Noticias

4 tips para que leer sea más relevante en la era digital

      
El amor por la lectura surge con pequeños hábitos continuados día tras día
El amor por la lectura surge con pequeños hábitos continuados día tras día
  • Convertir la lectura en un hábito permite el acceso a conocimientos de gran valor para el desempeño profesional.
  • Docentes de todas las asignaturas pueden emplear estos tips para fomentar la lectura en espacios educativos.
  • Algunas de las típicas prácticas docentes tienen el efecto opuesto en los estudiantes y generan una imagen negativa sobre la lectura.

Leer permite ampliar el vocabulario, alejar el estrés, conocer nuevas realidades y fomentar la creatividad. Pero además, hacer de esta actividad un hábito puede tener un gran impacto en el desarrollo profesional, especialmente en la era digital.

Basta con revisar los anuncios de empleo para comprobar que habilidades como el pensamiento crítico, la capacidad de análisis o las habilidades comunicativas se encuentran altamente demandadas a nivel actual. Estas pueden adquirirse de diversas formas, sin embargo, la lectura es una de las formas más destacadas de conseguir desarrollar dichas cualidades.

A pesar de sus beneficios, el hábito de la lectura ha perdido popularidad en las nuevas generaciones, que prefieren alejarse de los libros para acercarse a las pantallas. Esto no implica que dejen de leer, sino que cambien el formato en el que lo hacen y el tipo de contenidos que consumen.

En el ámbito de la educación, esta realidad puede contrarrestarse buscando fomentar el hábito de la lectura. De hecho, todo docente puede aplicar una serie de tips para lograr que leer sea cada vez más relevante en la era digital, y contagiar a sus alumnos el gusto por la lectura.

Algunas de las medidas que pueden tomarse con este objetivo son:

1) Dar sentido

Acompañar el aprendizaje con textos que acerquen al alumno a la realidad de la asignatura o profesión que se enseña, en lugar de optar por textos genéricos que poseen un gran valor literario pero no se corresponden con lo que se busca enseñar en el aula.

2) Variar estilos

Alternar diferentes tipos de narrativa, permitiendo el ingreso al aula de textos no tan tradicionales en dichos ámbitos como por ejemplo los pertenecientes al género ficción. De este modo, el alumno dejará de asociar la lectura con complejos textos académicos y mejorará su disposición al respecto.

3) Premio, no castigo

Es habitual que los docentes transformen a la lectura en un castigo, logrando así alejar a los alumnos de dicha práctica. En su lugar, lo aconsejable es recomendar lecturas a los estudiantes, permitiendo que estos brinden su opinión sobre las mismas si así lo desean, eliminando la obligatoriedad de leer y al mismo tiempo la de comentar la lectura.

4) Innovar con los formatos

Un libro tradicional no es la única forma de acercar a los estudiantes a la lectura. Los ebooks, los textos ilustrados, los cómics e incluso los audiolibros o las películas pueden ayudar con esta tarea.

En épocas de internet, donde las lecturas son breves y los contenidos más exitosos son los visuales, un profesional capaz de sintetizar y analizar un texto cobra gran valor en el mercado. Los docentes lo saben, y por ello, impulsan a sus alumnos hacia una mayor valoración de dicho hábito.

5 diferentes tipos de lectura

Infografía: 5 diferentes tipos de lectura

Conocer los diferentes tipos y técnicas de lecturas y, sobre todo, cuándo aplicarlos, te ayudará a ser más eficaz a la hora de estudiar.

Regístrate y descarga esta infografía gratuita



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.