Noticias

¿Cómo reducir el impacto ambiental si estudias en el extranjero?

      
Solo es necesario empezar a tomar conciencia para iniciar el cambio
Solo es necesario empezar a tomar conciencia para iniciar el cambio  |  Fuente: Shutterstock
  • La contaminación es un problema de índole mundial, en el que cada individuo puede contribuir.
  • Los estudiantes que se formen en el extranjero deben conocer las normativas y acciones de reciclaje de su país de destino.
  • Pequeños actos realizados de manera constante permiten reducir el impacto de la actividad humana en el planeta.

Al elegir un destino para estudiar en el extranjero, los estudiantes deben contemplar múltiples factores. La cultura del país, la universidad elegida, el idioma, las costumbres, la distancia con el país de origen, etc.

Pero además, es completamente normal que los jóvenes busquen paisajes atractivos para elegir las ciudades en las que realizarán su formación. Aquellas que ofrecen grandes espacios verdes, playas, centros urbanos repletos de vida cultural o enormes campus universitarios son las preferidas.

¿Estudiarías en una ciudad que se caracteriza por su contaminación y falta de limpieza? ¿No, verdad? Lograr que los destinos educativos así como cualquier parte del planeta permanezca libre de contaminación es, en definitiva, responsabilidad de todos.

No solo los habitantes permanentes de un país deben preocuparse por su impacto en el ambiente, sino también aquellos que viajan de manera temporal con fines educativos o laborales. En definitiva, este nuevo destino se convertirá en tu casa y por tanto debes aprender a cuidarlo.

¿Cómo? Con pequeñas acciones cotidianas que te permitan reducir tu impacto en el ambiente y así combatir la contaminación. Algunos ejemplos de ello son:

  • Conocer la regulación en cuanto al tratamiento y desecho de desperdicios, reciclaje y cuidado ambiental.
  • Investigar las políticas de reciclaje y conservación que posee la universidad en la que se estudia.
  • Reciclar materiales de estudio que dejen de utilizarse, como por ejemplo papeles y libros.
  • Optar por viajar a la universidad en transportes amigables para el planeta, como la bicicleta.
  • Evitar el consumo deliberado de elementos contaminantes, como por ejemplo la comida que incluye envoltorios de plástico o materiales no biodegradables
  • Comprar productos locales, evitando así las importaciones que causan un mayor impacto en el planeta debido a la huella de carbono.
  • Optar por sitios de alojamiento que se preocupen por el cuidado del ambiente, cumplan las normativas al respecto y posean acreditaciones sostenibles.

Puede que a simple vista todas estas acciones resulten inabarcables, pero, poco a poco, su incorporación a la vida cotidiana es verdaderamente sencilla y posible. Tan solo es necesario armarse de paciencia y comprometerse a diario con la tarea.

Cuidar el planeta no es un trabajo de un solo día, todo lo contrario, requiere de la suma de pequeñas acciones y tomas de conciencia. Dar inicio a este cuidado del ambiente solo requiere de una idea: entender que el planeta no es infinito y que si no cuidamos los recursos disponibles y continuamos incrementando los niveles de contaminación, el daño será irreversible.

Consejos para mudarte a tu nueva ciudad universitaria

Infografía: Consejos para mudarte a tu nueva ciudad universitaria

Prepárate para el comienzo de tu etapa universitaria en otra ciudad o en el extranjero con estos 10 consejos fundamentales.

Regístrate y descarga esta infografía gratuita



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.