text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Por qué Microsoft teme a Google?

      
Conocida principalmente por su famoso motor de búsqueda, Google se ha convertido en la página de inicio de millones de internautas, aunque también ha desarrollado aplicaciones de escritorio como Google Toolbar y Google Desktop, por no mencionar otros productos como Gmail y Google Earth. La oferta pública inicial de Google fue un gran éxito y desde entonces su cotización ha subido.<br/><br/> Los competidores aún no las tienen todas consigo y la empresa, con sede en Mountain View, California, supone una especial amenaza para una empresa en particular: Microsoft. ¿Por qué? Porque los productos tanto existentes como potenciales de Google –así como los productos de otras empresas-, hacen sospechar que Microsoft, con sede en Redmond, Washington, podría experimentar en la próxima generación de aplicaciones de software cierta pérdida de control sobre la Red, explican profesores de Wharton que siguen de cerca el sector tecnológico. <br/><br/><em>Lo que quiere hacer Google es disminuir estratégicamente la confianza que la gente ha depositado en Microsoft. Es tan sencillo como eso,</em> dice el profesor de Gestión de Wharton Raphael Amit. <br/><br/> Pero ser una amenaza –incluso una enorme amenaza-, es una cosa, y vencer a Microsoft es otra, opinan expertos de Wharton, y sólo el tiempo dirá como acaba esta batalla al puro estilo David-Goliat. <br/><br/> La preocupación de Microsoft por Google se ha hecho evidente en diversas áreas. Recientemente Microsoft anunciaba una gran reorganización para hacer que la enorme burocracia de la empresa sea más eficiente y más ágil, una decisión que los profesores de Wharton consideran una respuesta directa a las intrusiones en el negocio de Microsoft de varios competidores, en especial Google. Microsoft también ha sufrido la vergüenza de ver como trabajadores clave se han ido con Google. El 4 de octubre Sun Microsystems y Google anunciaban un acuerdo para distribuir sus respectivos software, un acuerdo que se puede considerar otra señal de ataque a Microsoft. Por ejemplo, Google Toolbar para navegadores será un componente estándar del software que los usuarios descargan con Java, el software de Sun. <br/><br/> Pero en opinión de Kendall Whitehouse, director senior de Tecnologías de la Información en Wharton, el principal reto para Microsoft va más allá de una mera reorganización corporativa, una huída de empleados o la popularidad del motor de búsqueda de Google como página de acceso a Internet. El éxito de Microsoft se debe en gran parte a haberse dado cuenta hace décadas de que el control del sistema operativo de los ordenadores personales proporcionaría un gran poder sobre los mismos, explica. En los 80 la mayoría de las empresas consideraban que el sistema operativo era un mero producto de consumo, pero Microsoft comprendió que era la llave para el futuro. <br/><br/><em>Microsoft se ha convertido en una empresa tan fuerte gracias al predominio del sistema operativo Windows, </em>señala Whitehouse. <em>La supremacía de Windows implica que si eres un fabricante de aplicaciones de software, el producto tiene que ser compatible con Windows. Esto significa que aquellos que diseñan software debe emplear las capacidades de programación proporcionas por Windows, esto es, su interfaz de programación de aplicaciones, conocido también como API.</em><br/><br/> Pero en el negocio de los ordenadores son muchos los que desde hace tiempo creen que la plataforma clave podría estar situada en niveles superiores, que los gurús de la tecnología podrían establecer una plataforma que operase desde el navegador y que estuviese escrita empleando el lenguaje del navegador en lugar del lenguaje del sistema operativo. <br/><br/><em>Este era el sueño de Marc Andreessen;cofundador de la empresa Netscape Communications;, y de otros allá por mediados de los 90, cuando Andreessen proclamaba a los cuatro vientos que la Red convertiría los sistemas operativos en un mero conjunto de discos malamente depurados,</em> recuerda Whitehouse. <em>Y este es el motivo por el que Microsoft respondía tan agresivamente ante la amenaza de Netscape después de que;el presidente de Microsoft; Bill Gates publicase su famoso memorando advirtiendo del peligroso maremoto Internet que amenazaba a Windows. Netscape no tuvo éxito. Microsoft consiguió abortar los intentos de Netscape para establecer una nueva plataforma en la Red.</em><br/><br/> ¿Cómo constituyen exactamente las innovaciones de Google una amenaza para Microsoft? Como ejemplo Whitehouse señala a Google Maps. El API de Google Maps permite que los diseñadores de software instalen Google Maps en sus propias páginas web utilizando JavaScript. Una visita a https://www.googlemapsmania.blogspot.com/, que se proclama a sí misma blog no oficial de Google Maps, busca páginas web, ideas y herramientas que influenciadas por Google Maps y muestra una larga lista de aplicaciones desarrolladas empleando Google Maps como motor subyacente. <br/><br/> Google no es la única empresa que ofrece productos y servicios basados en la plataforma Internet. Microsoft ya ha anunciado productos para competir con Adobe (que desarrolló el formato PDF para documentos) y Macromedia (que desarrolló el software Flash y ShockWave para videos y animación), empresas que a principios de este año anunciaban su fusión. <em>El formato de archivos PDF y Flash SEF podrían convertirse en una nueva plataforma para el desarrollo de aplicaciones para la Red, y por este motivo Microsoft debería estar preocupada, </em>explica Whitehouse. <br/><br/><a href=https://www.universia.edu.uy/contenidos/noticias/varios/universiawharton.dwttarget=_blank> Vea aquí el resto de la nota</a>
Conocida principalmente por su famoso motor de búsqueda, Google se ha convertido en la página de inicio de millones de internautas, aunque también ha desarrollado aplicaciones de escritorio como Google Toolbar y Google Desktop, por no mencionar otros productos como Gmail y Google Earth. La oferta pública inicial de Google fue un gran éxito y desde entonces su cotización ha subido.

Los competidores aún no las tienen todas consigo y la empresa, con sede en Mountain View, California, supone una especial amenaza para una empresa en particular: Microsoft. ¿Por qué? Porque los productos tanto existentes como potenciales de Google –así como los productos de otras empresas-, hacen sospechar que Microsoft, con sede en Redmond, Washington, podría experimentar en la próxima generación de aplicaciones de software cierta pérdida de control sobre la Red, explican profesores de Wharton que siguen de cerca el sector tecnológico.

"Lo que quiere hacer Google es disminuir estratégicamente la confianza que la gente ha depositado en Microsoft. Es tan sencillo como eso", dice el profesor de Gestión de Wharton Raphael Amit.

Pero ser una amenaza –incluso una enorme amenaza-, es una cosa, y vencer a Microsoft es otra, opinan expertos de Wharton, y sólo el tiempo dirá como acaba esta batalla al puro estilo David-Goliat.

La preocupación de Microsoft por Google se ha hecho evidente en diversas áreas. Recientemente Microsoft anunciaba una gran reorganización para hacer que la enorme burocracia de la empresa sea más eficiente y más ágil, una decisión que los profesores de Wharton consideran una respuesta directa a las intrusiones en el negocio de Microsoft de varios competidores, en especial Google. Microsoft también ha sufrido la vergüenza de ver como trabajadores clave se han ido con Google. El 4 de octubre Sun Microsystems y Google anunciaban un acuerdo para distribuir sus respectivos software, un acuerdo que se puede considerar otra señal de ataque a Microsoft. Por ejemplo, Google Toolbar para navegadores será un componente estándar del software que los usuarios descargan con Java, el software de Sun.

Pero en opinión de Kendall Whitehouse, director senior de Tecnologías de la Información en Wharton, el principal reto para Microsoft va más allá de una mera reorganización corporativa, una huída de empleados o la popularidad del motor de búsqueda de Google como página de acceso a Internet. El éxito de Microsoft se debe en gran parte a haberse dado cuenta hace décadas de que el control del sistema operativo de los ordenadores personales proporcionaría un gran poder sobre los mismos, explica. En los 80 la mayoría de las empresas consideraban que el sistema operativo era un mero producto de consumo, pero Microsoft comprendió que era la llave para el futuro.

"Microsoft se ha convertido en una empresa tan fuerte gracias al predominio del sistema operativo Windows", señala Whitehouse. "La supremacía de Windows implica que si eres un fabricante de aplicaciones de software, el producto tiene que ser compatible con Windows. Esto significa que aquellos que diseñan software debe emplear las capacidades de programación proporcionas por Windows, esto es, su interfaz de programación de aplicaciones, conocido también como API".

Pero en el negocio de los ordenadores son muchos los que desde hace tiempo creen que la plataforma clave podría estar situada en niveles superiores, que los gurús de la tecnología podrían establecer una plataforma que operase desde el navegador y que estuviese escrita empleando el lenguaje del navegador en lugar del lenguaje del sistema operativo.

"Este era el sueño de Marc Andreessen;cofundador de la empresa Netscape Communications;, y de otros allá por mediados de los 90, cuando Andreessen proclamaba a los cuatro vientos que la Red convertiría los sistemas operativos en un mero conjunto de discos malamente depurados", recuerda Whitehouse. "Y este es el motivo por el que Microsoft respondía tan agresivamente ante la amenaza de Netscape después de que;el presidente de Microsoft; Bill Gates publicase su famoso memorando advirtiendo del peligroso maremoto Internet que amenazaba a Windows. Netscape no tuvo éxito. Microsoft consiguió abortar los intentos de Netscape para establecer una nueva plataforma en la Red".

¿Cómo constituyen exactamente las innovaciones de Google una amenaza para Microsoft? Como ejemplo Whitehouse señala a Google Maps. El API de Google Maps permite que los diseñadores de software instalen Google Maps en sus propias páginas web utilizando JavaScript. Una visita a https://www.googlemapsmania.blogspot.com/, que se proclama a sí misma blog no oficial de Google Maps, busca páginas web, ideas y herramientas que influenciadas por Google Maps y muestra una larga lista de aplicaciones desarrolladas empleando Google Maps como motor subyacente.

Google no es la única empresa que ofrece productos y servicios basados en la plataforma Internet. Microsoft ya ha anunciado productos para competir con Adobe (que desarrolló el formato PDF para documentos) y Macromedia (que desarrolló el software Flash y ShockWave para videos y animación), empresas que a principios de este año anunciaban su fusión. "El formato de archivos PDF y Flash SEF podrían convertirse en una nueva plataforma para el desarrollo de aplicaciones para la Red, y por este motivo Microsoft debería estar preocupada", explica Whitehouse.

Vea aquí el resto de la nota
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.