text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo enfrentar una crisis vocacional

      
Elegir la profesión que desempeñaras durante toda la vida no es una elección fácil. Por lo mismo, se deben tomar en cuenta las habilidades y capacidades de cada uno y se debe priorizar por las opciones que facilitan el desarrollo personal. <br/><br/> El orientador y docente chileno, Víctor Urrutia, aconsejó a los jóvenes hacerse preguntas tales como: “¿Tiene sentido mi vida con lo que elegí? ¿Estoy feliz con mi decisión? ¿Quiero trabajar en esto? ¿Estoy dispuesto a ser un aporte en esta área? Si no tengo respuestas a estas interrogantes es probable que ésta no haya sido la mejor decisión”, afirma. <br/><br/> “Es importante analizar si el joven tiene las habilidades y capacidades para lo que desea escoger, si proyecta su vida en el tiempo con la elección profesional tomada, si la carrera elegida satisface su crecimiento personal, pues dedicará al menos ocho horas diarias de su vida a esto”, añadió Urrutia. <br/><br/> Para tomar una decisión correcta, el docente aconsejó tener “tranquilidad, confianza, escuchar su vocación y potenciar esa energía que los lleva a concretar sus acciones, entendiendo que éste es un proceso que dura un par de años, pero que la elección es de mayor largo plazo, por eso deben buscar su felicidad y desarrollo profesional”. <br/><br/><strong>Abandono de carrera </strong><br/><br/> Si un joven no tiene claridad con respecto a su vocación e ingresa a una carrera que no lo convence del todo, es probable que después del primer año deserte de esa actividad. <br/><br/> Los abandonos de carrera se suelen dar el primer año de universidad, “porque en ese momento no se tiene claridad sobre cuál es la vocación o cuál es el sentido que tiene la vida para el joven y cómo ésta se proyecta en el futuro”, señaló Urrutia. <br/><br/> Pero esta deserción también se puede dar al finalizar la carrera, “en especial en los procesos de práctica, por un desencanto que afecta la felicidad del hombre. Por lo mismo, los jóvenes con crisis vocacional deben descubrir sus intereses vocacionales con la ayuda de un orientador o consejero educacional y vocacional, que le ayude a reconocer sus capacidades personales y a resolver su conflicto”, puntualizó. <br/><br/> Los padres son un elemento fundamental cuando un estudiante sufre de crisis vocacional, ya que son el principal apoyo. “En primer lugar, deben conversar el problema, acompañar al joven mostrándole diversas alternativas de solución, pero sin imposiciones sobre la toma de decisiones, ya que la elección es del alumno y los padres sólo deben entregar la seguridad y confianza necesarias para abordar el conflicto, que finalmente debe resolver el joven”, enfatizó el docente de la universidad chilena.<br/><br/> En Uruguay, las universidades cuentan con servicios de orientación en los cuales se ofrece información sobre los perfiles profesionales de sus carreras. Para los estudiantes de la Universidad de la República, el <a href=https://www.universidad.edu.uy/gen2010/plangen.html>Servicio de Orientación Vocacional Ocupacional</a> organiza talleres y responde consultas específicas.<br/><br/><br/><strong>Nota relacionada:</strong><a href=https://noticias.universia.edu.uy/vida-universitaria/noticia/2008/12/11/cunda-panico.html>“Que no cunda el pánico”</a><br/><br/><br/><br/><br/><br/>
Elegir la profesión que desempeñaras durante toda la vida no es una elección fácil. Por lo mismo, se deben tomar en cuenta las habilidades y capacidades de cada uno y se debe priorizar por las opciones que facilitan el desarrollo personal.

El orientador y docente chileno, Víctor Urrutia, aconsejó a los jóvenes hacerse preguntas tales como: “¿Tiene sentido mi vida con lo que elegí? ¿Estoy feliz con mi decisión? ¿Quiero trabajar en esto? ¿Estoy dispuesto a ser un aporte en esta área? Si no tengo respuestas a estas interrogantes es probable que ésta no haya sido la mejor decisión”, afirma.

“Es importante analizar si el joven tiene las habilidades y capacidades para lo que desea escoger, si proyecta su vida en el tiempo con la elección profesional tomada, si la carrera elegida satisface su crecimiento personal, pues dedicará al menos ocho horas diarias de su vida a esto”, añadió Urrutia.

Para tomar una decisión correcta, el docente aconsejó tener “tranquilidad, confianza, escuchar su vocación y potenciar esa energía que los lleva a concretar sus acciones, entendiendo que éste es un proceso que dura un par de años, pero que la elección es de mayor largo plazo, por eso deben buscar su felicidad y desarrollo profesional”.

Abandono de carrera

Si un joven no tiene claridad con respecto a su vocación e ingresa a una carrera que no lo convence del todo, es probable que después del primer año deserte de esa actividad.

Los abandonos de carrera se suelen dar el primer año de universidad, “porque en ese momento no se tiene claridad sobre cuál es la vocación o cuál es el sentido que tiene la vida para el joven y cómo ésta se proyecta en el futuro”, señaló Urrutia.

Pero esta deserción también se puede dar al finalizar la carrera, “en especial en los procesos de práctica, por un desencanto que afecta la felicidad del hombre. Por lo mismo, los jóvenes con crisis vocacional deben descubrir sus intereses vocacionales con la ayuda de un orientador o consejero educacional y vocacional, que le ayude a reconocer sus capacidades personales y a resolver su conflicto”, puntualizó.

Los padres son un elemento fundamental cuando un estudiante sufre de crisis vocacional, ya que son el principal apoyo. “En primer lugar, deben conversar el problema, acompañar al joven mostrándole diversas alternativas de solución, pero sin imposiciones sobre la toma de decisiones, ya que la elección es del alumno y los padres sólo deben entregar la seguridad y confianza necesarias para abordar el conflicto, que finalmente debe resolver el joven”, enfatizó el docente de la universidad chilena.

En Uruguay, las universidades cuentan con servicios de orientación en los cuales se ofrece información sobre los perfiles profesionales de sus carreras. Para los estudiantes de la Universidad de la República, el Servicio de Orientación Vocacional Ocupacional organiza talleres y responde consultas específicas.


Nota relacionada:“Que no cunda el pánico”






Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.