text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista a asistente personal de Gong Li: Entretelones del rodaje de Vicio en Miami en Uruguay

      
Durante las dos primeras semanas de diciembre Uruguay formó parte del circuito hollywoodense. Más de 150 extranjeros, entre técnicos, sonidistas, productores, asistentes, camarógrafos, actores y directores, aterrizaron en nuestro país para filmar las últimas escenas de la película Miami Vice, film protagonizado por el afamado irlandés Colin Farell y Shong Li. El equipo nacional de producción contó con un grupo importante de jóvenes quienes, en los meses previos y durante el rodaje, trabajaron en extensas jornadas. Federica LLovet (27), estudiante de la UdelaR, a punto de recibirse de arquitecta, fue una de las privilegiadas.

¿Cómo se dio tu vínculo con los realizadores de la película?

A mí me contrató la productora Metrópolis que a su vez fue contratada por la productora de Miami Vice. El único requisito era saber hablar fluidamente inglés, ya que todo el equipo era norteamericano. Empecé siendo asistente de producción, lo primero que me encargaron fue decorar los "motorhomes"(casas rodantes), donde se iban a alojar, durante las jornadas de filmación, el Director Michael Mann, el actor principal Colin Farrell y la protagonista Gong Li.

¿Qué debían tener cada uno de los "motorhomes" en su interior?

La productora Metrópolis alquiló las casas rodantes, yo lo que tenía que hacer era decorarlas, ya que no estaban en condiciones. Tenía que equiparlas totalmente, incluso las tapicé, porque estaban en mal estado. Tuve que comprar acolchados, toallas, sábanas, vajilla, a algunos les faltaban mesa y sillas. Nunca antes había decorado casas rodantes, por lo tanto salí al mercado a ver las cosas que me ofrecían, después busqué un estilo homogéneo, lo que hice fue decorar con un estilo minimalista, un toque oriental, hojas secas y flores. Siempre teniendo en cuenta que no eran espacios muy grandes, un living, una cocinita, dormitorio (con cama de dos plazas), un baño y un cuartito chiquito.

¿Cómo te asesoraste, respecto a los gustos de cada uno?

A mí me indicaron "esta casa rodante va a ser para el director, ésta para Colin Farrell y tal para Gong Li". Siempre para el director se preparaba lo mejor, él era la persona más cuidada. Por ejemplo, la más nueva de las casas rodantes, que la habían terminado de poner todos los muebles, fue para él. Respecto a la decoración, en el caso de Farrell y Mann utilicé colores monocromáticos en tono ocre y beige. Para Gong Li fui más detallista: colores más femeninos, le dejé algunos inciensos y velas, porque sabía que le gustaba. Además había gente que ya había trabajado con ellos y por lo tanto me decían en qué basarme.

¿Luego de ese trabajo, cuál fue tu función?

Yo terminé de decorar los "motorhomes" el día antes de que ellos llegaran. Después me dediqué a arreglar todo lo que tenía que ver con la decoración de las habitaciones del hotel en el que se iban a hospedar. Me encargué de decorar las habitaciones del director, los protagonistas y algunos cargos altos de la producción. El trabajo implicaba no dejar las habitaciones como te las entregaban en el hotel. Tuve que comprar almohadones, estatuas, alfombras, mandé a hacer arreglos de flores. Era darle un toque más personalizado: que la habitación no fuera para X persona, sino para ellos.

¿También fuiste asistente de la protagonista Gong Li, como fue esa experiencia?

Un día llegué a la producción y todos me dijeron que me iba de asistente de Gong Li, yo no lo podía creer. Lo que sucedió fue que su asistente se tuvo que ir a EE.UU, por problemas familiares. Increíblemente me tuve que ir al set de filmación y terminé "viviendo" en la "motorhome" que yo misma había decorado. Gong Li estaba fascinada de que su asistente fuera la misma persona que había decorado su "motorhome". Nadie como yo sabía el lugar donde se encontraban las cosas.

¿Qué implica ser asistente de la actriz principal?

Tenía que estar media hora antes de que ella llegara al set, tenía que prepararle el desayuno, acompañarla al triller de maquillaje, estaba a su disposición, para todo lo que ella necesitara. Terminé estando con ella casi las 24 horas, siempre que hubiese filmación. Hubo días de mucho frío, en Atlántida, por ejemplo, tenía que prepararle algo caliente, ella tomaba mucho té verde.

¿Cómo fue el trato con el equipo que vino?

Gong Li, por ejemplo, era súper educada, incluso teníamos diálogos de amigas, en la mañana siempre me preguntaba sobre mi familia, sobre la vida acá en Uruguay, como era la vida del uruguayo. Todos estaban fascinados con nuestro país, les impresionaba que la gente viviera en familia, la tranquilidad y la calidad humana.

¿Ellos, además de filmar, salían a conocer la ciudad?

Principalmente, los primeros dos días ellos salieron a conocer la ciudad, porque no filmaron. Fue la etapa más "light". El que salía más era Colin Farrell, a él le encantaba salir y conocer. Tenía un chofer a su disposición, al lugar que fuera, lo tenía que acompañar. Y Gong Li tenía su representante "manager", que estaba con ella todo el día. Un asistente directo, yo estaba durante el rodaje, él la acompañaba en la cena o en las salidas en el tiempo libre.

¿Durante el rodaje se supo muy poco de lo que sucedía, cómo se manejó el tema de la prensa?

Los criterios de cómo iba a funcionar todo, lo marcaba la producción de Miami Vice. Acá la productora Metrópolis se regía por lo que ellos decían. Sé que durante el rodaje de la película, el director no quería que los actores dieran notas. Él consideraba que era tiempo de rodar, no quería que los actores se desconcentraran; que cuando se estrenara la película, recién ahí iba ser el momento de dar notas.

¿No es común que el uruguayo se encuentre con un set de filmación, como fue el comportamiento del público?

La gente fue super tranquila, también es verdad que las calles estaban cortadas y era imposible acceder al set de filmación. Había vecinos que sí tenían que pasar por el set, porque sus casas estaban dentro del perímetro de filmación. Pero en ningún momento la película se tuvo que interrumpir por el público.

¿Qué le pareció a la productora de Miami Vice y al director Michael Mann filmar en nuestro país?

Quedaron fascinados con lo que es el país, con la tranquilidad de Uruguay, la gente, el clima…Para mí todos se fueron contentos y con ganas de volver a rodar acá. Se podía percibir en el ambiente. Creo que la gente está capacitada para trabajar, quizás no tenía la experiencia porque el medio no se lo permite. Ellos se fueron contentos con el trabajo que se logró.

¿A ti que te dejó la experiencia?

Aprendí que la producción se encarga de todo, desde el equipo de seguridad, la locación, los días de rodaje, organizar los hoteles en donde se van a hospedar, hacerle la bienvenida. También me gustó mucho ver cómo funciona una megaproducción, conocer gente, otras culturas, otras formas de vida, la interacción con otras personas. Me dio mucho en la parte humana. Estaba con gente que no tenía nada que ver con mi vida. Me dejo la experiencia de ser asistente de una actriz, convivir con alguien que ves en la tele y darte cuenta que es igual que cualquiera.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención durante el rodaje?

Me asombró ver que entre escena y escena, Colin Farrell pedía mate, llamaba a un chico que se llamaba Tabaré, que era uno de los choferes, para que viniera a cebarle. La verdad que el mate causó sensación, como la novedad, estabas tomando y te venían a pedir para probar. Todos se compraron para llevarse. Hace pocos días sonó el teléfono de casa y era el manager de Gong Li, ella ahora está en Praga filmando otra película. Me llamó para pedirme mi e-mail, para mandarme una carta de ella agradeciéndome lo bien que lo había pasado, y para decirme que se había llevado una buena imagen y que quería volver. Además me pidió dos juegos de mates completos; realmente eran para usarlos, porque me pidió que le mandara mucha yerba, ella tomaba mucho té verde chino, pero se ve que ahora quiere cambiarlo por el mate.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.