text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Científicos uruguayos crean piel sintética

      
<p> Según informa el Portal de la Universidad de la República, el grupo de científicos -integrado por Álvaro Mombrú, Helena Pardo, Ricardo Faccio, Mariano Romero e Ignacio Laborda- se propuso aplicar su experiencia en algún área sensible a nivel social: las quemaduras  relativamente frecuentes de quienes habitan en viviendas precarias, especialmente , niños. </p><p><br/> Para la investigación, facilitó que Uruguay  contara con el principal elemento utilizado para la creación del material: el tendón bovino. De él se extrae el colágeno soluble, la proteína que “da vida” a la piel. Nuestro país está libre de la Enfermedad Espongiforme Bovina, más conocida como “el mal de la vaca loca”, lo cual es una condición excluyente para poder extraer el colágeno y producir el tejido. Además, el tendón de la vaca no tiene prácticamente ningún uso, por lo cual es de fácil acceso. </p><p><br/><strong>Cómo trabaja la piel sintética</strong></p><p><br/> En la mayoría de los casos de quemaduras, la forma tradicionalmente usada para cubrir las heridas es empleando la propia piel del paciente. Se puede trasplantar piel sana de otra parte del cuerpo, lo que se conoce como injerto autodérmico. Pero las personas que sufren quemaduras en grandes extensiones no tienen suficiente piel sana, de modo que hay que buscar otra forma de cubrir las heridas. En estos casos, la aplicación de piel sintética es la solución. Además, también es útil para  otras heridas como úlceras diabéticas y escaras. </p><p><br/> En el Centro NanoMat trabajan en el desarrollo de nuevos materiales a partir de la nanotecnología, combinando estas últimas áreas de la nanomedicina. Específicamente en el desarrollo de la piel sintética, el objetivo de los científicos es encapsular sustancias que puedan ser aplicadas localmente a través de ésta, y que ese derrame hacia el cuerpo de la persona herida se haga de forma gradual, según los requerimientos de cada organismo. Se trata de un elemento diferencial en el trabajo del equipo uruguayo, que considera que el desafío está en adaptar inteligentemente el conocimiento y la tecnología ya desarrollados en otros países. </p><p><br/> En este momento el equipo de científicos tiene el prototipo de piel sintética acabado. “Ahora estamos tratando de pasar a una etapa de cultivos celulares, que tiene sus dificultades. Estamos tratando de implementar pruebas de los segmentos, antes de pasar a humanos. In vitro primero, y después in vivo, pero sobre animales”, explicó Helena Pardo. Pero, paralelamente a la implementación de los cultivos in vitro, están realizando gestiones para asesorarse con dermatólogos y expertos en quemados en algunas cuestiones técnicas vinculadas a las medicaciones que podrían ser agregadas mediante el nanoencapsulamiento. </p><p><br/> Actualmente, la piel sintética  está siendo fabricada en algunos países de Europa, en Japón y en Estados Unidos. Empresas de este último también la exportan, pero a costos elevados: alrededor de 220 dólares el centímetro cuadrado. Los investigadores uruguayos estiman que podrán producirla a un costo 50 veces menor. <br/><br/></p>

Según informa el Portal de la Universidad de la República, el grupo de científicos -integrado por Álvaro Mombrú, Helena Pardo, Ricardo Faccio, Mariano Romero e Ignacio Laborda- se propuso aplicar su experiencia en algún área sensible a nivel social: las quemaduras  relativamente frecuentes de quienes habitan en viviendas precarias, especialmente , niños.


Para la investigación, facilitó que Uruguay  contara con el principal elemento utilizado para la creación del material: el tendón bovino. De él se extrae el colágeno soluble, la proteína que “da vida” a la piel. Nuestro país está libre de la Enfermedad Espongiforme Bovina, más conocida como “el mal de la vaca loca”, lo cual es una condición excluyente para poder extraer el colágeno y producir el tejido. Además, el tendón de la vaca no tiene prácticamente ningún uso, por lo cual es de fácil acceso.


Cómo trabaja la piel sintética


En la mayoría de los casos de quemaduras, la forma tradicionalmente usada para cubrir las heridas es empleando la propia piel del paciente. Se puede trasplantar piel sana de otra parte del cuerpo, lo que se conoce como injerto autodérmico. Pero las personas que sufren quemaduras en grandes extensiones no tienen suficiente piel sana, de modo que hay que buscar otra forma de cubrir las heridas. En estos casos, la aplicación de piel sintética es la solución. Además, también es útil para  otras heridas como úlceras diabéticas y escaras.


En el Centro NanoMat trabajan en el desarrollo de nuevos materiales a partir de la nanotecnología, combinando estas últimas áreas de la nanomedicina. Específicamente en el desarrollo de la piel sintética, el objetivo de los científicos es encapsular sustancias que puedan ser aplicadas localmente a través de ésta, y que ese derrame hacia el cuerpo de la persona herida se haga de forma gradual, según los requerimientos de cada organismo. Se trata de un elemento diferencial en el trabajo del equipo uruguayo, que considera que el desafío está en adaptar inteligentemente el conocimiento y la tecnología ya desarrollados en otros países.


En este momento el equipo de científicos tiene el prototipo de piel sintética acabado. “Ahora estamos tratando de pasar a una etapa de cultivos celulares, que tiene sus dificultades. Estamos tratando de implementar pruebas de los segmentos, antes de pasar a humanos. In vitro primero, y después in vivo, pero sobre animales”, explicó Helena Pardo. Pero, paralelamente a la implementación de los cultivos in vitro, están realizando gestiones para asesorarse con dermatólogos y expertos en quemados en algunas cuestiones técnicas vinculadas a las medicaciones que podrían ser agregadas mediante el nanoencapsulamiento.


Actualmente, la piel sintética  está siendo fabricada en algunos países de Europa, en Japón y en Estados Unidos. Empresas de este último también la exportan, pero a costos elevados: alrededor de 220 dólares el centímetro cuadrado. Los investigadores uruguayos estiman que podrán producirla a un costo 50 veces menor.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.