text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Realizar evaluaciones de aprendizaje mejora la calidad de la educación

      
<p style=text-align: justify;>El último<strong><a href=https://unesdoc.unesco.org/images/0023/002324/232435s.pdf target=_blank>informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2015</a></strong> de la <strong><a href=https://www.unesco.org/ target=_blank>UNESCO</a></strong> revela cifras del estado actual de la educación. Un aspecto donde se constató un progreso considerable fue en la calidad de la educación. Según los responsables del estudio, la mejora fue producto de las evaluaciones nacionales de aprendizaje que se realizaron del 2000 al 2015.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><span style=color: #ff0000;><strong>Además: </strong></span></p><p style=text-align: justify;><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=» Visita el especial del Informe Educación para Todos de la UNESCO y descubre la realidad educativa de 140 países href=https://noticias.universia.edu.uy/tag/UNESCO-educaci%C3%B3n-para-todos-2015/><strong>» Visita el especial del Informe Educación para Todos de la UNESCO y descubre la realidad educativa de 140 países</strong></a></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Velar por una mejor educación en el mundo fue lo que motivó a 164 naciones a comprometerse a realizar acciones en favor de éste fin común. Durante en Foro Mundial de la Educación en el año 2000 redactaron seis objetivos a cumplir antes de 2015. El 9 de abril la UNESCO reveló en su Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2015 qué países cumplieron lo buscado y cuáles no.</p><p style=text-align: justify;>Entre sus objetivos destacaban <strong>la necesidad de mejorar cualitativamente la educación, para conseguir mejores resultados académicos</strong> en aspectos como la lectura, escritura, aritmética y competencias prácticas. Las cifras registradas comprobaron que elaborar un número mayor de evaluaciones nacionales de aprendizaje ayudaba a mejorar la calidad de la educación. Concretamente se vio reflejado en el descenso de la década de los noventas al 2013, donde pasaron de realizar 283 evaluaciones a 1.167.</p><p style=text-align: justify;><strong>Relacionaron el suceso a que los países que implementaron las evaluaciones pasaron a tener más conocimiento sobre las características de la educación.</strong> En lugar de suposiciones ahora cuentan con datos reales que les han servido de brújula para saber hacia dónde orientar los cambios.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><span style=text-decoration: underline;><strong>Menos alumnos por docente para una mejor educación</strong></span></p><p style=text-align: justify;>La UNESCO también explicó en el documento que otro factor que incidió positivamente en el progreso en la calidad de la educación fue el porcentaje de alumnos por docente. Al descender esta cantidad es posible adaptar los contenidos a las necesidades de los alumnos por ejemplo. De los 146 países que se comprometieron con los objetivos en el 2000 y efectivamente procedieron a facilitar datos, 121 consiguieron descender el promedio de alumnos por profesor. Los mejores resultados implicaron clases de 14 alumnos por educador, situación que se experimentó en América del Norte y en Europa.</p><p style=text-align: justify;><strong>En el caso de América Latina los resultados no alcanzaron a ser tan buenos: se registraron 23 alumnos por docente. Igualmente la localidad con peores cifras fue África Subsahariana</strong> donde hay escuelas que cuentan con 42 estudiantes por maestro. Para modificar ésta situación los países deberían contar con 4 millones de docentes más de los que hay en la actualidad. Para motivar a que más educadores deseen dedicarse a la enseñanza, es tarea de los estados el proporcionar mejores condiciones laborales, como por ejemplo brindando un mejor salario.</p><p style=text-align: justify;>Otros cambios a aplicar para cumplir con el objetivo implican mejorar los materiales de estudio, mejorar el estado de la infraestructura de las escuelas y desarrollando planes de estudio en los que los alumnos saquen más provecho del tiempo que pasan en la escuela.</p>
Autor: Official U.S. Navy Page  |  Fuente: Flickr

El últimoinforme de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2015 de la UNESCO revela cifras del estado actual de la educación. Un aspecto donde se constató un progreso considerable fue en la calidad de la educación. Según los responsables del estudio, la mejora fue producto de las evaluaciones nacionales de aprendizaje que se realizaron del 2000 al 2015.

 

Además:

» Visita el especial del Informe Educación para Todos de la UNESCO y descubre la realidad educativa de 140 países

 

Velar por una mejor educación en el mundo fue lo que motivó a 164 naciones a comprometerse a realizar acciones en favor de éste fin común. Durante en Foro Mundial de la Educación en el año 2000 redactaron seis objetivos a cumplir antes de 2015. El 9 de abril la UNESCO reveló en su Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2015 qué países cumplieron lo buscado y cuáles no.

Entre sus objetivos destacaban la necesidad de mejorar cualitativamente la educación, para conseguir mejores resultados académicos en aspectos como la lectura, escritura, aritmética y competencias prácticas. Las cifras registradas comprobaron que elaborar un número mayor de evaluaciones nacionales de aprendizaje ayudaba a mejorar la calidad de la educación. Concretamente se vio reflejado en el descenso de la década de los noventas al 2013, donde pasaron de realizar 283 evaluaciones a 1.167.

Relacionaron el suceso a que los países que implementaron las evaluaciones pasaron a tener más conocimiento sobre las características de la educación. En lugar de suposiciones ahora cuentan con datos reales que les han servido de brújula para saber hacia dónde orientar los cambios.

 

Menos alumnos por docente para una mejor educación

La UNESCO también explicó en el documento que otro factor que incidió positivamente en el progreso en la calidad de la educación fue el porcentaje de alumnos por docente. Al descender esta cantidad es posible adaptar los contenidos a las necesidades de los alumnos por ejemplo. De los 146 países que se comprometieron con los objetivos en el 2000 y efectivamente procedieron a facilitar datos, 121 consiguieron descender el promedio de alumnos por profesor. Los mejores resultados implicaron clases de 14 alumnos por educador, situación que se experimentó en América del Norte y en Europa.

En el caso de América Latina los resultados no alcanzaron a ser tan buenos: se registraron 23 alumnos por docente. Igualmente la localidad con peores cifras fue África Subsahariana donde hay escuelas que cuentan con 42 estudiantes por maestro. Para modificar ésta situación los países deberían contar con 4 millones de docentes más de los que hay en la actualidad. Para motivar a que más educadores deseen dedicarse a la enseñanza, es tarea de los estados el proporcionar mejores condiciones laborales, como por ejemplo brindando un mejor salario.

Otros cambios a aplicar para cumplir con el objetivo implican mejorar los materiales de estudio, mejorar el estado de la infraestructura de las escuelas y desarrollando planes de estudio en los que los alumnos saquen más provecho del tiempo que pasan en la escuela.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.