text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La próxima búsqueda de Google: ¿Una nueva estrategia en China?

      
<p> Knowledge@Wharton entrevistó al profesor de Gestión, Marshall Meyer, y al de Marketing, John Zhang, sobre éstas y otras cuestiones. </p><p><br/><strong>Knowledge@Wharton: Google ha llevado su motor de búsqueda a Hong Kong, pero ha mantenido sus otros negocios –ventas, investigación y otras operaciones- en China. ¿Qué es lo que espera ganar Google con estas acciones?</strong></p><p><br/> Marshall Meyer: No estoy seguro de lo que se espera lograr, pero tengo una idea de lo que se espera perder. Ha sido muy duro hacer negocios en China. La cuota de mercado de Google en China [antes del lanzamiento del buscador chino Baidu] era de cerca del 30%.  E incluso antes del reciente anuncio, el porcentaje había caído hasta el 15%. </p><p><br/><strong>Knowledge@Wharton: ¿Y Baidu es el principal competidor de Google en China?</strong></p><p><br/> Meyer: Es el principal buscador de Internet en China hasta el momento. Lo que ha experimentado Google ha sido igual a lo que han vivido la mayor parte de las empresas de Internet con participación de inversores occidentales o de países no-occidentales, como es el caso de Joyo, Eashnet, Elong y 3721, que creo que se trata de Yahoo. </p><p><br/> De hecho, tengo alguna experiencia con Elong, que es una web de reservas aéreas. Intenté usar esa web antes de CTrip para hacer reservas de billetes aéreos en China. Y recuerdo los correos desesperados que mandé al personal de Wharton diciendo que no conseguía reservar billetes en China porque no aceptaban mi tarjeta de crédito occidental. Elong no la aceptaba, pero descubrí que podía hacerlo con CTrip. </p><p><br/> Por lo tanto, tratándose de empresas chinas, parece que hay alguna ventaja para el equipo que juega en casa, por decirlo de una manera. Creo que con el traslado a Hong Kong, Google se ha librado de una desventaja, pero sólo de una. Esa desventaja, en primer lugar, consiste en el hecho de tratarse de una empresa extranjera. Muchas decisiones se toman fuera del país. Esto lleva tiempo. La respuesta, no hace falta decirlo, no es inmediata. </p><p><br/> Y hay otra desventaja sobre la que me gustaría llamar la atención: la interferencia del Gobierno chino. Mis alumnos me dicen que el servicio de su cuenta del Google es interrumpido casi aleatoriamente. Circulan historias en Pekín al respeto, pero no sé si son verdaderas. Mis alumnos me dijeron que Baidu controlaba Google para el Gobierno. Cuando Google mostraba una página que violaba la censura, Baidu avisaba a la policía que, a continuación, interrumpía el servicio haciéndolo intermitente [...] Al trasladarse a Hong Kong, por lo menos ese problema se ha resuelto. Podrán aparecer otros, pero el hecho es que nadie va a avisar a la policía de Hong Kong para que desconecte el plug de Google. Es una explicación didáctica y resumida de lo que pasa. </p><p><br/><strong>Knowledge@Wharton: Aún así, Google no ha dejado China del todo. ¿No es así? Todavía cuentan con personal de ventas y de I+D, ¿verdad?</strong></p><p><br/> John Zhang: Es verdad. Ellos quieren jugar en ambos lados. Sin embargo, creo que en el momento en que decidieron desplazar la operación de búsqueda a Hong Kong, rebelándose contra las leyes chinas, tal vez hayan envenenado el ambiente empresarial de la compañía. Por lo tanto, es difícil decir si, en el futuro, el escenario local no será difícil para Google. </p><p><br/><strong>Knowledge@Wharton: Marshall, si este enfrentamiento continúa en las próximas semanas o meses, o incluso más tiempo, ¿qué tiene que perder Google si las autoridades chinas insisten en censurar su buscador o cualquier otra cosa que no les permita hacer negocios en el país? Y por otro lado, ¿qué arriesga China al mostrar al mundo y sus propios ciudadanos que está tomando una posición dura con Google – y que puede ser aún peor?</strong></p><p><br/> Meyer: Bien, Google perderá un mercado relativamente pequeño en China, así como cualesquier ingreso asociado a ese mercado actualmente. A largo plazo, las pérdidas pueden ser mayores — de hecho, mucho mayores, dado el tamaño del mercado y al atractivo intrínseco de Google. Por lo tanto, hay un riesgo. China también perderá algo. En primer lugar, por supuesto, perderá la libre expresión. Para muchos chinos, creo que eso es un problema, pero no para muchos otros. Tal vez John quiera hablar sobre eso, ya que la estabilidad social es un valor profundamente arraigado en China. Las personas se preocupan excesivamente —todos— con la divulgación de rumores infundados y con la posibilidad de tumultos civiles. Ese es un hecho de la vida en China, que tal vez no sea totalmente comprendido en Occidente. La mayor pérdida para China, en mi opinión, es la presión de Google sobre los competidores domésticos. En última instancia, Baidu no puede ser competitivo en todo el mundo sin la presión de una empresa sólida como Google. Creo que, comercialmente, ésa es la mayor pérdida que China sufrirá a largo plazo. </p><p><br/><strong>Knowledge@Wharton: ¿Qué pasa con la manera en que los consumidores chinos, los usuarios de Internet, perciben a Google y sus competidores en China? ¿Son vistos como buscadores similares, de manera que se usa uno u otro dependiendo de la manera en que se sientan un determinado día? ¿O las perciben de una manera muy diferente?</strong></p><p><br/> Zhang: Creo que la mayor parte de los consumidores chinos usa Baidu, que obviamente está en chino. Cuenta con muchos recursos diferentes que los chinos aprecian. Pero Google, desde luego [..] tiene muchos más artículos académicos, por ejemplo, con mucha más información. La búsqueda en inglés es extremadamente importante para muchos intelectuales y académicos del país. En cierto modo, Google ha estado jugando al pilla-pilla desde hace algún tiempo [...] Estoy de acuerdo también con lo que Marshall dijo anteriormente: que Baidu tal vez esté en una situación más difícil ahora que cuando Google salió del mercado. Esto se explica por el hecho de que Google haya sido la empresa que más se manifestó contra la censura y otras cosas. Si Google se marcha, obviamente Baidu sufrirá toda esa presión regulatoria. Por eso, creo que Baidu tal vez no esté muy contenta con la salida de Google del mercado chino. </p><p><br/><br/><strong>Knowledge@Wharton: ¿Cómo cree que acabará la disputa entre China y Google?  </strong></p><p><br/> Meyer: Es imprevisible. ¿Y por qué? En primer lugar, según dijo John, estamos lidiando con un sector estratégico. No estamos hablando aquí de acero, automóviles, etc. Estamos hablando de comunicaciones, contenido, lo que las personas oyen y ven. Por lo tanto, es de especial interés para el Gobierno. En segundo lugar, habrá cambio de Gobierno de aquí a algunos años. No se sabe a ciencia cierta quienes serán los nuevos gobernantes. Se sabe quiénes serán algunos de ellos, pero no todos, así pues no sabemos qué políticas se adoptarán. Los cambios de políticas pueden tomar cualquier rumbo. </p><p><br/> Zhang: Creo que la censura es algo tan fundamental para el Gobierno chino que no veo cómo puede cambiar su política para favorecer a una empresa específica. Esto nunca va a suceder, la censura persistirá y, obviamente, perjudicará al negocio de Google. Como Google ya ha hecho público el asunto, habiendo tomado posiciones al respecto, a corto plazo las actividades de la empresa se verán afectadas. Ya estamos viendo eso en el mercado. </p><p><br/> Lo positivo es que a los accionistas no parece importarles mucho, tanto que el precio de la acción de Google no se ha visto muy afectado. Eso, probablemente, es bueno para Google. A largo plazo, la empresa estará marginada dentro de China. Sería pésimo para el Gobierno chino si tomara medidas sistemáticas para sofocar a Google, porque todo el mundo está atento a lo que pasa y varias compañías multinacionales están siguiendo el caso con enorme interés. Si el Gobierno decide actuar correctamente, no intentará hacer algo que sofoque a Google. </p><p><br/> Por otro lado, como la empresa retiró del país su motor de búsqueda y está competiendo con otras compañías en muchos otros negocios, es muy fácil borrar su impacto con el tiempo y marginar la empresa a largo plazo. Ese es un posible desenlace. Pero, claro, si Google continúa innovando y lanzando tecnologías muy buenas, inseparables de sus operaciones online, estoy seguro de que, al final, Google volverá a China y tendrá buenos resultados en el país.<br/><br/></p>

Knowledge@Wharton entrevistó al profesor de Gestión, Marshall Meyer, y al de Marketing, John Zhang, sobre éstas y otras cuestiones.


Knowledge@Wharton: Google ha llevado su motor de búsqueda a Hong Kong, pero ha mantenido sus otros negocios –ventas, investigación y otras operaciones- en China. ¿Qué es lo que espera ganar Google con estas acciones?


Marshall Meyer: No estoy seguro de lo que se espera lograr, pero tengo una idea de lo que se espera perder. Ha sido muy duro hacer negocios en China. La cuota de mercado de Google en China [antes del lanzamiento del buscador chino Baidu] era de cerca del 30%.  E incluso antes del reciente anuncio, el porcentaje había caído hasta el 15%.


Knowledge@Wharton: ¿Y Baidu es el principal competidor de Google en China?


Meyer: Es el principal buscador de Internet en China hasta el momento. Lo que ha experimentado Google ha sido igual a lo que han vivido la mayor parte de las empresas de Internet con participación de inversores occidentales o de países no-occidentales, como es el caso de Joyo, Eashnet, Elong y 3721, que creo que se trata de Yahoo.


De hecho, tengo alguna experiencia con Elong, que es una web de reservas aéreas. Intenté usar esa web antes de CTrip para hacer reservas de billetes aéreos en China. Y recuerdo los correos desesperados que mandé al personal de Wharton diciendo que no conseguía reservar billetes en China porque no aceptaban mi tarjeta de crédito occidental. Elong no la aceptaba, pero descubrí que podía hacerlo con CTrip.


Por lo tanto, tratándose de empresas chinas, parece que hay alguna ventaja para el equipo que juega en casa, por decirlo de una manera. Creo que con el traslado a Hong Kong, Google se ha librado de una desventaja, pero sólo de una. Esa desventaja, en primer lugar, consiste en el hecho de tratarse de una empresa extranjera. Muchas decisiones se toman fuera del país. Esto lleva tiempo. La respuesta, no hace falta decirlo, no es inmediata.


Y hay otra desventaja sobre la que me gustaría llamar la atención: la interferencia del Gobierno chino. Mis alumnos me dicen que el servicio de su cuenta del Google es interrumpido casi aleatoriamente. Circulan historias en Pekín al respeto, pero no sé si son verdaderas. Mis alumnos me dijeron que Baidu controlaba Google para el Gobierno. Cuando Google mostraba una página que violaba la censura, Baidu avisaba a la policía que, a continuación, interrumpía el servicio haciéndolo intermitente [...] Al trasladarse a Hong Kong, por lo menos ese problema se ha resuelto. Podrán aparecer otros, pero el hecho es que nadie va a avisar a la policía de Hong Kong para que desconecte el plug de Google. Es una explicación didáctica y resumida de lo que pasa.


Knowledge@Wharton: Aún así, Google no ha dejado China del todo. ¿No es así? Todavía cuentan con personal de ventas y de I+D, ¿verdad?


John Zhang: Es verdad. Ellos quieren jugar en ambos lados. Sin embargo, creo que en el momento en que decidieron desplazar la operación de búsqueda a Hong Kong, rebelándose contra las leyes chinas, tal vez hayan envenenado el ambiente empresarial de la compañía. Por lo tanto, es difícil decir si, en el futuro, el escenario local no será difícil para Google.


Knowledge@Wharton: Marshall, si este enfrentamiento continúa en las próximas semanas o meses, o incluso más tiempo, ¿qué tiene que perder Google si las autoridades chinas insisten en censurar su buscador o cualquier otra cosa que no les permita hacer negocios en el país? Y por otro lado, ¿qué arriesga China al mostrar al mundo y sus propios ciudadanos que está tomando una posición dura con Google – y que puede ser aún peor?


Meyer: Bien, Google perderá un mercado relativamente pequeño en China, así como cualesquier ingreso asociado a ese mercado actualmente. A largo plazo, las pérdidas pueden ser mayores — de hecho, mucho mayores, dado el tamaño del mercado y al atractivo intrínseco de Google. Por lo tanto, hay un riesgo. China también perderá algo. En primer lugar, por supuesto, perderá la libre expresión. Para muchos chinos, creo que eso es un problema, pero no para muchos otros. Tal vez John quiera hablar sobre eso, ya que la estabilidad social es un valor profundamente arraigado en China. Las personas se preocupan excesivamente —todos— con la divulgación de rumores infundados y con la posibilidad de tumultos civiles. Ese es un hecho de la vida en China, que tal vez no sea totalmente comprendido en Occidente. La mayor pérdida para China, en mi opinión, es la presión de Google sobre los competidores domésticos. En última instancia, Baidu no puede ser competitivo en todo el mundo sin la presión de una empresa sólida como Google. Creo que, comercialmente, ésa es la mayor pérdida que China sufrirá a largo plazo.


Knowledge@Wharton: ¿Qué pasa con la manera en que los consumidores chinos, los usuarios de Internet, perciben a Google y sus competidores en China? ¿Son vistos como buscadores similares, de manera que se usa uno u otro dependiendo de la manera en que se sientan un determinado día? ¿O las perciben de una manera muy diferente?


Zhang: Creo que la mayor parte de los consumidores chinos usa Baidu, que obviamente está en chino. Cuenta con muchos recursos diferentes que los chinos aprecian. Pero Google, desde luego [..] tiene muchos más artículos académicos, por ejemplo, con mucha más información. La búsqueda en inglés es extremadamente importante para muchos intelectuales y académicos del país. En cierto modo, Google ha estado jugando al pilla-pilla desde hace algún tiempo [...] Estoy de acuerdo también con lo que Marshall dijo anteriormente: que Baidu tal vez esté en una situación más difícil ahora que cuando Google salió del mercado. Esto se explica por el hecho de que Google haya sido la empresa que más se manifestó contra la censura y otras cosas. Si Google se marcha, obviamente Baidu sufrirá toda esa presión regulatoria. Por eso, creo que Baidu tal vez no esté muy contenta con la salida de Google del mercado chino.



Knowledge@Wharton: ¿Cómo cree que acabará la disputa entre China y Google?  


Meyer: Es imprevisible. ¿Y por qué? En primer lugar, según dijo John, estamos lidiando con un sector estratégico. No estamos hablando aquí de acero, automóviles, etc. Estamos hablando de comunicaciones, contenido, lo que las personas oyen y ven. Por lo tanto, es de especial interés para el Gobierno. En segundo lugar, habrá cambio de Gobierno de aquí a algunos años. No se sabe a ciencia cierta quienes serán los nuevos gobernantes. Se sabe quiénes serán algunos de ellos, pero no todos, así pues no sabemos qué políticas se adoptarán. Los cambios de políticas pueden tomar cualquier rumbo.


Zhang: Creo que la censura es algo tan fundamental para el Gobierno chino que no veo cómo puede cambiar su política para favorecer a una empresa específica. Esto nunca va a suceder, la censura persistirá y, obviamente, perjudicará al negocio de Google. Como Google ya ha hecho público el asunto, habiendo tomado posiciones al respecto, a corto plazo las actividades de la empresa se verán afectadas. Ya estamos viendo eso en el mercado.


Lo positivo es que a los accionistas no parece importarles mucho, tanto que el precio de la acción de Google no se ha visto muy afectado. Eso, probablemente, es bueno para Google. A largo plazo, la empresa estará marginada dentro de China. Sería pésimo para el Gobierno chino si tomara medidas sistemáticas para sofocar a Google, porque todo el mundo está atento a lo que pasa y varias compañías multinacionales están siguiendo el caso con enorme interés. Si el Gobierno decide actuar correctamente, no intentará hacer algo que sofoque a Google.


Por otro lado, como la empresa retiró del país su motor de búsqueda y está competiendo con otras compañías en muchos otros negocios, es muy fácil borrar su impacto con el tiempo y marginar la empresa a largo plazo. Ese es un posible desenlace. Pero, claro, si Google continúa innovando y lanzando tecnologías muy buenas, inseparables de sus operaciones online, estoy seguro de que, al final, Google volverá a China y tendrá buenos resultados en el país.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.