text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cambio climático: Uruguay bien posicionado para enfrentar catástrofes naturales

      
<p style=text-align: justify;>Uruguay es el segundo país de América del Sur mejor preparado para superar el <strong>cambio climático</strong>. Esta es una de las afirmaciones que se desprenden del último <strong><a href=https://index.gain.org/ rel=me nofollow>Índice de Adaptación Global (ND-GAIN)</a></strong>elaborado por la <strong><a title=Universidad de Notre Dame - Universia href=https://internacional.universia.net/eeuu/unis/indiana/nd/descripcion.htm>Universidad de Notre Dame</a></strong>. Es que Uruguay ha sabido disminuir su nivel de vulnerabilidad desde el año 2002, lo que lo ubica en el puesto número dos en cuanto a países de Latinoamérica y en el lugar <strong>50</strong> del ranking mundial. </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>El primer puesto está ocupado por <strong>Noruega</strong>, con un 82,6% de capacidad de adaptación. Le sigue <strong>Nueva Zelanda</strong> y <strong>Suecia</strong>. La parte baja del listado es liderada por<strong> Chad</strong> con 31,5%, acompañado de <strong>Afganistán</strong> y otros países del <strong>África Subsahariana.</strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Sin embargo, de acuerdo con el presidente de la Fundación Códigos, Luis Seguessa, el buen posicionamiento del Uruguay en este ranking se debe a sus <strong>condiciones naturales</strong> y no a su actividad o inversión en soluciones prácticas.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4>Aspectos positivos del Uruguay</h4><h4> </h4><p style=text-align: justify;>De acuerdo con Seguessa, Uruguay cuenta con buen acceso al agua, un alto nivel de producción y buena altura respecto al nivel del mar.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>El experto señalo que la <strong>hidrografía</strong> del país es uno de los elementos que lo distingue en un contexto mundial donde el agua se ha convertido un bien prioritario. Además, destacó el <strong>fácil acceso a los alimentos,</strong> al tener 75% de tierras arables. Asimismo, se refirió a la altura con respecto al nivel del mar que el país mantiene “a pesar de ser una inmensa llanura”. </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>“El nivel del mar está subiendo muy lentamente, pero no va a llegar a más de 10 metros de altura. Uruguay está cubierto en ese sentido porque no es un país con zonas bajo nivel del mar como pasa, por ejemplo, en Argentina”, explicó.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4>Aspectos negativos del Uruguay</h4><h4> </h4><p style=text-align: justify;>Seguessa manifestó que, si bien el panorama uruguayo es alentador, <strong>algunos desafíos aún persisten</strong>. Por ejemplo, en cuanto a vulnerabilidad, dijo que el país charrúa presenta resultados perturbadores en tres áreas. La primera refiere al aumento de la concentración de población en pocos espacios urbanos. La segunda al bajo nivel en el cuidado del medio ambiente y, por último a la falta de pavimentación de calles. Incluso, en cuanto a la capacidad de respuesta ante sucesos de este tipo, los indicadores muestran que Uruguay presenta dificultades en el área de la innovación.</p><p style=text-align: justify;><br/>De todos modos, el investigador dijo que uno de los aspectos que más debería importar a la población en general es<strong> la falta de oxígeno</strong>. Sin embargo, la enorme industria automotriz y petrolera que se encuentra detrás hace que este tema no se hablen como se debería. En este punto, explicó que Uruguay “podría haber hecho muchos cambios que podrían haber favorecido la lucha contra el cambio climático y no se hicieron”, como por ejemplo, la conversión de autos de combustión a eléctricos.</p>
Fuente: Universia

Uruguay es el segundo país de América del Sur mejor preparado para superar el cambio climático. Esta es una de las afirmaciones que se desprenden del último Índice de Adaptación Global (ND-GAIN)elaborado por la Universidad de Notre Dame. Es que Uruguay ha sabido disminuir su nivel de vulnerabilidad desde el año 2002, lo que lo ubica en el puesto número dos en cuanto a países de Latinoamérica y en el lugar 50 del ranking mundial. 

 

El primer puesto está ocupado por Noruega, con un 82,6% de capacidad de adaptación. Le sigue Nueva Zelanda y Suecia. La parte baja del listado es liderada por Chad con 31,5%, acompañado de Afganistán y otros países del África Subsahariana.

 

Sin embargo, de acuerdo con el presidente de la Fundación Códigos, Luis Seguessa, el buen posicionamiento del Uruguay en este ranking se debe a sus condiciones naturales y no a su actividad o inversión en soluciones prácticas.

 

Aspectos positivos del Uruguay

 

De acuerdo con Seguessa, Uruguay cuenta con buen acceso al agua, un alto nivel de producción y buena altura respecto al nivel del mar.

 

El experto señalo que la hidrografía del país es uno de los elementos que lo distingue en un contexto mundial donde el agua se ha convertido un bien prioritario. Además, destacó el fácil acceso a los alimentos, al tener 75% de tierras arables. Asimismo, se refirió a la altura con respecto al nivel del mar que el país mantiene “a pesar de ser una inmensa llanura”. 

 

“El nivel del mar está subiendo muy lentamente, pero no va a llegar a más de 10 metros de altura. Uruguay está cubierto en ese sentido porque no es un país con zonas bajo nivel del mar como pasa, por ejemplo, en Argentina”, explicó.

 

Aspectos negativos del Uruguay

 

Seguessa manifestó que, si bien el panorama uruguayo es alentador, algunos desafíos aún persisten. Por ejemplo, en cuanto a vulnerabilidad, dijo que el país charrúa presenta resultados perturbadores en tres áreas. La primera refiere al aumento de la concentración de población en pocos espacios urbanos. La segunda al bajo nivel en el cuidado del medio ambiente y, por último a la falta de pavimentación de calles. Incluso, en cuanto a la capacidad de respuesta ante sucesos de este tipo, los indicadores muestran que Uruguay presenta dificultades en el área de la innovación.


De todos modos, el investigador dijo que uno de los aspectos que más debería importar a la población en general es la falta de oxígeno. Sin embargo, la enorme industria automotriz y petrolera que se encuentra detrás hace que este tema no se hablen como se debería. En este punto, explicó que Uruguay “podría haber hecho muchos cambios que podrían haber favorecido la lucha contra el cambio climático y no se hicieron”, como por ejemplo, la conversión de autos de combustión a eléctricos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.