text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los jóvenes con menos recursos tienen altas tasas de deserción académica

      
<p style=text-align: justify;>De acuerdo a los datos arrojados por el <strong>“Anuario Estadístico de Educación 2013”</strong>, documento diseñado por el <strong><a href=https://www.mec.gub.uy/ rel=me nofollow> Ministerio de Educación y Cultura</a> (MEC)</strong>, todavía persiste una <strong>alta deserción de los jóvenes</strong> que se alejan del sistema educativo formal luego de terminar la escuela.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=¿Por qué los jóvenes uruguayos abandonan los estudios? href=https://noticias.universia.edu.uy/en-portada/noticia/2013/12/04/1067712/que-jovenes-uruguayos-abandonan-estudios.html>» <strong>¿Por qué los jóvenes uruguayos abandonan los estudios? </strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=El 44% de los estudiantes uruguayos no logra aprobar sus cursos de secundaria href=https://noticias.universia.edu.uy/en-portada/noticia/2013/09/30/1052747/44-estudiantes-uruguayos-no-logra-aprobar-cursos-secundaria.html>» <strong>El 44% de los estudiantes uruguayos no logra aprobar sus cursos de secundaria </strong></a></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>En cuanto a la<strong> relación acceso a la educación - ingresos</strong>, se pudo comprobar que<strong> a partir de los 13 años, cuanto menos ingresos tienen los jóvenes, menor es el nivel educativo alcanzado</strong>. Sólo un 9.4% de los estudiantes que pertenece a familias de bajos recursos continúa estudiando al llegar a los 22 años. En contrapartida, el 61.8% de los jóvenes de clase alta se encuentra estudiando pasadas las dos décadas.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>El punto más alto de asistencia se da a los 8 años</strong>, donde el 100% de los niños sin importar su condición social asiste a un centro educativo. Sin embargo, una vez que pasan al liceo los cambios en los números son notorios.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>A los 13 años el total de los jóvenes de buen pasar continúan con sus estudios, mientras que entre los que menos recursos tienen la cifra baja a 92.1%. A medida que pasan los años aumenta la brecha y a los 17 años sólo estudia un 96,2% de quienes pertenecen a altos sectores sociales y un 54% de los jóvenes en menores condiciones económicas.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>A partir de los 18 años las diferencias son cada vez más grandes, aumentando de forma sistemática la deserción.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Cabe destacar que el documento del MEC muestra que <strong>entre los jóvenes más pobres se incrementó cerca de un 5% la población estudiantil</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>Resultados del Plan Ceibal</h4><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>En 2013 se consiguió que los alumnos del primer quintil de ingresos, que tienen computadoras en sus hogares, tengan el mismo nivel de aprobación que aquellos jóvenes que pertenecen a familias del segundo, tercero y hasta cuarto quintil.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>De acuerdo al Anuario Estadístico el <strong>Plan Ceibal permitió que los sectores más pobres y los más adinerados alcancen el mismo porcentaje de acceso a computadoras</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Es importante mencionar que durante el 2013 el Plan Ceibal llegó a 2.546 centros en todo el país, equivalentes a 559.836 alumnos y 47.623 docentes, es decir a un total de 607.459 personas, a los que dotó de computadoras y conexión a internet.</p>
Autor: Nicolas Alejandro Street Photography  |  Fuente: Flickr

De acuerdo a los datos arrojados por el “Anuario Estadístico de Educación 2013”, documento diseñado por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), todavía persiste una alta deserción de los jóvenes que se alejan del sistema educativo formal luego de terminar la escuela.

 

Lee también
» ¿Por qué los jóvenes uruguayos abandonan los estudios?
» El 44% de los estudiantes uruguayos no logra aprobar sus cursos de secundaria

 

En cuanto a la relación acceso a la educación - ingresos, se pudo comprobar que a partir de los 13 años, cuanto menos ingresos tienen los jóvenes, menor es el nivel educativo alcanzado. Sólo un 9.4% de los estudiantes que pertenece a familias de bajos recursos continúa estudiando al llegar a los 22 años. En contrapartida, el 61.8% de los jóvenes de clase alta se encuentra estudiando pasadas las dos décadas.

 

El punto más alto de asistencia se da a los 8 años, donde el 100% de los niños sin importar su condición social asiste a un centro educativo. Sin embargo, una vez que pasan al liceo los cambios en los números son notorios.

 

A los 13 años el total de los jóvenes de buen pasar continúan con sus estudios, mientras que entre los que menos recursos tienen la cifra baja a 92.1%. A medida que pasan los años aumenta la brecha y a los 17 años sólo estudia un 96,2% de quienes pertenecen a altos sectores sociales y un 54% de los jóvenes en menores condiciones económicas.

 

A partir de los 18 años las diferencias son cada vez más grandes, aumentando de forma sistemática la deserción.

 

Cabe destacar que el documento del MEC muestra que entre los jóvenes más pobres se incrementó cerca de un 5% la población estudiantil.

 

Resultados del Plan Ceibal

 

En 2013 se consiguió que los alumnos del primer quintil de ingresos, que tienen computadoras en sus hogares, tengan el mismo nivel de aprobación que aquellos jóvenes que pertenecen a familias del segundo, tercero y hasta cuarto quintil.

 

De acuerdo al Anuario Estadístico el Plan Ceibal permitió que los sectores más pobres y los más adinerados alcancen el mismo porcentaje de acceso a computadoras.

 

Es importante mencionar que durante el 2013 el Plan Ceibal llegó a 2.546 centros en todo el país, equivalentes a 559.836 alumnos y 47.623 docentes, es decir a un total de 607.459 personas, a los que dotó de computadoras y conexión a internet.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.