text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

12 consejos para una vida saludable

      
12 consejos para una vida saludable
12 consejos para una vida saludable
La vorágine del mundo actual, con sus exigencias, sus tiempos y sus urgencias, no deja casi lugar para poner la cabeza en cuidar la salud. Pero es un impulso necesario que a la larga se agradece y justifica. De lo contrario, el cuerpo pasa factura. Los estudios lo confirman, como el realizado recientemente en Estados Unidos por la Clínica Mayo, en el que se asegura que una de cada tres personas –especialmente las mujeres- tiende a padecer cáncer, aunque el 65% de estos males se pueden prevenir si llevamos un estilo de vida saludable.

Una vida sana reúne la comida, el descanso y el ejercicio, tres aspectos que previenen diversas dolencias y enfermedades, al tiempo que ayudan a combatir el estrés y la ansiedad. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria confeccionó una lista de 12 puntos para seguir una vida llena de salud

1. Comer sano es fácil. Se trata ante todo de comer variado, sin excluir ningún alimento. Se recomienda masticar despacio los alimentos para ahorrar trabajo al aparato digestivo; así las digestiones serán más ligeras y más saludables.

2. Despertate y  desayuná. Hay que realizar un desayuno completo, con fruta, con lácteos y con cereales. Es importante mantener un horario regular de todas las comidas, así el organismo se acostumbra a esas horas y el cuerpo regulariza el ingreso de nutrientes de la manera más óptima.

3. Viví activo para estar sano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que a diario sumemos al menos 30 minutos de movimiento: ir caminando al trabajo, subir escaleras, etc.

4. Hace deporte y divertite. Además de los 30 minutos de actividad física, es muy recomendable dedicar de tres a cuatro horas semanales para andar en bicicleta, ir al gimnasio a hacer pilates, musculación, salir a correr, etc.

5. Quitate la sed con agua. Tan importante como comer sano es hidratarse correctamente. La mejor bebida es, sin duda, el agua. Los refrescos y bebidas azucaradas son una manera muy común de aportar muchas calorías y la gente piensa que no engordan tanto, pero lo cierto es que contienen mucha cantidad de azúcar y por tanto a largo plazo es un factor que contribuye a la obesidad.

6. Comidas con cuchara. Hay que aprovechar al menos dos o tres días a la semana para alimentarse con comidas de olla. En invierno es una muy buena opción ingerir legumbres con verduras.

7. Frutas y verduras. Es importante tomar cinco raciones al día, tres de fruta y dos de verduras. Hay que consumir variedad. Esto nos asegurará el aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes.

8. Tomá alimentos con fibra natural en su composición: frutas y verduras, cereales de grano entero, legumbres y frutos secos.

9. Consumí más pescado. Aflojarle a la carne vacuna. Diariamente debemos comer dos alimentos proteicos (carne, pescado, huevos o legumbres). Si podemos elegir, nos decantaremos por el pescado. Consumirlo tres o más veces por semana nos aportará ácidos grasos esenciales omega.

10. Reducí las grasas. Es necesario controlar no sólo la calidad sino la cantidad. En la medida de lo posible, debemos utilizar aceites vegetales (de oliva, girasol...). El de oliva nos proporcionará grasa a base de ácidos grasos monosaturados beneficiosos para la salud, además del aporte de vitaminas y antioxidantes.

11. Dejá la sal en el salero, de manera que no sobrepasemos los cinco gramos de sal diarios, tal y como recomienda la OMS. Ante todo, moderación.

12. Mantené un peso adecuado. Es importante tener en cuenta que el peso es el resultado de un balance energético.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.