text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Es realmente el desayuno la comida más importante del día?

      
<p style=text-align: justify;>Es sabido que <strong>el desayuno es una comida muy importante</strong> dado que funciona como combustible para poner en funcionamiento nuestro cuerpo luego de largas horas de reposo pero, <strong>¿efectivamente es la comida más importante del día? </strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Planificación no es sinónimo de productividad ¿Por qué? href=https://noticias.universia.edu.uy/empleo/noticia/2013/12/09/1068703/planificacion-no-es-sinonimo-productividad-que.html>» <strong>Planificación no es sinónimo de productividad ¿Por qué?</strong></a> </p><p> </p><p style=text-align: justify;>Para responder a esta pregunta, investigadores de la<strong>  <a href=https://www.uab.edu/home/ rel=me nofollow>Universidad de Alabama en Birmingham</a></strong>realizaron un estudio científico y una vez finalizado, expresaron que <strong>el desayuno está sobrevalorado</strong>. Para poder hacer esta afirmación, los investigadores seleccionaron al azar un grupo de <strong>300 jóvenes</strong> y lo separaron en dos grupos de 150. A uno se le ordenó dejar de desayunar y al otro a no saltearse esta comida. Luego los pesaron y los dejaron ir. Después de aproximadamente <strong>cuatro meses</strong>, los jóvenes volvieron y fueron pesados nuevamente. Allí, los investigadores pudieron comprobar que<strong> la ausencia o presencia del desayuno no varía el peso de las personas </strong>ya que las diferencias en su peso eran insignificantes. Esto <strong>desmitificaría la creencia que desayunar adecuadamente contribuye a un adecuado control del peso</strong>, concepto repetido frecuentemente la mayoría de las personas que están a régimen.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Otra investigación que también pone en crisis la idealización del desayuno es un estudio de la <strong><a href=https://www.bath.ac.uk/ rel=me nofollow>Universidad de Bath</a>:  </strong>científicos estudiaron a 33 personas delgadas – con un índice de Masa Corporal considerado “normal” – y les ordenaron <strong>dejar de desayunar</strong>. Luego de seis semanas, pudieron demostraron que<strong> tanto sus niveles de colesterol como de azúcar en sangre no variaron</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Sin embargo, el único elemento que sí depende de la ingesta o no de esta comida es<strong> la lucidez</strong> con que las personas comienzan su jornada: quienes tienen el hábito de desayunar, suelen gastar más energía al pensar - porque la tienen - mientras que los otros permanecen en reposo hasta conseguir alimento que ponga su actividad neuronal y muscular en marcha. </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Así que ahora ya sabés: desayunar no te hará engordar ni disminuirá tus niveles de azúcar y colesterol en sangre sino que sólo te hará permanecer más cansado durante las primeras horas de la mañana. Por eso, si verdaderamente no te gusta comer cuando recién te levantás, <strong>¡relajate!</strong></p>
Fuente: Universia

Es sabido que el desayuno es una comida muy importante dado que funciona como combustible para poner en funcionamiento nuestro cuerpo luego de largas horas de reposo pero, ¿efectivamente es la comida más importante del día? 

 

Lee también
» Planificación no es sinónimo de productividad ¿Por qué? 

 

Para responder a esta pregunta, investigadores de la  Universidad de Alabama en Birminghamrealizaron un estudio científico y una vez finalizado, expresaron que el desayuno está sobrevalorado. Para poder hacer esta afirmación, los investigadores seleccionaron al azar un grupo de 300 jóvenes y lo separaron en dos grupos de 150. A uno se le ordenó dejar de desayunar y al otro a no saltearse esta comida. Luego los pesaron y los dejaron ir. Después de aproximadamente cuatro meses, los jóvenes volvieron y fueron pesados nuevamente. Allí, los investigadores pudieron comprobar que la ausencia o presencia del desayuno no varía el peso de las personas ya que las diferencias en su peso eran insignificantes. Esto desmitificaría la creencia que desayunar adecuadamente contribuye a un adecuado control del peso, concepto repetido frecuentemente la mayoría de las personas que están a régimen.

 

Otra investigación que también pone en crisis la idealización del desayuno es un estudio de la Universidad de Bathcientíficos estudiaron a 33 personas delgadas – con un índice de Masa Corporal considerado “normal” – y les ordenaron dejar de desayunar. Luego de seis semanas, pudieron demostraron que tanto sus niveles de colesterol como de azúcar en sangre no variaron.

 

Sin embargo, el único elemento que sí depende de la ingesta o no de esta comida es la lucidez con que las personas comienzan su jornada: quienes tienen el hábito de desayunar, suelen gastar más energía al pensar - porque la tienen - mientras que los otros permanecen en reposo hasta conseguir alimento que ponga su actividad neuronal y muscular en marcha. 

 

Así que ahora ya sabés: desayunar no te hará engordar ni disminuirá tus niveles de azúcar y colesterol en sangre sino que sólo te hará permanecer más cansado durante las primeras horas de la mañana. Por eso, si verdaderamente no te gusta comer cuando recién te levantás, ¡relajate!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.