text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Uruguay tendrá su primera escuela sustentable

      
Fuente: Universia

La escuela nº 294 de Jaureguiberry, en Canelones, se convertirá, a fines de este año, en el primer instituto con infraestructura, energía eléctrica, agua potable, calefacción y parte de la alimentación completamente autosustentables. Este nuevo edificio, que tendrá capacidad para recibir a unos 100 niños, contará con molinos de viento, invernaderos para el cultivo de alimentos y paneles solares.
 

Lee también
» Jóvenes uruguayos emigrarían para buscar un “futuro mejor”
» Infografía: el uso de las TIC en la educación uruguaya se destaca a nivel latinoamericano 

 

El proyecto nace a partir de que Martín Espósito, junto a un equipo de trabajo, contactó a Earthship Biotecture, una empresa liderada por el reconocido arquitecto Michael Reynolds y dedicada a la construcción de comunidades autosustentables en todo el mundo. Con el objetivo de inaugurar una escuela de estas características en el país, hace cuatro años se dirigieron a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), entidad que designó a la escuela canaria como la elegida para el proyecto.

Hoy en día, la escuela de este balneario de Canelones no es gestionada por ANEP, sino por la comunidad local. Funciona en una casa alquilada con capacidad para 34 alumnos. Según comentó Espósito al portal de noticias 180: “Jaureguiberry hace 25 años que estaba pidiendo una escuela propia.”

 

 La construcción

El pasado miércoles 13 de mayo, Michael Reynolds, conocido como “el guerrero de la basura” dio a conocer los detalles de esta iniciativa en una cena a beneficio del proyecto. Según informó el arquitecto, este nuevo edificio de 270 metros cuadrados será levantado a partir de materiales reciclados como latas, botellas y neumáticos.

Para la obtención de energía eléctrica se implementarán paneles fotovoltaicos y molinos de viento. En cuanto al agua, esta se obtendrá a partir de un sistema de almacenamiento ubicado en el techo, que recogerá el agua de lluvia para una posterior purificación y utilización. Los alimentos serán cultivados por los propios alumnos y docentes, ya que la construcción contará con invernaderos internos. Los residuos orgánicos que resulten del comedor de los niños, a su vez, se utilizará como compuesto para fertilizar estas huertas.

17 arquitectos estadounidenses participarán en la construcción del edificio, que comenzará a levantarse entre octubre y diciembre de este año.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.