Noticias

Graduarse con el Toto

      

¿Por qué le interesó escribir, particularmente, sobre la trayectoria del Dr. Jorge “Toto” Da Silveira?

Porque decidí que era ideal hacer una biografía sobre alguien del mundo del periodismo deportivo para recibirme. Dentro de las opciones, la que más me cautivaba era la de Da Silveira, porque lo conozco desde niño y porque sabía que es alguien abierto y accesible para contar sus historias.

En su opinión  ¿qué considera que significa el “Toto” para el periodismo deportivo uruguayo?

Que es un referente de peso como no hay otro, que su opinión es la más influyente dentro del mundo del fútbol en el país, que es profesional y que trabaja todos los días de la semana hace años y años. También merece destaque por ser una persona que ha mantenido una ética profesional que mantuvo siempre.

¿Cuáles fueron las principales dificultades que enfrentó desde el 2008, cuando este proyecto comenzó como su tesis de grado, hasta la publicación del libro?

Dificultades varias como todo trabajo extenso. La primera fue transcribir a papel los audios de las entrevistas. Luego procesar el material sin dejar nada importante de lado y luego conseguir fotos y audios de archivo. Desgraciadamente en este país tenemos una grave pobreza en esta materia, al punto que muchos medios no conservan nada de su pasado, y por ende de la historia. Y luego la dificultad final fue el tratar que aquella tesis convertida en libro resultara interesante para el público en general, fuera escucha de fútbol o no.

El libro no trata solamente del "Toto" sino de 50 años del periodismo deportivo en el país. ¿Qué aspectos o anécdotas te gustaría destacar de toda esa historia compilada en el libro?

Hay muchas interesantes y hasta increíbles. Desde ejemplos de doble relato, concurso de relatores, cómo nace "la previa", cómo trabajaban en las transmisiones desde el exterior en la década del 60, cómo se pinchaban los cables o se iba más temprano al estadio para que la competencia creyera que esa radio iba a comenzar más temprano la emisión...

¿Qué facetas de la vida personal o profesional de Da Silveira, fuera del periodismo deportivo, te parecen destacables?

El “Toto” es un gran tipo. Como tal, siempre resaltó la importancia y la dedicación para con su familia, por quienes ha luchado y sigue hasta hoy. La historia del accidente de tránsito que sufrió con el equipo de Estadio Uno en el 87 es impresionante. Él le cambió el asiento al Dr. Larrea para que viajara más cómodo y eso lo llevó a la muerte. Desesperado le pidió a su señora que llamara a la familia Larrea para que se lo dijera. Hoy Larrea hijo trabaja en la mañana de Nuevo Tiempo con él.

Finalmente, ¿qué fue lo mejor y lo peor de escribir esta biografía?

Lo mejor fue conocer la historia de la radio deportiva del Uruguay en los últimos 50 años, descubrir cómo se fueron dando muchas cosas, cómo se mueven los periodistas deportivos en ese mundo, conocer en profundidad la historia laboral del “Toto” y en lo personal, haber logrado hacer una investigación periodística importante que me ocupó mucho tiempo y que a mi gusto es seria, profesional y responsable. Lo peor fue el no haber logrado que a Da Silveira le gustara el trabajo o que no sienta que el mismo lo representa. Eso me dio mucha pena.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.