text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Carreras cortas: ¿por qué cursarlas?

      
Carreras cortas: ¿por qué cursarlas?
Carreras cortas: ¿por qué cursarlas?  |  Fuente: Istock

En realidad, estos detalles cada día tienen menor importancia. Si nos atenemos a los diversos informes sobre las salidas laborales para los individuos en edad de trabajar, más del 50% de las ofertas que se encuentran en el mercado, tal como avisa, por ejemplo, Adecco en su trabajo anual, requieren de formación universitaria, ya sea más o menos larga.

¿Por qué cursar carreras cortas?

Entonces, ¿merece la pena cursar carreras cortas? Lo cierto es que sí. De hecho, la formación universitaria es hoy en día básica para cualquier empleo. Cuanta mayor educación y formación tengas, más facilidades obtendrás para encontrar mejores trabajos, para ascender en tu puesto, etc.

Pero, sea como fuere, lo primero que tienes que tener claro a la hora de elegir carrera es un detalle primordial: que te guste lo que vas a estudiar. Antes de entrar en detalles sobre la duración de tus estudios, asegúrate de que es lo que quieres, para lo que tienes talento y que te motiva.  

Considera que, una vez termines tu carrera, sea corta o larga, vas a trabajar de ello durante mucho tiempo. Por eso, incluso a la hora de elegir especialización, has de tener claro que eso es lo que deseas. Así, tu salto al mercado laboral será menos acentuado, más provechoso y poco dramático.

Dicho esto, ¿carrera larga o corta? No es una cuestión baladí y es necesario que, una vez tienes más o menos clara la rama formativa superior por la que optarás, decidas conociendo los pros de unos estudios rápidos que puedes completar en pocos años.

Tampoco has de olvidar que, una vez terminas tu carrera, tal vez necesites un tiempo para la especialización, para la formación definitiva y la obtención de experiencia, etc.

Ventajas del estudio de carreras técnicas o cortas

Las carreras cortas son conocidas también como carreras técnicas. Son el camino perfecto para un ingreso rápido y preparado en el mercado laboral, pues se cursan a gran velocidad y ofrecen una formación muy práctica.

Muchos estudiantes consideran que estudiar una carrera corta implicará un sueldo más bajo una vez se acabe. No obstante, el mercado de contratación es más amplio para la formación técnica y, lo que es mejor, en realidad, el sueldo que recibe un trabajador depende más de su motivación, su habilidad y competencia, su adaptación a su empresa, etc. Es decir, si eres bueno en lo tuyo, ascenderás con total seguridad y podrás aspirar a una buena paga.

También se ha de tener en cuenta que un buen técnico hace trabajos que solo él puede hacer. Esa exclusividad, según se va sumando a la experiencia y una buena formación, se traduce en una competencia elevada y un sueldo muy notable.

Además, el costo de una carrera técnica o corta es menor, por lo que en poco tiempo se puede obtener un título especializado que abra el mercado laboral con una inversión más baja.

Las carreras cortas tienen una tasa de desempleo significativamente más baja que las de estudios superiores más extensos. Hacen falta expertos que desempeñen estas labores técnicas y las empresas no siempre encuentran especialistas con la formación y experiencia deseada.

Recuerda, también una carrera corta te facilitará la especialización, que la podrás hacer más rápido mediante cursos de capacitación y programas avanzados.

Además, comenzar una carrera corta no implica que, luego, más adelante, puedas convalidar y cursar los años que te falten para adquirir la formación superior.

Ahora que conoces los beneficios de cursar una carrera corta, es decisión tuya elegir qué tipo de formación superior quieres recibir.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.