text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cuando tener un baño también dignifica

      

- ¿Cómo llegaste a plasmar la idea de diseñar estos baños?

- En el ámbito curricular se realiza la propuesta a los estudiantes de encarar un tema a su elección que esté relacionado con los problemas que vivimos los uruguayos.

La idea de diseñar el baño surge luego de investigar el estado de situación en algunos barrios de Montevideo y pequeños pueblos del interior del país sobre la necesidad de contar con un servicio higiénico digno y saludable. Surge básicamente de constatar en estos lugares la falta de saneamiento, de agua, de investigar cuántas viviendas disponían de un baño, de un deseo personal por encarar y comprometerme un poco más con algunos problemas sociales y aportar desde mi experiencia como futuro profesional una posible solución desde el eco diseño a esta temática social y medioambiental.

- ¿Para quiénes están pensados? ¿Exclusivamente para personas que viven en zonas que carecen de saneamiento?

- Están pensados para un sector de la población que vive en zonas extremadamente carenciadas que no cuentan con los servicios básicos tales como es el saneamiento.

La realidad a la cual me enfrenté fue muy fuerte. Encontré viviendas que carecen de un baño por lo cual las personas recurren a soluciones impensadas para suplir esta carencia. Estas soluciones no cumplen con las más mínimas normas de protección para la salud del usuario, sino que por el contrario atentan contra su salud y el medio ambiente.

Cabe destacar que el Proyecto Ñande´, organización con la que realizo la tesis, potenció la investigación en el aspecto social y cultural del barrio (Casavalle) ya que me ayudó a profundizar y ahondar en puntos importantes. Conocer las características y necesidades de la población, desarrollar e incorporar al proyecto nuevas tecnologías en la construcción en madera, información sobre los tipos de baños y formas de control de desechos orgánicos que tiene la población, me ayudó a integrar en el proyecto aspectos sociales y vinculados a la comunicación que ayudan al usuario a fomentar la educación en salud.

Comencé a pensar en una solución desde el área del diseño proyectando un producto que diera respuesta a esta necesidad tomando en cuenta la falta de saneamiento, el enclave de la zona donde se instalaría el producto, los usuarios, su situación socio-económica y otras múltiples variables.

El producto no está pensado solo para las personas que viven en zonas que carecen de saneamiento. El diseño que propongo plantea otras alternativas para una futura conexión a la red de saneamiento. En realidad el fuerte del diseño parte de separar los desechos, entre líquidos y sólidos; los líquidos pasan por un filtro de piedras y luego van al terreno o se acopian en un tanque. Mientras que los sólidos van a una compostera donde los desechos son tratados con agentes químicos y orgánicos, obteniendo como resultado un compost inocuo fácilmente manejable.

Para lograr esto se diseñó un separador de materia, el cual puede o no estar, ya que el usuario puede estar conectado al saneamiento o a una cámara séptica.

- ¿Cuál es la relación entre tu proyecto y el ahorro del agua?


- El proyecto no contempla actualmente el ahorro de agua. En un principio este objetivo estuvo dentro de los que manejábamos pero a lo largo del proyecto determinamos que -para esta etapa- no era tan necesario contemplarlo ya que existían otras prioridades como el control de desechos y la educación en salud de los usuarios.

El líquido que se acopia o se va al terreno pasa por un filtro de piedra, lo que nos asegura que el agua desechada genera menor grado de contaminación en las capas terrestres.

El ahorro de agua está pensado para una segunda etapa en base al seguimiento y utilidad del producto por parte del usuario.

- ¿Por qué es tan importante el ahorro del agua en el momento de ir al baño? ¿Acaso tirar de la cisterna afecta mucho en este aspecto?

- El consumo diario de agua para un nivel de vida aceptable se estima en unos 250 litros por persona por día. Se considera, en términos generales, que hacen falta de 20 a 50 litros diarios de agua potable por persona destinados a cocinar los alimentos, beber y lavar la vajilla. El resto se utiliza en el aseo personal y la limpieza doméstica. Es muy importante el ahorro de agua no solo al tirar la cisterna sino - por ejemplo- al usar una canilla. Quizás nosotros no dimensionamos la importancia de este aspecto al momento de consumir agua pues nuestro país cuenta con riquísimas fuentes acuíferas en todo el territorio nacional.

Un punto muy importante, y que considero prioritario, es fomentar la educación en salud del usuario, donde por supuesto se incluye el ahorro de agua para el consumo.

- ¿Cómo se relaciona tu proyecto con el cuidado y la protección del medio ambiente?

- El proyecto contempla la protección del medio ambiente entendiendo que hoy en día algunas personas viven en zonas que no tienen acceso al saneamiento. Esto provoca que deban recurrir a soluciones que no contemplan las normas de higiene. Los desechos son vertidos en pozos negros o a cielo abierto o en cauces de agua generando focos contaminantes para la población y el suelo, por lo cual el medio ambiente se ve muy afectado. A través de una compostera y agentes químicos básicos y naturales como son la cal y el aserrín se procura generar un compost inocuo, el cual puede ser manejado por el usuario con mayor seguridad, ya que el mismo no genera riesgos de contaminación.

- ¿Cómo vivís la experiencia de realizar el proyecto final de carrera?

- Como un momento de mi vida único e irrepetible. Profesionalmente diseñé otros productos pero el impacto y crecimiento que me ha proporcionado la realización de este proyecto difícilmente lo pueda olvidar. Quiero destacar la colaboración de los docentes y compañeros de ORT y del equipo responsable del Proyecto Ñande´: Marino Giudice, Sebastián Ugarte, Diego de Angelis y todos los muchachos que trabajan en la organización. Honestamente, para mi es una enseñanza de vida. Me acercó a personas increíbles que me alientan, ayudan y guían para concretar mi proyecto.

- ¿Es lo que más te ha gustado de la carrera?

- El otro día le comentaba a un compañero que esta etapa de la carrera es la que más me ha demandado esfuerzo físico y mental pero a su vez, creo que debido a este esfuerzo, es la más enriquecedora y disfrutable. Sentís como que algo que estaba adentro tuyo madurando explota y sale al exterior y allí está el producto que tantas vueltas dio en tu cabeza.

- ¿Por qué elegiste una carrera que te forme en diseño industrial?

- Es la necesidad de plasmar en objetos, productos que sean de utilidad para otro ser humano. Creo que es la mejor forma de aportar a la sociedad ese sentimiento creativo que está dentro de mí.

- ¿Cómo definís al Diseño Industrial? ¿Cuáles son los objetivos de esta rama del diseño?

- Para mí el Diseño Industrial es la búsqueda racional de la creatividad que luego plasmo y le doy vida en el producto final. Creo que es un manejo estratégico de variables que se conjugan en un producto vivo. Como objetivos de esta rama del diseño puedo mencionar que: el diseñador industrial reconozca el producto como elemento expresivo, que responda a una función específica para lo cual se definen sus atributos, prestaciones y sus cualidades para la comunicación; que cree nuevos productos basados en avances tecnológicos, productivos y culturales, productos inteligentes que den respuestas a las necesidades de los usuarios y consideren su impacto socio-ambiental; que se adhiera al eco diseño, procurando siempre el trabajo interdisciplinario y la investigación.

- ¿Qué es lo que más te apasiona de esta profesión?

- Poder plasmar en el producto la labor creativa del diseño. Ir transcurriendo cada etapa del proyecto buscando, recreando, interactuando con otros actores del campo del diseño, como diseñadores gráficos, o de disciplinas conexas, por ejemplo Ingeniería, entre otras.

 - ¿Recordás alguna anécdota que te haya ocurrido cursando la carrera?

- Recuerdo muchas, algunas de ellas se pueden contar y otras no, pero a modo de estadística recuerdo que nunca pude dormir el día antes de una entrega; es imposible, no sé por qué pero siempre queda algo para hacer. No es una cuestión de organización sino que en mi caso siempre las mejores ideas surgen en esos momentos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.