text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 recomendaciones que te ayudarán a forjar una mente fuerte

      
<p style=text-align: justify;>¿Querés saber de qué se trata la <strong>fuerza mental</strong>? Comenzá por compararla con la fuerza física. Quienes trabajan con su cuerpo dependen de los <strong>buenos hábitos</strong> para optimizar los resultados. Del mismo modo sucede con los <strong>hábitos mentales</strong>, que requieren de trabajo, dedicación y ejercicio.</p><p style=text-align: justify;> <br/><br/></p><p style=text-align: justify;><strong>Lee también </strong><br/><strong><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=5 consejos para mejorar tu memoria>» 5 consejos para mejorar tu memoria</a>  </strong><br/><strong><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=4 consejos para lograr desconectarse durante las vacaciones href=https://noticias.universia.edu.uy/en-portada/noticia/2014/02/10/1080838/4-consejos-lograr-desconectarse-vacaciones.html>» 4 consejos para lograr desconectarse durante las vacaciones</a> </strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Fortalecer tu mente</strong> te conducirá a un camino donde<strong> los obstáculos se superan con paciencia</strong>, identificándolos sin perder toda la energía en el intento.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>1. Autocompasión es una pérdida de tiempo</h4><p style=text-align: justify;><br/>Aquellos que tienen una personalidad fuerte no pierden su tiempo ni su energía en tratar de explicar o solucionar aquello que es imposible de revertir. Quienes tienen la voluntad necesaria buscarán<strong> cambiar la autocompasión por cualquier otra alternativa creativa que los catapulte hacia un lugar mejor</strong>. Recuerda que los problemas son inevitables, pero tu reacción frente a ellos es una elección.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>2. Bajar los brazos</h4><p style=text-align: justify;><br/>Bajar los brazos nunca es una opción. Frente a un examen difícil o un desafío a nivel laboral, muchos tienden a abandonar o culpar a terceros por sus fallas o fracasos. Acepta tu responsabilidad, ten presente que el camino de un universitario está lleno de obstáculos que sólo se superan si eres capaz de <strong>encontrar la fuerza necesaria en ti mismo y caminar hacia el objetivo que persigues</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>3. Escapar a los cambios</h4><p style=text-align: justify;><br/>La seguridad trae calma y satisfacción pero no propone <strong>nuevos retos</strong> a nivel personal o profesional. Animate a salir de tu zona de confort, reconocé tus miedos y da el primer paso en el camino al cambio que te llevará a una vida mejor. Para cambiar es necesario <strong>confiar en lo que el futuro tiene preparado para ti</strong>, aceptar que no eres capaz de controlarlo y trabajar duro.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>4. Gastar energía</h4><p style=text-align: justify;><br/>Preocuparse por demás no suma ni es necesario. Al día de hoy los jóvenes deben lidiar con más de una responsabilidad y es posible que eso los someta a situaciones de estrés. ¿Un consejo? <strong>Evitá preocuparte por cosas que no puedes controlar</strong>, <strong>administra tu energía</strong> y realiza actividades físicas o recreativas que conviertan tus días en jornadas más que productivas.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>5. Darse por vencido</h4><p style=text-align: justify;><br/>Cuando sos chico, el fracaso trae consigo sentimientos negativos; como si un solo fracaso anulara todas las posibilidades futuras de lograr el éxito. Ahora que cursás una carrera técnica o profesional, la premisa se altera y <strong>el fracaso se vuelve necesario para alcanzar el éxito</strong>. Quienes tienen la suficiente entereza mental ven a las derrotas como aprendizajes que los motivan a dar todo de sí.</p><p style=text-align: justify;> </p>
Fuente: Shutterstock

¿Querés saber de qué se trata la fuerza mental? Comenzá por compararla con la fuerza física. Quienes trabajan con su cuerpo dependen de los buenos hábitos para optimizar los resultados. Del mismo modo sucede con los hábitos mentales, que requieren de trabajo, dedicación y ejercicio.

 

Lee también
» 5 consejos para mejorar tu memoria 
» 4 consejos para lograr desconectarse durante las vacaciones 

 

 

Fortalecer tu mente te conducirá a un camino donde los obstáculos se superan con paciencia, identificándolos sin perder toda la energía en el intento.

 

 

1. Autocompasión es una pérdida de tiempo


Aquellos que tienen una personalidad fuerte no pierden su tiempo ni su energía en tratar de explicar o solucionar aquello que es imposible de revertir. Quienes tienen la voluntad necesaria buscarán cambiar la autocompasión por cualquier otra alternativa creativa que los catapulte hacia un lugar mejor. Recuerda que los problemas son inevitables, pero tu reacción frente a ellos es una elección.

 

 

2. Bajar los brazos


Bajar los brazos nunca es una opción. Frente a un examen difícil o un desafío a nivel laboral, muchos tienden a abandonar o culpar a terceros por sus fallas o fracasos. Acepta tu responsabilidad, ten presente que el camino de un universitario está lleno de obstáculos que sólo se superan si eres capaz de encontrar la fuerza necesaria en ti mismo y caminar hacia el objetivo que persigues.

 

 

3. Escapar a los cambios


La seguridad trae calma y satisfacción pero no propone nuevos retos a nivel personal o profesional. Animate a salir de tu zona de confort, reconocé tus miedos y da el primer paso en el camino al cambio que te llevará a una vida mejor. Para cambiar es necesario confiar en lo que el futuro tiene preparado para ti, aceptar que no eres capaz de controlarlo y trabajar duro.

 

 

4. Gastar energía


Preocuparse por demás no suma ni es necesario. Al día de hoy los jóvenes deben lidiar con más de una responsabilidad y es posible que eso los someta a situaciones de estrés. ¿Un consejo? Evitá preocuparte por cosas que no puedes controlar, administra tu energía y realiza actividades físicas o recreativas que conviertan tus días en jornadas más que productivas.

 

 

5. Darse por vencido


Cuando sos chico, el fracaso trae consigo sentimientos negativos; como si un solo fracaso anulara todas las posibilidades futuras de lograr el éxito. Ahora que cursás una carrera técnica o profesional, la premisa se altera y el fracaso se vuelve necesario para alcanzar el éxito. Quienes tienen la suficiente entereza mental ven a las derrotas como aprendizajes que los motivan a dar todo de sí.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.