Noticias

Las preguntas trampa que te encontrarás en una entrevista laboral

      
Las preguntas trampa que te encontrarás en una entrevista laboral
Las preguntas trampa que te encontrarás en una entrevista laboral  |  Fuente: Fotolia
Tan importante como una buena formación académica y profesional son las habilidades personales de los postulantes a un puesto de trabajo. En relación a esto, los responsables de selección coinciden en afirmar que en poco tiempo son capaces de determinar si una persona, independientemente de su CV, es apta para integrar la plantilla.

¿Buscas empleo?

¡Encontralo!

La manera de descartar o no a un candidato de manera definitiva son las diferentes pruebas que componen un proceso de selección, incluidas las entrevistas personales. En esa instancia, los reclutadores aprovechan para plantear preguntas más o menos comprometidas con las que valorar la idoneidad de su interlocutor. 

Aunque es prácticamente imposible elaborar un listado cerrado con las cuestiones que aparecerán en el primer "cara a cara" profesional con los representantes de la empresa elegida, sí podemos adelantarte alguna de las imprescindibles entre las que hay preguntas trampa. Para saber cuáles son estas últimas y qué pretenden descubrir del postulante, atento:

  • Qué sabés de nuestra empresa. Suele ser una de las primeras. Pretende testar el interés real de un candidato por un puesto de trabajo. Si querés empezar con buen pie la entrevista, recordá hacer una breve investigación previa sobre la compañía a la que postulaste.
  • Por qué querés cambiar de empresa. NUNCA hables mal de compañeros de trabajo o jefes porque eso es una de las cosas peor valoradas por los seleccionadores. Aunque lo pasases una experiencia horrible, procurá ser comedido y no echar por tierra a nadie. 
  • Cuáles son tus mayores defectos. En este caso lo que tratan de sopesar es lo sincero que es un candidato y como todo, la respuesta llevar la impronta de sentido común. A nadie le importa si tu peor defecto es levantarte a media noche para comer bizcochos a escondidas y por supuesto, tampoco debés recurrir a cosas tipo "soy re exigente conmigo mismo". Lo idea será hacer una reflexión constructiva donde demuestres que sos consciente de tus debilidades y que estás trabajando en ellas. 
  • Cuáles son tus expectativas salariales. Esta es sin duda la pregunta más espinosa de todas porque tanto las cifras desorbitadas como las muy bajas serán percibidas como negativas por los reclutadores. Para evitar meter la pata prematuramente, te recomendamos investigar cuál es la media mensual de la empresa. Podés contactar con los empleados por Linkedin, por ejemplo. 
  • Qué preferís ¿trabajar solo o en equipo? No hay respuestas acertadas en esta ocasión porque cada perfil profesional preferirá más una cosa u otra; sin embargo, ante la duda, lo mejor es apostar siempre por el trabajo en grupo, una modalidad muy de moda en el sector empresarial.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.