text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Técnicas de estudio para recordar

      
<p>La <strong>memoria</strong> consta de tres fases: <strong>registro, retención y recuerdo</strong>, y se puede clasificar en <strong>Memoria sensorial, Memoria a corto plazo</strong> y <strong>Memoria a largo plazo</strong>. Además, atendiendo al sentido podemos hablar de <strong>memoria auditiva, semántica, visual, espacial, episódica</strong> y <strong>de procedimiento</strong>.</p><p>Para <strong>afianzar la memoria</strong> se pueden aplicar técnicas diversas:</p><ol><li><strong>Concentrate:</strong> evitá repartir esfuerzos. Para garantizar que el tiempo rinda, lo mejor es hacer una sola cosa y esforzarse al máximo en ella.</li><li><strong>Hacé tus propios apuntes</strong>: resumir los temas y plasmarlos en papel es una de las vías más eficaces para retener información.</li><li><strong>Repetí una y otra vez: </strong>repasar en voz alta ayuda a fijar los temas por eso, nuestra recomendación es que siempre que tengas un rato, repetir mentalmente lo que has estudiado sumará puntos a tu favor<strong>.</strong></li><li><strong>Esqueatiza el contenido</strong>: servirá para organizar la información y destacar lo más importante de cada tema. Subrayar también sirve. Todo depende de tu gusto.</li><li><strong>Tests:</strong> para comprobar lo que ya sabés, lo mejor es hacer exámenes o test que pongan de manifiesto tus conocimientos.</li></ol>
Fuente: Shutterstock

La memoria consta de tres fases: registro, retención y recuerdo, y se puede clasificar en Memoria sensorial, Memoria a corto plazo y Memoria a largo plazo. Además, atendiendo al sentido podemos hablar de memoria auditiva, semántica, visual, espacial, episódica y de procedimiento.

Para afianzar la memoria se pueden aplicar técnicas diversas:

  1. Concentrate: evitá repartir esfuerzos. Para garantizar que el tiempo rinda, lo mejor es hacer una sola cosa y esforzarse al máximo en ella.
  2. Hacé tus propios apuntes: resumir los temas y plasmarlos en papel es una de las vías más eficaces para retener información.
  3. Repetí una y otra vez: repasar en voz alta ayuda a fijar los temas por eso, nuestra recomendación es que siempre que tengas un rato, repetir mentalmente lo que has estudiado sumará puntos a tu favor.
  4. Esqueatiza el contenido: servirá para organizar la información y destacar lo más importante de cada tema. Subrayar también sirve. Todo depende de tu gusto.
  5. Tests: para comprobar lo que ya sabés, lo mejor es hacer exámenes o test que pongan de manifiesto tus conocimientos.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.