text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

12 consejos laborales para el “millennial” desempleado

      
<p>Los jóvenes nacidos entre 1980 y el 2000, la “generación del milenio”, suelen tener dificultades a la hora de encontrar un trabajo que se adapte a sus necesidades y aspiraciones. Si te sentís identificado, no te pierdas estos consejos a tener en cuenta <strong>tanto en tu búsqueda de empleo como en las entrevistas laborales:</strong></p><blockquote style=text-align: center;>Ingresá tu CV en nuestro <a id=EMPLEO class=enlaces_med_generacion_cv title=Portal de Empleo Universia Uruguay href=https://empleo.universia.edu.uy/buscoempleo//>Portal de Empleo</a> para acceder a ofertas laborales.</blockquote><p> </p><p><strong>1. No te quedes quieto</strong></p><p>En lugar de mantenerte de brazos cruzados mientras esperás que llegue la oferta laboral de tus sueños, buscá una pasantía o embarcate en un emprendimiento propio. Además de poder descubrir alguna faceta tuya que quizás no conocías, haberte mantenido activo en el desempleo quedará mejor en tu CV que un espacio en blanco.</p><p> </p><p><strong>2. No te inscribas en un posgrado solo por hacer algo</strong></p><p>Estar desempleado puede traer muchas dudas respecto a lo que querés hacer con tu vida, y frente a estos muchos deciden “resguardarse” en la idea de seguir estudiando. No obstante, lanzarse a un posgrado o una maestría solamente por hacer algo es una mala idea, ya que son muy costosos y no resolverán tu problema de fondo.</p><p> </p><p><strong>3. Elaborá una buena carta de presentación</strong></p><p>Algunas ofertas de empleo exigen que envíes una carta de presentación junto con tu currículum, y esto suele descolocar y generar ansiedad en algunos postulantes. Por más que “venderse” a uno mismo puede resultar incómodo, es necesario que te esfuerces por hacerlo de una forma original y bien escrita si querés obtener el empleo. No te limites a “refritar” lo que dice tu CV, sino intentá brindar una nueva perspectiva respecto a quién sos y qué es lo que podés aportar a la empresa.</p><p> </p><p><strong>4. Trabajá activamente en tu red de contactos</strong></p><p>Esta es una de las recomendaciones más importantes. Los contactos suelen ser una herramienta esencial a la hora de conseguir empleo, ya que muchas de las ofertas se transmiten del “boca a boca” y no son publicadas en portales de trabajo. Incluso, algunas empresas premian a sus empleados por recomendar a nuevos empleados. Por este motivo, si estás buscando trabajo, asegurate de que tus conocidos o tus conocidos de conocidos lo sepan, sobre todo aquellos que ya están trabajando en la industria de tu interés.</p><p> </p><p><strong>5. Hacé lo que te gusta</strong></p><p>Quizás en la época de tus padres o abuelos el tener una profesión tradicional era sinónimo de estabilidad y seguridad económica, pero ahora ya no es así. Si encontrás lo que te gusta y resulta que sos bueno en eso, ya contás con una gran ventaja. Por este motivo, no debés perder la oportunidad de hacer lo que te gusta, aunque pueda parecer inseguro al principio.</p><p> </p><p><strong>6. Aprovechá los servicios de inserción laboral de tu universidad</strong></p><p>La mayoría de las universidades cuentan con servicios de orientación e inserción laboral tanto para los estudiantes actuales como para los recién egresados. ¡No subestimes su utilidad!</p><p> </p><p><strong>7. Empleá las redes sociales a tu favor</strong></p><p>Tanto Facebook y Twitter como Linkedin pueden ser valiosas herramientas para enterarte de nuevas ofertas y contactar a personas clave en los campos de tu interés.</p><p>Por otro lado, es necesario que te asegures de que tus perfiles sociales no jugarán en tu contra a la hora de conseguir un nuevo trabajo. Ocupate de que las fotos bochornosas de tus vacaciones sean solo visibles para tus amigos y que lo que mostrás en tus redes coincida con lo que dijiste en la entrevista o incluiste en tu CV. ¡Nunca sabés quién mirará tu perfil!</p><p> </p><p><strong>8. Contactate con empresas que te interesen, aunque no hayan publicado ofertas...</strong></p><p>En muchos casos, las empresas circulan sus ofertas de manera interna o a través del boca a boca en lugar de publicarlas en los clasificados de empleo. Por este motivo, no descartes el contactarte directamente con los departamentos de recursos humanos de las organizaciones donde te gustaría trabajar para expresar tu interés y ponerte a disposición para una posible entrevista.</p><p> </p><p><strong>9. ... pero tampoco te postules a cualquier cosa</strong></p><p>Estar buscando trabajo no equivale a enviar tu CV a diestra y siniestra. Enviá tu CV a trabajos que sientas que estás capacitado para desempeñar y que coincidan con tus valores y motivaciones. Terminar en un trabajo que odies no te ayudará en nada.</p><p> </p><p><strong>10. Mantenete actualizado</strong></p><p>Aprovechá tu tiempo libre para mantenerte actualizado en el tema en que querés especializarte. Ya sea asistiendo a seminarios, paneles, charlas informativas o leyendo artículos e informes, estar al tanto de las últimas novedades te ayudará a conseguir nuevos contactos y cumplirá un importante rol en tu crecimiento profesional. </p><p> </p><p><strong>11. No seas demasiado pretensioso</strong></p><p>Existe un estereotipo respecto a los millennials y es que estos tienen la intención de ascender muy rápidamente apenas entran a una empresa. Cuando consigas una entrevista de trabajo, asegurate de mostrar que sos capaz de hacer el trabajo que te piden y añadir valor a la empresa antes de hacer pedidos.</p><p> </p><p><strong>12. Si conseguís una entrevista, acudí en hora, bien informado y bien vestido</strong></p><p>Uno de los peores errores que podés cometer en una entrevista de trabajo es estar desinformado. En la mayoría de las entrevistas te van a preguntar qué sabés sobre la organización, y quedar en blanco frente a esta pregunta puede ser afectar gravemente tus posibilidades de conseguir el puesto.</p><p>Por otro lado, acudir en hora y con aspecto cuidado y profesional son detalles básicos que de ser olvidados pueden mostrar que no te importa tanto ser seleccionado o no. Obviamente esto no quiere decir que tengas que ir de traje si te estás postulando a un puesto de creativo publicitario, por ejemplo. Aquí juega tu sentido común para adecuar tu vestimenta a la industria correspondiente.</p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=FNC busca a ingenieros jóvenes y talentosos href=https://noticias.universia.edu.uy/portada/noticia/2015/10/23/1132731/fnc-busca-ingenieros-jovenes-talentosos.html>» <strong>FNC busca a ingenieros jóvenes y talentosos</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=10 errores que no debés cometer en una entrevista de trabajo href=https://noticias.universia.edu.uy/consejos-profesionales/noticia/2015/06/12/1126632/10-errores-debes-cometer-entrevista-trabajo.html>» <strong>10 errores que no debés cometer en una entrevista de trabajo</strong></a> </p>
Fuente: Pexels

Los jóvenes nacidos entre 1980 y el 2000, la “generación del milenio”, suelen tener dificultades a la hora de encontrar un trabajo que se adapte a sus necesidades y aspiraciones. Si te sentís identificado, no te pierdas estos consejos a tener en cuenta tanto en tu búsqueda de empleo como en las entrevistas laborales:

Ingresá tu CV en nuestro Portal de Empleo para acceder a ofertas laborales.

 

1. No te quedes quieto

En lugar de mantenerte de brazos cruzados mientras esperás que llegue la oferta laboral de tus sueños, buscá una pasantía o embarcate en un emprendimiento propio. Además de poder descubrir alguna faceta tuya que quizás no conocías, haberte mantenido activo en el desempleo quedará mejor en tu CV que un espacio en blanco.

 

2. No te inscribas en un posgrado solo por hacer algo

Estar desempleado puede traer muchas dudas respecto a lo que querés hacer con tu vida, y frente a estos muchos deciden “resguardarse” en la idea de seguir estudiando. No obstante, lanzarse a un posgrado o una maestría solamente por hacer algo es una mala idea, ya que son muy costosos y no resolverán tu problema de fondo.

 

3. Elaborá una buena carta de presentación

Algunas ofertas de empleo exigen que envíes una carta de presentación junto con tu currículum, y esto suele descolocar y generar ansiedad en algunos postulantes. Por más que “venderse” a uno mismo puede resultar incómodo, es necesario que te esfuerces por hacerlo de una forma original y bien escrita si querés obtener el empleo. No te limites a “refritar” lo que dice tu CV, sino intentá brindar una nueva perspectiva respecto a quién sos y qué es lo que podés aportar a la empresa.

 

4. Trabajá activamente en tu red de contactos

Esta es una de las recomendaciones más importantes. Los contactos suelen ser una herramienta esencial a la hora de conseguir empleo, ya que muchas de las ofertas se transmiten del “boca a boca” y no son publicadas en portales de trabajo. Incluso, algunas empresas premian a sus empleados por recomendar a nuevos empleados. Por este motivo, si estás buscando trabajo, asegurate de que tus conocidos o tus conocidos de conocidos lo sepan, sobre todo aquellos que ya están trabajando en la industria de tu interés.

 

5. Hacé lo que te gusta

Quizás en la época de tus padres o abuelos el tener una profesión tradicional era sinónimo de estabilidad y seguridad económica, pero ahora ya no es así. Si encontrás lo que te gusta y resulta que sos bueno en eso, ya contás con una gran ventaja. Por este motivo, no debés perder la oportunidad de hacer lo que te gusta, aunque pueda parecer inseguro al principio.

 

6. Aprovechá los servicios de inserción laboral de tu universidad

La mayoría de las universidades cuentan con servicios de orientación e inserción laboral tanto para los estudiantes actuales como para los recién egresados. ¡No subestimes su utilidad!

 

7. Empleá las redes sociales a tu favor

Tanto Facebook y Twitter como Linkedin pueden ser valiosas herramientas para enterarte de nuevas ofertas y contactar a personas clave en los campos de tu interés.

Por otro lado, es necesario que te asegures de que tus perfiles sociales no jugarán en tu contra a la hora de conseguir un nuevo trabajo. Ocupate de que las fotos bochornosas de tus vacaciones sean solo visibles para tus amigos y que lo que mostrás en tus redes coincida con lo que dijiste en la entrevista o incluiste en tu CV. ¡Nunca sabés quién mirará tu perfil!

 

8. Contactate con empresas que te interesen, aunque no hayan publicado ofertas...

En muchos casos, las empresas circulan sus ofertas de manera interna o a través del boca a boca en lugar de publicarlas en los clasificados de empleo. Por este motivo, no descartes el contactarte directamente con los departamentos de recursos humanos de las organizaciones donde te gustaría trabajar para expresar tu interés y ponerte a disposición para una posible entrevista.

 

9. ... pero tampoco te postules a cualquier cosa

Estar buscando trabajo no equivale a enviar tu CV a diestra y siniestra. Enviá tu CV a trabajos que sientas que estás capacitado para desempeñar y que coincidan con tus valores y motivaciones. Terminar en un trabajo que odies no te ayudará en nada.

 

10. Mantenete actualizado

Aprovechá tu tiempo libre para mantenerte actualizado en el tema en que querés especializarte. Ya sea asistiendo a seminarios, paneles, charlas informativas o leyendo artículos e informes, estar al tanto de las últimas novedades te ayudará a conseguir nuevos contactos y cumplirá un importante rol en tu crecimiento profesional. 

 

11. No seas demasiado pretensioso

Existe un estereotipo respecto a los millennials y es que estos tienen la intención de ascender muy rápidamente apenas entran a una empresa. Cuando consigas una entrevista de trabajo, asegurate de mostrar que sos capaz de hacer el trabajo que te piden y añadir valor a la empresa antes de hacer pedidos.

 

12. Si conseguís una entrevista, acudí en hora, bien informado y bien vestido

Uno de los peores errores que podés cometer en una entrevista de trabajo es estar desinformado. En la mayoría de las entrevistas te van a preguntar qué sabés sobre la organización, y quedar en blanco frente a esta pregunta puede ser afectar gravemente tus posibilidades de conseguir el puesto.

Por otro lado, acudir en hora y con aspecto cuidado y profesional son detalles básicos que de ser olvidados pueden mostrar que no te importa tanto ser seleccionado o no. Obviamente esto no quiere decir que tengas que ir de traje si te estás postulando a un puesto de creativo publicitario, por ejemplo. Aquí juega tu sentido común para adecuar tu vestimenta a la industria correspondiente.

 

Lee también
» FNC busca a ingenieros jóvenes y talentosos
» 10 errores que no debés cometer en una entrevista de trabajo 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.