Noticias

Consejos para estar al nivel de las exigencias en los trabajos universitarios

      
Fuente: Shutterstock

A lo largo de nuestra vida como estudiantes, pasamos por diferentes grados de exigencia que van de acuerdo al nivel de estudios de alcanzamos. En el nivel universitario, es lógico que nos sintamos más exigidos y a veces haya tareas nos parezcan imposibles de realizar, pero solo es cuestión de adaptarse a los requerimientos y dar lo mejor de uno mismo para hacer del proceso de aprendizaje los más enriquecedor posible.

Cuando se llega a la facultad la dinámica de estudios es muy diferente a la de secundaria: no solo hay que preocuparse por conocer el centro de estudios, los salones, bibliotecas y espacios de recreación, sino que además hay que saber qué docentes dictan cada materia, cuáles son los programas para el año y qué trabajos se exigen en cada disciplina. En pocas palabras, hay que cambiar el chip y comenzar a pensar como universitarios.

Pero además de esto, hay que prepararse para las exigencias de los trabajos de la facultad, que suelen ser bastante mayores a la que vienen acostumbrados los jóvenes. Si bien los 6 años de liceo son buenos preparándonos para la vida o para futuras carreras universitarias, las tareas que se realizan allí son de baja exigencia en comparación con  las tareas universitarias.

Para poder realizar los trabajos que se piden en facultad, como monografías, reseñas e incluso parciales, ya no alcanza con tener una comprensión general sobre un tema, sino que es vital desarrollar una capacidad crítica para poder explicar diferentes sucesos y generar una propia visión de ellos con argumentos sólidos. Y esta es una de las partes clave para poder estar al nivel de las exigencias universitarias.

Cuando recién se entra a la universidad, la exigencia académica, la cantidad de horas de clase y las materias a dar pueden resultar abrumadoras, pero hay que tener presente que es solo cuestión de adaptarse al cambio. No hay que espantarse si no nos sentimos cómodos el primer semestre de clases: es lógico que no sea así, con el tiempo resulta más fácil entender qué es lo que exige la vida universitaria y qué podemos hacer para dar lo mejor de uno mismo.

Si bien la exigencia académica dependerá de diferentes factores, como la universidad en la que se curse la carrera, la profesión elegida y los años de estudio, de igual forma el estudiante tendrá que prepararse mejor de lo que lo hacía en secundaria. Para lograrlo, la actitud y el compromiso con lo que se hace serán esenciales para alcanzar los resultados que se buscan.

Para estar a la altura de las exigencias, cada estudiante debe ser consciente de sus destrezas y sus limitaciones para saber qué temas pueden resultarle más fáciles y cuáles le requerirán más tiempo de trabajo. El autoconocimiento y la actitud son elementos que no pueden faltar en un estudiante universitario.

Una mayor exigencia es sumamente necesaria para propiciar un mejor aprendizaje y desarrollo de habilidades prácticas y lógicas, lo que resulta esencial para prepararnos para lo que viene: una carrera profesional, un trabajo, el mundo adulto.

Cómo elaborar un buen trabajo universitario (ebook)

Manual de normas básicas para elaborar diferentes trabajos académicos.

Ebook - Guía para presentar un buen trabajo universitario



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.