text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"El docente es una figura clave en una educación de calidad, y puede afirmarse que es el factor decisivo", consideró Adriana Aristimuño

      

Adriana Aristimuño

Licenciada en ciencias de la educación por la Universidad de la República (Uruguay, 1986) y doctora en ciencias de la educación por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica, 1996).

  • ¿De qué manera influye el papel del docente en la educación de calidad?

El docente es una figura clave en una educación de calidad. Puede afirmarse que es el factor decisivo. Numerosas investigaciones empíricas han puesto de manifiesto esta realidad, identificando la relación directa que existe entre la calidad del trabajo docente y la calidad de los logros de los estudiantes. En particular, ya es una obra clásica, citada con frecuencia, el informe de la consultora británica Mc.Kinsey, que ha probado, con investigaciones realizadas sobre los países que han mejorado sus sistemas educativos y los han logrado mantener durante años, que "el techo de la calidad de un sistema educativo está condicionado por la calidad de sus docentes".

En investigaciones realizadas luego de conocerse los resultados de las pruebas internacionales PISA, se ha puesto de manifiesto esta relación. En particular, las estrategias de enseñanza que utiliza un docente impactan directamente sobre los aprendizajes. Entre ellas, las estrategias de evaluación son decisivas.


"Es de esperar que se pongan en práctica metodologías que atrapen la atención y generan más motivación de los estudiantes por aprender"

  •  ¿Cuáles son las tendencias en metodología de enseñanza y aprendizaje actualmente?, ¿y qué tanto cree que evolucionarán en 5 o 10 años?

Es difícil generalizar. Existen diferentes tendencias no solo por región, sino por tramo educativo al que se aplican. En Primaria existe una tendencia a integrar conocimientos en torno a temas o centros de interés, mientras que en la secundaria hay un énfasis mayor en las disciplinas. En Uruguay existe evidencia de que la enseñanza teórica y alejada de la realidad de los estudiantes repercute negativamente en sus aprendizajes (por ej, en el informe recientemente publicado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa). Es de esperar que en 5 o 10 años se pongan en práctica metodologías que atrapen la atención y generan más motivación de los estudiantes por aprender. Las TIC constituyen una muy buena herramienta para ello, aunque por ahora los frutos del Plan Ceibal no se vean.

 

  • ¿Cuáles son algunas barreras a las que se enfrentan estas nuevas metodologías para su implementación en el país?

Sin ningún lugar a dudas, la formación de los docentes. Es LA gran barrera.


  • ¿Los docentes son los principales responsables de su incorporación al uso de nuevas tecnologías o implementación de métodos de enseñanza?

Sí, lo son. Pero también hay que tener en cuenta sus condiciones de trabajo concretas en los centros educativos. Rotar permanentemente entre centros educativos conspira contra el desarrollo de metodologías adaptadas y pertinentes para el perfil de los estudiantes de cada lugar.


  • ¿Qué medidas de sensibilización requieren los educadores para aplicar estas nuevas metodologías?

Se requiere que los docentes tengan formación de base para su uso, pero también que tengan a disposición apoyos permanentes para ir mejorando su implementación.

En numerosos países ha dado resultado el trabajo en red de docentes (las nuevas tecnologías lo permiten de manera fluida).


  • ¿Cuáles son las principales aptitudes/competencias que deberá tener el docente del futuro pero que no necesitaba hace 20 años?

Gran flexibilidad para adaptar sus métodos; creatividad en sus estrategias; involucrarse en las dificultades personales de cada alumno para aprender; sustituir lo que se consideraba "saber mucho de la disciplina" por "saber mucho de cómo enseñar la disciplina".


  • ¿Qué cambios y en cuánto tiempo se tendrían que realizar, para evitar un rezago educativo en las nuevas generaciones?

Los cambios deberían comenzar cuanto antes: en la formación docente, en la concentración de docentes en los centros educativos evitando la rotación, en el uso masivo de TICs, en evitar que el aburrimiento sea la categoría central que define hoy cómo se encuentran los estudiantes en los centros educativos, tal como demostró el informe 2014 del INEEd.

Tendrían que haber comenzado hace años, y llevarán tiempo y recursos.

 

Acerca de Adriana Aristimuño

Licenciada en ciencias de la educación por la Universidad de la República (Uruguay, 1986) y doctora en ciencias de la educación por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica, 1996).

Sus focos de investigación son el análisis de la implementación de las políticas educativas, especialmente al nivel de los centros educativos, la educación secundaria y media, las políticas de combate al fracaso escolar y los cambios curriculares en todos los niveles educativos.

Ha trabajado en la educación pública del Uruguay en el seguimiento de reformas al nivel de la educación media y en la formación de formadores y directivos. Se ha desempeñado como consultora de organismos internacionales como Unicef, Unesco y BID, ha participado en numerosos eventos internacionales en sus temas de especialidad, y ha publicado unos 50 trabajos en su área. Es miembro de asociaciones científicas, comités editoriales y comités de evaluación. Desde 2008 es investigadora Nivel I del Sistema Nacional de Investigadores de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación del Uruguay.

Tiene una carrera académica de 28 años como docente de postgrado, formadora de investigadores y gestora en la Universidad Católica del Uruguay, donde ha integrado su Consejo Directivo y ha sido Decana de su Facultad de Ciencias Humanas desde 2005 hasta diciembre de 2011. Actualmente es profesora de Tiempo Completo de la Universidad y dirige su Departamento de Formación Humanística.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.