text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 “vicios” que todo estudiante debe abandonar

      
<p style=text-align: justify;>Aunque la palabra “estudio” no suele asociarse en nuestra mente con el concepto de “mal hábito”, muchas personas estudian de maneras que perjudican su aprendizaje y por lo tanto sus resultados. Obtener calificaciones más bajas de las esperadas puede generar frustración, estrés y ansiedad. Por este motivo, te <strong>compartimos los 4 “vicios” más comunes en relación al estudio y cómo vencerlos. </strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=¿Qué técnicas sirven al estudiar y cuáles no? href=https://noticias.universia.edu.uy/actualidad/noticia/2014/09/23/1111885/tecnicas-sirven-estudiar-cuales.html>» <strong>¿Qué técnicas sirven al estudiar y cuáles no?</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=6 aplicaciones indispensables para los estudiantes href=https://noticias.universia.edu.uy/educacion/noticia/2015/05/06/1124582/6-aplicaciones-indispensables-estudiantes.html>» <strong>6 aplicaciones indispensables para los estudiantes</strong></a>  <br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Conocé 6 alimentos que ayudarán a mejorar tu nivel de concentración href=https://noticias.universia.edu.uy/actualidad/noticia/2014/11/13/1114980/conoce-6-alimentos-ayudaran-mejorar-nivel-concentracion.html>» <strong>Conocé 6 alimentos que ayudarán a mejorar tu nivel de concentración</strong></a>  </p><p> </p><p style=text-align: justify;><strong>1. Estudiar de la misma manera para todas las pruebas</strong></p><p style=text-align: justify;>Tu prueba de historia de 1° de liceo es muy distinta a tu parcial de Estadística de la universidad. No es lo mismo un test de vocabulario que un examen semestral. Aunque esto parezca obvio, <strong>muchos alumnos estudian de la misma manera sin importar cómo serán evaluados.</strong> Antes de comenzar a estudiar, es necesario comprender la magnitud de la prueba a la que te vas a enfrentar, así como su método de evaluación: ¿consiste en desarrollar un tema? ¿Es de múltiple opción? ¿Cuánto tiempo me va a llevar prepararlo? Preguntándote estas cosas podrás generar estrategias de estudio aplicadas a cada prueba en particular y estudiar de manera eficiente.</p><p style=text-align: justify;><strong> </strong></p><p style=text-align: justify;><strong>2.Ser negativo contigo mismo</strong></p><p style=text-align: justify;>Si te repetís lo mismo muchas veces, vas a terminar creyéndotelo. Si constantemente emites mensajes negativos como “odio estudiar”, “nunca voy a poder aprender esto” o “este tema es demasiado difícil” <strong>probablemente se conviertan en realidad e impacten negativamente tus calificaciones. </strong></p><p style=text-align: justify;>En su lugar, intentá reemplazar estas oraciones destructivas con mensajes positivos: “estudiar me dará la nota que quiero obtener”, “voy a invertir el tiempo necesario hasta aprenderlo” y “yo puedo”. Aunque no lo creas, estos pensamientos terminarán entrando en tu cabeza y los terminarás incorporando de la misma manera que hacías con los mensajes negativos.</p><p style=text-align: justify;><strong> </strong></p><p style=text-align: justify;><strong>3.Estudiar rodeado de distracciones</strong></p><p style=text-align: justify;>Si te pasás en las redes sociales o navegando en internet cuando deberías estar estudiando, lo más probable es que a la hora del examen no aproveches tu máximo potencial. Mientras estudiás, tu objetivo principal debe ser aprender el material de la manera más rápida y eficiente posible.<strong> Las distracciones externas –televisión, smartphone– pueden arruinar tus sesiones de estudio tanto como las internas –preocupación, ansiedad. </strong>Para solucionar este problema, establecé la rutina que mejor se adapte a tus necesidades y no te apartes de ella.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>4.Esperar hasta el último minuto</strong></p><p style=text-align: justify;>Es imposible aprender todo lo necesario para un examen final la noche anterior, por más que quieras creerlo. Incluso si embutís tu cerebro con conocimientos en pocas horas, estos se borrarán de tu memoria en poco tiempo. En lugar de dejar todo para el último minuto, examiná tu calendario algunas semanas antes de la prueba y establecé horarios y días de estudio. Aunque sean intervalos de 20 minutos al día, es mejor estudiar un poco a diario que tratar de aprender todo de la noche a la mañana.</p>
Autor: Pink Sherbet Photography  |  Fuente: Flickr

Aunque la palabra “estudio” no suele asociarse en nuestra mente con el concepto de “mal hábito”, muchas personas estudian de maneras que perjudican su aprendizaje y por lo tanto sus resultados. Obtener calificaciones más bajas de las esperadas puede generar frustración, estrés y ansiedad. Por este motivo, te compartimos los 4 “vicios” más comunes en relación al estudio y cómo vencerlos.

 

Lee también
» ¿Qué técnicas sirven al estudiar y cuáles no?
» 6 aplicaciones indispensables para los estudiantes 
» Conocé 6 alimentos que ayudarán a mejorar tu nivel de concentración 

 

1. Estudiar de la misma manera para todas las pruebas

Tu prueba de historia de 1° de liceo es muy distinta a tu parcial de Estadística de la universidad. No es lo mismo un test de vocabulario que un examen semestral. Aunque esto parezca obvio, muchos alumnos estudian de la misma manera sin importar cómo serán evaluados. Antes de comenzar a estudiar, es necesario comprender la magnitud de la prueba a la que te vas a enfrentar, así como su método de evaluación: ¿consiste en desarrollar un tema? ¿Es de múltiple opción? ¿Cuánto tiempo me va a llevar prepararlo? Preguntándote estas cosas podrás generar estrategias de estudio aplicadas a cada prueba en particular y estudiar de manera eficiente.

 

2.Ser negativo contigo mismo

Si te repetís lo mismo muchas veces, vas a terminar creyéndotelo. Si constantemente emites mensajes negativos como “odio estudiar”, “nunca voy a poder aprender esto” o “este tema es demasiado difícil” probablemente se conviertan en realidad e impacten negativamente tus calificaciones.

En su lugar, intentá reemplazar estas oraciones destructivas con mensajes positivos: “estudiar me dará la nota que quiero obtener”, “voy a invertir el tiempo necesario hasta aprenderlo” y “yo puedo”. Aunque no lo creas, estos pensamientos terminarán entrando en tu cabeza y los terminarás incorporando de la misma manera que hacías con los mensajes negativos.

 

3.Estudiar rodeado de distracciones

Si te pasás en las redes sociales o navegando en internet cuando deberías estar estudiando, lo más probable es que a la hora del examen no aproveches tu máximo potencial. Mientras estudiás, tu objetivo principal debe ser aprender el material de la manera más rápida y eficiente posible. Las distracciones externas –televisión, smartphone– pueden arruinar tus sesiones de estudio tanto como las internas –preocupación, ansiedad. Para solucionar este problema, establecé la rutina que mejor se adapte a tus necesidades y no te apartes de ella.

 

4.Esperar hasta el último minuto

Es imposible aprender todo lo necesario para un examen final la noche anterior, por más que quieras creerlo. Incluso si embutís tu cerebro con conocimientos en pocas horas, estos se borrarán de tu memoria en poco tiempo. En lugar de dejar todo para el último minuto, examiná tu calendario algunas semanas antes de la prueba y establecé horarios y días de estudio. Aunque sean intervalos de 20 minutos al día, es mejor estudiar un poco a diario que tratar de aprender todo de la noche a la mañana.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.