¿Cómo mejorar mi entorno laboral?

Cuando el ambiente de trabajo no es óptimo, la productividad de la empresa tampoco

La relación con tus compañeros de trabajo puede mejorar con pequeñas actitudes.
La relación con tus compañeros de trabajo puede mejorar con pequeñas actitudes.  |  Fuente: Shutterstock



Obligación moral para las empresas, derecho implícito para los trabajadores, un buen ambiente laboral es sinónimo de una empresa sana, de trabajadores felices y por lo tanto más productivos. Sin embargo, lograrlo no siempre es sencillo.

Por lo general, es el departamento de Recursos Humanos el que debe ocuparse de realizar diagnósticos para conocer el clima laboral de la empresa y proponer medidas para mejorarlo, fomentando que las relaciones laborales sean cada vez más estrechas. Pero en realidad, los propios trabajadores también pueden hacer su parte para lograr este objetivo.

¿Qué acciones pueden mejorar el entorno laboral?

Todo trabajador desea tener un entorno amable en el trabajo, pero para lograrlo debe tener y fomentar actitudes positivas.

Entre las acciones más simples de llevar adelante de forma individual, podemos destacar:

1) Mantener una actitud positiva

Las buenas actitudes se contagian a toda prisa, por eso, siempre es importante mantenerse positivo. Si el trabajo es mucho y el tiempo escaso, en lugar de quejarte en voz alta y propagar sentimientos negativos en tus compañeros, intenta pensar de forma positiva y atraerás estos buenos resultados.

2) Sé amable incluso en las pequeñas cosas

Que nunca te falten los buenos días y la sonrisa al entrar a la oficina. Responde a tus compañeros con amabilidad y, fundamentalmente, incentiva a otros a hacer lo mismo.

3) Ofrece ayuda

Si un compañero necesita ayuda, incluso aunque su área de trabajo no sea la tuya o no tengas demasiados conocimientos que aportar, ofrécele ayuda para que pueda llegar con sus metas a tiempo. Si no puedes hacerlo de forma directa, llévale un café o un vaso de agua y procura mantener silencio para que pueda concentrarse y así trabajar mejor.

4) Fomenta la empatía

Si notas que uno de tus compañeros parece algo triste o preocupado, acercarte a él puede ser una buena idea. Del mismo modo, si notas que uno de tus colegas es discriminado por alguna razón, es nuevo en el equipo y no se integra, vive una situación poco agradable en la oficina… Acércate y ofrécete a escucharlo para ayudar a que se sienta mejor.

5) Reconoce

Recuerda felicitar a un compañero cuando tiene un buen desempeño, logra un ascenso, recibe la asignación de un proyecto importante o cualquier otro motivo que merezca un saludo amistoso. Lograrás que tu colega se sienta valorado y querido.

Un buen clima laboral se construye con pequeñas actitudes repetidas con frecuencia. No es necesario que te conviertas en el mejor amigo de cada uno de tus compañeros, pero sí que los trates con respeto y amabilidad, fomentando siempre el buen trato.