Noticias

Educación musical: Tango en el aula

      
Adriana Santos Melgarejo es estudiante de Musicología en la Escuela Universitaria de Música (EUM) de la Universidad de la República y docente de Educación Musical en secundaria desde 2001. Aprendió a bailar tango cuando se vinculó a Avalancha Tanguera, un grupo de promoción y difusión del tango con una ideología socializadora. "Siempre traté de incorporar la danza a la enseñanza, y en este caso quise llevar a la práctica la temática de música uruguaya y regional, vinculándola con todo lo teórico que hay que dar", explicó la docente.

De a dos

En la ponencia presentada en Perú, Santos Melgarejo explica cómo hacer para que los adolescentes se acerquen al tango basándose en una experiencia llevada a cabo por la docente en un liceo de Canelón Chico durante 2006. "Hay estrategias metodológicas para que el grupo responda y termine bailando. Empezamos a hacer discusiones para hablar de esa idea de que ‘el tango es cosa de viejos’. Buscaron en los libros, salió el tema y discutimos si era argentino o uruguayo; todos los mitos de Gardel y la Cumparsita. Después desde el rol docente se transformó la discusión ‘metiendo el dedo en la llaga’ preguntándoles: ¿Qué hacemos nosotros para que el tango sea nuestro? ¿No es mejor vivirlo?", subrayó Santos Melgarejo.

En la segunda parte de la experiencia corrieron los bancos y empezaron a bailar. Al proyecto se sumaron dos instructores de Avalancha Tanguera, quienes llevaron su metodología de enseñanza a las aulas. La docente resaltó que no fue fácil que bailaran de a dos, "tenés que darles seguridad y decirles que no querés que sean novios". Para la profesora "la rotación de parejas es importantísima, porque se cambia después de cada tango, y te vas acostumbrando a bailar con todo el mundo. De esa manera pueden disfrutar el baile, a la vez que están utilizando un montón de mecanismos a nivel cerebral y físico de forma integral donde están en juego la danza, la educación física, la historia, lo social y los afectos".



A partir del tango los liceales descubrieron cuestiones relacionadas a su identidad y roles. "Los gurises están acostumbrados a relacionarse con la persona del otro sexo a través de la violencia o de lo sexual. No tienen una comunicación diferente a través del cuerpo", señaló la docente.

Asimismo, la temática se trasladó fuera del aula. "Hablaban con sus abuelos y se pasaban pasos de baile. Es un ‘viene y va’ con la comunidad, porque la carencia más importante que tienen los adolescentes es la falta de comunicación entre los saberes de los ‘comunes’ y el saber de la institución. El tango es perfecto para eso".

Distinto

Otro de los aspectos positivos de la experiencia es el aumento de la autoestima que experimentan los adolescentes. "Si en otras materias les va mal, en la clase de música se sienten bien porque están bailando y se están relacionando con sus compañeros desde otro lugar, y eso afecta otros aspectos de su vida", explicó la docente y agregó "Por lo general los gurises que en un principio no querían bailar, son los que bailan y sienten mejor el tango, porque al decirles que lo están haciendo bien aumenta su autoestima, algo que hoy en día les esta haciendo mucha falta a los adolescentes".

Al final de cada clase, aplicaban otro método del grupo Avalancha: la redondilla. Se sentaban en ronda y cada uno decía lo que le había parecido la clase o lo que quisieran expresar. Eso provocó que tanto los instructores como la docente estuvieran en un mismo plano con los alumnos a la vez que se establecieron fuertes lazos entre ellos.

Como actividad de cierre, en la fiesta de fin de cursos del liceo, el grupo de 2º y 3º bailaron tango e invitaron a hacerlo a sus familiares, amigos y vecinos de la comunidad. Se buscó que no fuera un show, si no que los alumnos compartieran y disfrutaran con los otros lo que habían aprendido. "Los chiquilines no se vistieron de "tango", para que sea parte de una vivencia real, sin tener que disfrazarse de algo. Un género musical se acerca más a estar vivo cuanto menos estereotipado esté", expresó Santos Melgarejo.

Seminario

La experiencia Tango en el aula fue presentada por la docente en el XIII Seminario Latinoamericano de Educación Musical, organizado por el Foro Latinoamericano de Educación Musical y la pontificia Universidad Católica del Perú. El objetivo del encuentro fue intercambiar experiencias entre los educadores musicales y pensar nuevas políticas de enseñanza, desde la interculturalidad y la autonomía.

Uruguay participó con dos ponencias, y, según Santos Melgarejo, Tango en el aula: una experiencia integradora fue bien recibida: "Fue la única ponencia en todo el Congreso sobre tango. Interesó porque tiene que ver con esa visión de no show, donde el público deja de ser público para sentir el género musical. Porque por más que cambien algunas cosas seguimos con el patrón del siglo XIX: el músico haciendo música y el público escuchando. Es un defecto de occidente, porque si te fijás en otras sociedades o en nuestra sociedad rioplatense de principios de siglo XX la música se vivía diferente, esta experiencia propone no profesionalismo. En este caso la gente siente la música".

Finalmente, y destacando los aspectos positivos de la experiencia, la docente subrayó: "Me gustaría que se tomara como ejemplo de que se puede hacer otro tipo de educación en el ámbito musical o en otras disciplinas. Que se puede enseñar una fundamentación y un marco teórico haciendo disfrutar a la gente del relacionamiento interpersonal. Contribuís mucho haciendo esto y no repitiendo lo que dicen los libros o los medios. Es un ejemplo de cómo se puede cumplir con los objetivos del programa a partir de una cosa tan alejada de la cabeza adolescente como es el tango".



Link de interés

XIII Seminario Latinoamericano de Educación Musical


Por comentarios o preguntas sobre este artículo escribir a: señalando en el asunto del mail el título de la nota.
  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.