Noticias

Cada vez más hijos de padres con bajo nivel educativo alcanzan los estudios universitarios

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
El informe “Desigualdad y movilidad intergeneracional en la educación terciaria” del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) reveló que en Uruguay cada vez más hijos de padres con bajo nivel educativo asisten a la universidad.


Del informe del PNUD se desprenden conclusiones varias, entre las que se destacan que el número de inscriptos en la UdelaR aumentó de forma constante entre 1999 y 2012. Esta tendencia resulta positiva ya que muchos logran superar el nivel educativo que alcanzaron sus padres, y esto se potencia cuando los estudiantes obtienen algún tipo de beca de ayuda económica.


De todas formas, el artículo del portal de la Udelar señala que “los hallazgos sobre desigualdad intergeneracional en las últimas décadas en Uruguay son ambiguos” debido a las distintas naturalezas de las informaciones de las que se dispone.


Sobre este punto, se agrega que “Si se considera la información de la ECH (Encuesta Continua de Hogares) en Montevideo, se encuentra que la movilidad educativa se redujo entre 1991 y 2012. Pero el análisis de los datos censales (Censo de Estudiantes Universitarios, 1999, 2007, 2012) sugiere que la movilidad educativa aumenta en el período.


Asimismo, los datos obtenidos en el Sistema de Gestión de Bedelías (SGB) y el formulario de ingreso de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración (FCEA) de la Udelar muestran que la movilidad difiere según el sexo de los estudiantes, ya que es menor para los varones. El informe muestra además que las mujeres que acceden hoy a la educación superior, provienen de hogares con menor dotación de educación superior de sus padres en comparación con los hogares de los varones, lo que evidencia un crecimiento formativo.

Más jóvenes se matriculan en la Universidad pero menos se gradúan

Por otro lado, un reciente informe publicado por el Banco Mundial  evidenció que si bien la cantidad de jóvenes de América Latina y El Caribeque se matriculan en universidades o instituciones de educación superior aumentó (pasando del 21% al 43% entre 2000 y 2013), el número de los que logran terminar la carrera se redujo drásticamente; por lo que las tasas de deserción o la difícil conexión con el mercado laboral siguen siendo problemas a los que no se ha encontrado una solución.




Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.