Noticias

Los uruguayos tienden a exagerar información en su currículum

      
Fuente: Shutterstock

El mercado laboral es cada vez más competitivo y las entrevistas de trabajo son cada vez más exigentes para los profesionales. Con el afán de asegurarse un puesto de trabajo los candidatos ponen en práctica diferentes estrategias para ser elegidos y una de las más extendidas es la falsificación o exageración de datos en el currículum vitae.

Un currículum debe ser reflejo de la experiencia profesional, la formación académica y las referencias del candidato. Este documento debe contener toda la información relevante para la empresa, con el fin de ser elegido para un determinado puesto de trabajo. Este debe ser transparente y sobre todo, único, por lo que hay que preparar el currículum de acuerdo al cargo en el que se postula.

Mentir en un currículum no es una práctica muy extendida entre los profesionales uruguayos, porque las mentiras tarde o temprano salen a la luz y las empresas no son ingenuas: pueden notar cuando una información no es veraz. Sin embargo, una costumbre bastante extendida es la exageración de algunos datos, con el fin de generar una mejor impresión en los reclutadores.

El mercado laboral uruguayo es pequeño, por tanto, si alguien miente esto se sabe con facilidad entre las empresas. De igual manera, esto no quita que los uruguayos no tiendan a exagerar en su currículum.

De acuerdo a las declaraciones que el director de Advice, Federico Muttoni, dio a El País, las exageraciones en el currículum pueden verse en los niveles de idiomas, las referencias, los motivos de desvinculación y en los conocimientos técnicos.

Los uruguayos suelen “dibujar” las verdaderas razones por las cuales dejaron de trabajar en una empresa, para que estas no sean un impedimento para conseguir el nuevo empleo. En cuanto a las referencias profesionales, aquí muchos profesionales suelen poner como contacto a amigos o colegas, para dar buenas referencias de ellos.

En los idiomas, si bien no suelen mentir sobre si dominan el idioma, sí lo hacen en su nivel. Muchos son quienes indican que poseen una segunda lengua en nivel avanzado, pero en la práctica se demuestra que es solo a nivel principiante.

En el nivel de conocimientos técnicos los candidatos también suelen exagerar, como por ejemplo, en habilidades informáticas y programas, algunas personas suelen decir que dominan programas que apenas conocen, lo que resulta contraproducente a la hora de contratación.

Es claro que ser sinceros no se trata de decir absolutamente todo sobre uno, pero necesariamente hay que mostrar datos verídicos en el currículum para evitar futuros inconvenientes.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.