text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo repasar para un examen

      
Aprovechá tu tiempo de repaso con estos consejos.
Aprovechá tu tiempo de repaso con estos consejos.  |  Fuente: Universia Uruguay

Es necesario tomarse un tiempo para realizar un repaso de todo lo que aprendiste durante la preparación de un examen antes de que llegue el día. Lo normal es que te sientas estresado, no puedas dormir bien o tengas poco apetito. Para prevenir todo esto es necesario repasar antes de un examen.
Para repasar conviene que apliques estos consejos:

1. Armá un calendario de repaso y apegate a él

Piensa en lo que seguro necesitas repasar antes del examen y organizate en base a eso: ¿qué querés cubrir antes de terminar el día o la semana? Así podés tener objetivos claros para cada sesión de repaso y podés descartar información y reducir tu ansiedad. Si esto te toma demasiado tiempo, armá una lista de cosas que seguro necesitás cumplir por cada unidad o materia.

2. Hacé el repaso más dinámico

En lugar de solamente releer los textos aburridos, intentá hacer algo más entretenido, como tarjetas de memoria o tarjetas con preguntas para asegurarte que te acordás y así cubrir toda la información de forma más divertida y sencilla.

3. Repasá en voz alta y con otros

También podés subrayar tus notas, libro o mapa mental y resumir las ideas de cada página y probar explicar los conceptos de forma oral a otros. Como dice Einstein: si no lo podés explicar con facilidad, es porque no lo sabés lo suficientemente bien.

Encontrá a alguien que no sepa nada del tema e intentá explicárselo. Incluso si le explicás a un espejo o a tu gato o perro, lo importante es hablar en voz alta ya que esto también ayuda a tu memoria. Es una manera de aclarar la información y exponerla de manera concisa y simple.

4. Armá esquemas sencillos

Mientras leés anotá ideas sueltas, un orden de conceptos o dibujos, lo que sea que te ayude a recordar. Como explicamos antes en el reportaje, el cerebro recuerda con imágenes, por lo que al desglosar la información podés mejorar tu comprensión y recordar más fácilmente.

5. Hacete preguntas

Diseñá preguntas específicas de los temas en base a parciales o exámenes de años anteriores e intentá responderlas. Armá tarjetas con temas para explicar o preguntas con opciones de respuesta para ponerte a prueba.

Hay aplicaciones ideales para esto como Studyblue o herramientas como Google Scholar que te permiten crear tarjetas de memoria, hacer pruebas sencillas, almacenar información en la nube o hablar con otros estudiantes de las mismas materias.

6. Hablá con algún profesor de la materia

Si preparaste el examen con un profesor o mientras repasás notás que tenés algunas dudas, contactate con el profesor para aclarar esas dudas y asegurarte que tenés todos los conceptos fundamentales claros. Si se trata de una materia práctica, tal vez el profesor tiene otras pruebas para que puedas hacer y seguir poniéndote a prueba.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.