text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las marcas deportivas ganan por goleada el Mundial de Sudáfrica

      
<p> La clave de sus estrategias y apuestas corporativas marcarán el resultado final en el terreno comercial del campeonato de Sudáfrica.<br/><br/> "Sabemos que es el torneo de fútbol más importante del planeta, implica la definición de una competencia deportiva y, a su vez, una disputa económica y financiera que implica efectuar diferentes inversiones de las marcas que vestirán a las diferentes selecciones en busca de ganar popularidad y reconocimiento que genere consumo y eleve las ventas de un modo exponencial". Ésta es una de las reflexiones que Gerardo Molina realizada en el informe Mundial de Fútbol 2010, destino Sudáfrica, elaborado por su consultora especializada en marketing deportivo, Gerardo Molina & Asociados, y la firma Euromericas Sport Marketing. En este sentido, destacan 3 fabricantes de ropa deportiva: Adidas, Nike y Puma; éste último con un as en la manga, ya que uno de sus patrocinados, Italia, defiende el título obtenido en el Mundial de Alemania 2006. </p><p><br/> Molina añade que, cada 4 años, coincidiendo con la cita mundialista, “los principales managers de las empresas de indumentaria saben que pagar exorbitantes sumas de dinero es una muy rentable inversión, en especial si se tiene en cuenta que en promedio unos 5.000 millones de televidentes en todo el mundo siguen el evento. Sin duda, una mina de oro". </p><p><br/> De hecho, Adidas es la única marca deportiva que se encuentra dentro de la reducida élite de patrocinadores de FIFA. El fabricante alemán detenta la categoría de socio –acuerdo que garantiza el máximo nivel de asociación y derechos universales en varias competiciones ligadas con la federación-, junto a Coca-Cola, Sony, Visa, Hyundai y Emirates Airlines, lo que les compromete a desembolsar entre 100 y 200 millones de euros hasta 2014, como mínimo, según un acuerdo que se alcanzó en 2007, tras el Mundial de Alemania. En la lista de patrocinadores de la Copa -una categoría inferior a la de socio- se encuentran Continental, McDonalds y Budweiser, entre otros, que invierten alrededor de 50 millones de euros y también están ligados hasta 2014. </p><p><br/> La marca alemana se ocupará, además, de la equipación de doce equipos nacionales (entre ellos España, Argentina, Alemania y Francia), mientras que Nike lo hará con nueve selecciones y Puma, con seis. Esta presencia hegemónica permite a Adidas obtener el primer gol en cuanto a difusión mediática. “La marca de las 3 tiras, es la que ha tenido un sorteo de ensueño, contar en el partido inaugural con dos de sus patrocinados: el equipo anfitrión Sudáfrica y México", señala Fernando Vázquez, director de Gerardo Molina & Asociados. Tan sólo con estas dos selecciones, Adidas tiene contratos de patrocinio, de cuatro años de duración, por valor de 110 millones de dólares. </p><p><br/> Según el informe, estas tres marcas ejecutan una táctica en común: “todas ellas cuentan con un equipo en 6 de los 8 grupos de la primera fase. Además vestirán a los equipos que deportivamente se presumen son los candidatos al título y también a los principales de los denominados 'de segunda escala deportiva'. Por ello, todo hace prever que una de estas marcas, excepto alguna sorpresa deportiva, será la nueva campeona”, señalan. </p><p><br/> La marca alemana vestirá no sólo a un mayor número de equipos con respecto a sus competidores, sino que hará lo propio con los árbitros, jueces de campo y hasta a los voluntarios. La enseña estará presente también en el balón oficial con el que se juegue los partidos del Mundial. </p><p><br/> Adidas es el líder del negocio mundial de venta de artículos deportivos relacionados con el fútbol. Sin embargo, en el entorno deportivo global, Nike ocupa el cetro como rey del mercado. Fuera de estos dos gigantes deportivos, otras marcas pugnan por vincular su marca a un equipo, un valor añadido que va más allá de los ingresos que estas compañías puedan obtener a través de la ventas de equipamiento deportivo de estas selecciones. Según Antonio Martín, Director del Master in Sports Management de IE Business School, “la rentabilidad es medio-largo plazo y se consigue generando un vínculo emocional entre el patrocinado, el público y la marca. Además, es clave ‘cómo lo activamos’, es decir, todas las actividades que haremos para dar a conocer este patrocinio y que buscan involucrarnos más con el público”. </p><p><br/> Por su parte, Nike cuenta con una gran baza en el patrocinio del Mundial ya que la selección de Brasil se vestirá con esta marca. Un contrato que expira este año y que la marca norteamericana aspira a rentabilizar si el país sudamericano logra alzarse con el título mundial, que en el anterior campeonato le arrebató Italia. Junto a Brasil, la otra gran baza mediática es el patrocinio de la selección de Portugal y más concretamente de su jugador estrella Cristiano Ronaldo, uno de los más mediáticos de la esfera deportiva mundial. "La marca de la pipa estará en el pecho de los jugadores de las selecciones de Holanda y Portugal, que prometen ser protagonistas en la disputa por el título, lo que le asegura un alto nivel de visibilidad para millones de personas en todo el planeta”, explica Fernando Vázquez en el informe. </p><p><br/> La tercera en discordia, la también alemana Puma, tiene a Italia, actual campeón del Mundo, como su patrocinio estrella. Hace cuatro años, la firma teutona, hermana de Adidas -ambas fueron creadas por los hermanos Adolf y Rudolf Dassler, cuyas disputas terminaron por convertirlas en rivales-, se llevó toda la gloria gracias a Italia. La selección transalpina derrotó en la final a Francia, la selección patrocinada por Adidas. Sin embargo, en este Mundial, Puma patrocinará a la mitad de equipos que Adidas. </p><p><br/> La estrategia de Puma, según indica el informe, ha consistido en seguir patrocinando a la selección de Italia desde 2006 a la fecha, pagando 17 millones de euros anuales. A esto hay que sumar una táctica en la que ha trabajado en paralelo: “la compañía prácticamente juega de local ya que auspicia a la mayor parte de las selecciones del continente negro y vestirá a Camerún, Ghana y Costa de Marfil”, subraya Gerardo Molina. En América Latina, Uruguay lucirá la marca del felino y, en Europa, lo hará Suiza.<br/></p><p><br/> El resto del pastel sudafricano se lo reparten cinco marcas deportivas, que patrocinan a otros tantos equipos. La marca londinense Umbro tiene todas sus expectativas puestas en la selección de Inglaterra, por cuyo patrocinio paga 50 millones de dólares al año. Por dos millones de dólares anuales la firma española Joma patrocinará a Honduras, mientras que la china Erke lucirá en la equipación de Corea del Norte, cuyo patrocinio le cuesta 7 millones de dólares anuales. Le coq Sportif, mítica marca francesa, vestirá a Argelia y la chilena Brooks al equipo de su país. </p><p>   </p><p>   </p><p><strong>Realizá un paseo virtual por las siguientes universidades:</strong><br/><br/><a href=https://orienta.universia.edu.uy/#universidades/11203--universidad-de-la-republica/ target=_blank>Universidad de la República</a><br/><a href=https://orienta.universia.edu.uy/#universidades/11202--universidad-catolica-del-uruguay/ target=_blank>Universidad Católica</a><br/><a href=https://orienta.universia.edu.uy/#universidades/11201--universidad-ort/ target=_blank>Universidad ORT</a><a href=https://orienta.universia.edu.uy/#universidades/11204--universidad-de-montevideo/ target=_blank><br/> Universidad de Montevideo</a><br/><a href=https://orienta.universia.edu.uy/#universidades/11200--universidad-de-la-empresa/ target=_blank>Universidad de la Empresa  </a><br/></p>

La clave de sus estrategias y apuestas corporativas marcarán el resultado final en el terreno comercial del campeonato de Sudáfrica.

"Sabemos que es el torneo de fútbol más importante del planeta, implica la definición de una competencia deportiva y, a su vez, una disputa económica y financiera que implica efectuar diferentes inversiones de las marcas que vestirán a las diferentes selecciones en busca de ganar popularidad y reconocimiento que genere consumo y eleve las ventas de un modo exponencial". Ésta es una de las reflexiones que Gerardo Molina realizada en el informe Mundial de Fútbol 2010, destino Sudáfrica, elaborado por su consultora especializada en marketing deportivo, Gerardo Molina & Asociados, y la firma Euromericas Sport Marketing. En este sentido, destacan 3 fabricantes de ropa deportiva: Adidas, Nike y Puma; éste último con un as en la manga, ya que uno de sus patrocinados, Italia, defiende el título obtenido en el Mundial de Alemania 2006.


Molina añade que, cada 4 años, coincidiendo con la cita mundialista, “los principales managers de las empresas de indumentaria saben que pagar exorbitantes sumas de dinero es una muy rentable inversión, en especial si se tiene en cuenta que en promedio unos 5.000 millones de televidentes en todo el mundo siguen el evento. Sin duda, una mina de oro".


De hecho, Adidas es la única marca deportiva que se encuentra dentro de la reducida élite de patrocinadores de FIFA. El fabricante alemán detenta la categoría de socio –acuerdo que garantiza el máximo nivel de asociación y derechos universales en varias competiciones ligadas con la federación-, junto a Coca-Cola, Sony, Visa, Hyundai y Emirates Airlines, lo que les compromete a desembolsar entre 100 y 200 millones de euros hasta 2014, como mínimo, según un acuerdo que se alcanzó en 2007, tras el Mundial de Alemania. En la lista de patrocinadores de la Copa -una categoría inferior a la de socio- se encuentran Continental, McDonalds y Budweiser, entre otros, que invierten alrededor de 50 millones de euros y también están ligados hasta 2014.


La marca alemana se ocupará, además, de la equipación de doce equipos nacionales (entre ellos España, Argentina, Alemania y Francia), mientras que Nike lo hará con nueve selecciones y Puma, con seis. Esta presencia hegemónica permite a Adidas obtener el primer gol en cuanto a difusión mediática. “La marca de las 3 tiras, es la que ha tenido un sorteo de ensueño, contar en el partido inaugural con dos de sus patrocinados: el equipo anfitrión Sudáfrica y México", señala Fernando Vázquez, director de Gerardo Molina & Asociados. Tan sólo con estas dos selecciones, Adidas tiene contratos de patrocinio, de cuatro años de duración, por valor de 110 millones de dólares.


Según el informe, estas tres marcas ejecutan una táctica en común: “todas ellas cuentan con un equipo en 6 de los 8 grupos de la primera fase. Además vestirán a los equipos que deportivamente se presumen son los candidatos al título y también a los principales de los denominados 'de segunda escala deportiva'. Por ello, todo hace prever que una de estas marcas, excepto alguna sorpresa deportiva, será la nueva campeona”, señalan.


La marca alemana vestirá no sólo a un mayor número de equipos con respecto a sus competidores, sino que hará lo propio con los árbitros, jueces de campo y hasta a los voluntarios. La enseña estará presente también en el balón oficial con el que se juegue los partidos del Mundial.


Adidas es el líder del negocio mundial de venta de artículos deportivos relacionados con el fútbol. Sin embargo, en el entorno deportivo global, Nike ocupa el cetro como rey del mercado. Fuera de estos dos gigantes deportivos, otras marcas pugnan por vincular su marca a un equipo, un valor añadido que va más allá de los ingresos que estas compañías puedan obtener a través de la ventas de equipamiento deportivo de estas selecciones. Según Antonio Martín, Director del Master in Sports Management de IE Business School, “la rentabilidad es medio-largo plazo y se consigue generando un vínculo emocional entre el patrocinado, el público y la marca. Además, es clave ‘cómo lo activamos’, es decir, todas las actividades que haremos para dar a conocer este patrocinio y que buscan involucrarnos más con el público”.


Por su parte, Nike cuenta con una gran baza en el patrocinio del Mundial ya que la selección de Brasil se vestirá con esta marca. Un contrato que expira este año y que la marca norteamericana aspira a rentabilizar si el país sudamericano logra alzarse con el título mundial, que en el anterior campeonato le arrebató Italia. Junto a Brasil, la otra gran baza mediática es el patrocinio de la selección de Portugal y más concretamente de su jugador estrella Cristiano Ronaldo, uno de los más mediáticos de la esfera deportiva mundial. "La marca de la pipa estará en el pecho de los jugadores de las selecciones de Holanda y Portugal, que prometen ser protagonistas en la disputa por el título, lo que le asegura un alto nivel de visibilidad para millones de personas en todo el planeta”, explica Fernando Vázquez en el informe.


La tercera en discordia, la también alemana Puma, tiene a Italia, actual campeón del Mundo, como su patrocinio estrella. Hace cuatro años, la firma teutona, hermana de Adidas -ambas fueron creadas por los hermanos Adolf y Rudolf Dassler, cuyas disputas terminaron por convertirlas en rivales-, se llevó toda la gloria gracias a Italia. La selección transalpina derrotó en la final a Francia, la selección patrocinada por Adidas. Sin embargo, en este Mundial, Puma patrocinará a la mitad de equipos que Adidas.


La estrategia de Puma, según indica el informe, ha consistido en seguir patrocinando a la selección de Italia desde 2006 a la fecha, pagando 17 millones de euros anuales. A esto hay que sumar una táctica en la que ha trabajado en paralelo: “la compañía prácticamente juega de local ya que auspicia a la mayor parte de las selecciones del continente negro y vestirá a Camerún, Ghana y Costa de Marfil”, subraya Gerardo Molina. En América Latina, Uruguay lucirá la marca del felino y, en Europa, lo hará Suiza.


El resto del pastel sudafricano se lo reparten cinco marcas deportivas, que patrocinan a otros tantos equipos. La marca londinense Umbro tiene todas sus expectativas puestas en la selección de Inglaterra, por cuyo patrocinio paga 50 millones de dólares al año. Por dos millones de dólares anuales la firma española Joma patrocinará a Honduras, mientras que la china Erke lucirá en la equipación de Corea del Norte, cuyo patrocinio le cuesta 7 millones de dólares anuales. Le coq Sportif, mítica marca francesa, vestirá a Argelia y la chilena Brooks al equipo de su país.

 

 

Realizá un paseo virtual por las siguientes universidades:

Universidad de la República
Universidad Católica
Universidad ORT
Universidad de Montevideo

Universidad de la Empresa 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.