore en Uruguay vinculado a la fauna, desde Horacio Quiroga o los cuentos de Morosoli de Don Juan, el zorro que involucran a la fauna; así como leyendas animales populares. Y eso no se ve, y se piensa que la fauna es una cosa que solo interesa a los zoólogos. Creo que esto explica por qué hay poco material.
Cuando yo le muestro a la gente parte del material que tengo se sorprenden y les atrae mucho. Así que creo que al público televisivo promedio le interesaría (siempre que esté bien presentado).

Además, no es lo mismo filmar un comercial o un aviso en el cual los actores colaboran con uno y van a estar listos en algún lugar, que trabajar con animales. Me ha llamado gente para avisarme que a las 7.00 a.m. sale una familia de lobitos en tal laguna. Me levanto a las 5.00 a.m., camino 1 km entre pajonales húmedos, estoy hasta las 2.00 p.m. y el lobito no aparece en todo el día…
Hace 2 días, por ejemplo, había visto un nido de golondrina precioso. Cuando fui a filmarlo, no había nada en el árbol en el que estaba y a 10 centímetros había un gato: llegué tarde.
Por eso no es lo mismo filmar a actores que a fauna.
De todos modos, cuando estoy en el medio de un bañado, con los pies mojados por el barro, cinco horas esperando que aparezca una garza y al final aparece y la filmo, para mí ese es tiempo de disfrute, inclusive mayor que cuando veo una foto mía publicada en primera plana del diario.

U- ¿Cuáles son tus planes a futuro, respecto al documental?

M.C.- Seguramente esté pronto para mayo de este año. La idea mía es que se mire en televisión abierta. Además, podría tener un uso educativo: se podría mandar como material audiovisual a primaria o secundaria.
Tengo idea de venderlo afuera a Animal Planet o Discovery Channel o algo así. Esto sería por lo económico. Pero el fin principal de esto no es lo económico (aunque uno cuando dice estas cosas no le creen). Yo tengo más de 40 horas de material filmado, yendo a distintos lugares, lejos de mi casa, durmiendo en carpa; si yo tengo que poner un precio a eso… es invalorable. Más que nada es un tema de cumplimiento vocacional, de darle cauce a un instinto vocacional que yo he tenido toda la vida y que estaba desconectado de lo que es la otra mitad de mi vocación que es la de foto y video. Entonces ahora decidí unirlas y si hago algo bueno, que a mí me guste, queda bien, es un producto de nivel de divulgación televisiva y a la vez se puede utilizar como material educativo, estoy contento aunque en el balance final no gane, o pierda un poquito.



PARA VER ALGUNA DE LAS FOTOS DE MARCELO CASACUBERTA HAGA CLICK AQUÍ



STOP-REW-PLAY

U- ¿Tenés mascotas?

M.C.- Tengo 15 peces y dos parejas de "ranas monito" que me mandaron de Treinta y Tres. Son las ranas arborícolas: la hembra hace el nido uniendo hojas, arriba de los árboles a un metro o dos de altura, sobre algún charco. Cuando los renacuajos nacen caen al charco. Esta especia de rana puede estar 10 meses sin tocar el agua. Baja al agua solo para reproducirse. Es una rana preciosa: verde brillante con los costados anaranjados.
Reconozco a cada mascota, pero no les pongo nombre. No tengo con ellas una relación de mascota: los peces vienen a pedirte comida, pero no vienen a saludarte.




  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.