text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo son?

      
<p> El informa del INJU abarca distintos aspectos de la población juvenil. En este artículo haremos foco en los datos sobre estudios terciarios y empleo. <br/><br/><strong><br/> Los NONI</strong><br/><br/> De acuerdo a la Encuesta Continua de Hogares (ECH) 2009, el 17,9% de esta población no estudia ni trabaja. Otro dato interesante es que  un 40,4% de los jóvenes ha ingresado al mercado de trabajo pero se ha alejado de los estudios, condicionando la calidad del empleo futuro. <br/><br/> El 12,8% de las personas jóvenes estudia y trabaja: “esta situación no solo recarga las exigencias de vida sino que además compromete la posibilidad de finalización de los cursos curriculares”, dice el informe. Solo el 29% estudia y no trabaja, nivel que desciende a medida que aumenta la edad de esta población. <br/><br/><br/> Si bien los indicadores más relevantes del mercado laboral mejoraron en los últimos años (actividad, empleo, desempleo, formalización, entre otros), la tasa de desempleo entre los jóvenes y en particular las jóvenes continúa siendo sensiblemente superior a la tasa registrada para el total de la población. <br/><br/> Mientras que en el 2009 la tasa de desempleo general fue de 7,7%, en el tramo etario que va entre los 14 y 19 años alcanzó el 29,3%;, entre 20 y 24 años el 17,2%; y entre 25 y 29 años el 9,2%. Además, el desempleo afecta con particular énfasis a las mujeres, cuyo desempleo resulta sistemáticamente superior incluso comparado con países vecinos como Argentina. <br/><br/> La tasa de desempleo en mujeres jóvenes supera la tasa general en más de diez puntos porcentuales y la de los varones jóvenes en más de seis puntos porcentuales en 2009. En el mismo sentido, los niveles de precariedad, subempleo e informalidad para los jóvenes son sistemáticamente más altos que para el resto de la población en edad de trabajar.<br/><br/><strong><br/> Educación Terciaria</strong><br/><br/> Desde el año 2000 al 2008 la matriculación total registró un aumento del 30%, lo cual implicó una tasa de crecimiento promedio acumulativo anual apenas inferior al 4%.<br/><br/> Por su parte, en relación a la participación de los diferentes componentes del sistema teriario, la Universidad de la República (UdelaR), que representaba el 73% de la matrícula en el año 2000, en 2008 era  el 64%, aumentando<br/> la participación Formación Docente de 14% a 18% y de las universidades privadas del 9% al 13%.<br/><br/> Según datos del VI Censo a Estudiantes realizado por la UdelaR en 2007, el 80,2% de los estudiantes son menores de 30 años, En cuanto al género, el 62,8% de los estudiantes son mujeres y el 37,2% varones. En el apartado dedicado al origen geográfico, el informe señala que el 60,6% de los universitarios nació en Montevideo, el 36,1% en el interior y el 3,3% en el exterior.<br/><br/> Otro dato que destaca el estudio, es el aumento de la matrícula de la universidad pública en términos absolutos durante el período 1995-2008, pasando de 13.232 a 16.385 estudiantes inscriptos. Sin embargo, el crecimiento no significó cambios profundos en términos de estructura de ingreso por áreas de conocimiento, se mantuvo bastante estable y sesgada hacia las carreras del Área de las Ciencias Sociales y Humanas. En esta última área se concentran casi la mitad de los estudiantes que ingresan a la universidad estatal, mientras que en el Área de Ciencias de la Salud se concentran cerca de una cuarta parte. <br/><br/> Por otro lado, en lo que respecta a la estructura de egreso, si bien el perfil resulta similar, la participación de la matrícula según las áreas de conocimiento entre 1995 y 2008 muestra algunas diferencias que se explican fundamentalmente por el aumento de egresados del Área de las Ciencias de la Salud, impulsada por el egreso de Facultad de Psicología y la Escuela Universitaria de Tecnología Médica. </p><p><br/><a href=https://observatoriosocial.mides.gub.uy/mides/portalMides/portalMides/Documentos/documento_mides_292.pdf target=_blank><br/> Informe: “ConTexto: Juventudes en Uruguay. En qué andamos y cómo somos”. </a><br/> Las fuentes utilizadas para el estudio fueron: Proyecciones de Población (INE), Encuesta Nacional de Hogares Ampliada 2006 (INE), y las Encuestas Continuas de Hogares Ampliadas 2007:2009 (INE), Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud 2008 (Infamilla/INJU) y la Encuesta Nacional de Voluntariado 2009 (INJU/Voluntariado).<br/><br/></p>

El informa del INJU abarca distintos aspectos de la población juvenil. En este artículo haremos foco en los datos sobre estudios terciarios y empleo.


Los NONI


De acuerdo a la Encuesta Continua de Hogares (ECH) 2009, el 17,9% de esta población no estudia ni trabaja. Otro dato interesante es que  un 40,4% de los jóvenes ha ingresado al mercado de trabajo pero se ha alejado de los estudios, condicionando la calidad del empleo futuro.

El 12,8% de las personas jóvenes estudia y trabaja: “esta situación no solo recarga las exigencias de vida sino que además compromete la posibilidad de finalización de los cursos curriculares”, dice el informe. Solo el 29% estudia y no trabaja, nivel que desciende a medida que aumenta la edad de esta población.


Si bien los indicadores más relevantes del mercado laboral mejoraron en los últimos años (actividad, empleo, desempleo, formalización, entre otros), la tasa de desempleo entre los jóvenes y en particular las jóvenes continúa siendo sensiblemente superior a la tasa registrada para el total de la población.

Mientras que en el 2009 la tasa de desempleo general fue de 7,7%, en el tramo etario que va entre los 14 y 19 años alcanzó el 29,3%;, entre 20 y 24 años el 17,2%; y entre 25 y 29 años el 9,2%. Además, el desempleo afecta con particular énfasis a las mujeres, cuyo desempleo resulta sistemáticamente superior incluso comparado con países vecinos como Argentina.

La tasa de desempleo en mujeres jóvenes supera la tasa general en más de diez puntos porcentuales y la de los varones jóvenes en más de seis puntos porcentuales en 2009. En el mismo sentido, los niveles de precariedad, subempleo e informalidad para los jóvenes son sistemáticamente más altos que para el resto de la población en edad de trabajar.


Educación Terciaria


Desde el año 2000 al 2008 la matriculación total registró un aumento del 30%, lo cual implicó una tasa de crecimiento promedio acumulativo anual apenas inferior al 4%.

Por su parte, en relación a la participación de los diferentes componentes del sistema teriario, la Universidad de la República (UdelaR), que representaba el 73% de la matrícula en el año 2000, en 2008 era  el 64%, aumentando
la participación Formación Docente de 14% a 18% y de las universidades privadas del 9% al 13%.

Según datos del VI Censo a Estudiantes realizado por la UdelaR en 2007, el 80,2% de los estudiantes son menores de 30 años, En cuanto al género, el 62,8% de los estudiantes son mujeres y el 37,2% varones. En el apartado dedicado al origen geográfico, el informe señala que el 60,6% de los universitarios nació en Montevideo, el 36,1% en el interior y el 3,3% en el exterior.

Otro dato que destaca el estudio, es el aumento de la matrícula de la universidad pública en términos absolutos durante el período 1995-2008, pasando de 13.232 a 16.385 estudiantes inscriptos. Sin embargo, el crecimiento no significó cambios profundos en términos de estructura de ingreso por áreas de conocimiento, se mantuvo bastante estable y sesgada hacia las carreras del Área de las Ciencias Sociales y Humanas. En esta última área se concentran casi la mitad de los estudiantes que ingresan a la universidad estatal, mientras que en el Área de Ciencias de la Salud se concentran cerca de una cuarta parte.

Por otro lado, en lo que respecta a la estructura de egreso, si bien el perfil resulta similar, la participación de la matrícula según las áreas de conocimiento entre 1995 y 2008 muestra algunas diferencias que se explican fundamentalmente por el aumento de egresados del Área de las Ciencias de la Salud, impulsada por el egreso de Facultad de Psicología y la Escuela Universitaria de Tecnología Médica.



Informe: “ConTexto: Juventudes en Uruguay. En qué andamos y cómo somos”.

Las fuentes utilizadas para el estudio fueron: Proyecciones de Población (INE), Encuesta Nacional de Hogares Ampliada 2006 (INE), y las Encuestas Continuas de Hogares Ampliadas 2007:2009 (INE), Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud 2008 (Infamilla/INJU) y la Encuesta Nacional de Voluntariado 2009 (INJU/Voluntariado).


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.