Noticias

Cómo prepararte para acceder a una gran universidad desde los 14 años

      
La carrera por ingresar a la Universidad puede comenzar 4 o 5 años de la postulación a un centro.
La carrera por ingresar a la Universidad puede comenzar 4 o 5 años de la postulación a un centro.  |  Fuente: Shutterstock
  • Desde la secundaria puedes formarte para ingresar a la universidad que deseas.

  • A la hora de analizar las solicitudes de admisión, los responsables valoran enormemente la formación desde etapas tempranas.

  • Existen múltiples actividades que puedes llevar adelante y te darán un perfil más atractivo.

Puede que continuamente escuches lo mismo, que no sabes lo que quieres, que no puedes estar seguro, que solo tienes 14 años… Pero lo cierto es que lo sabes. Sabes que quieres ser un profesional de éxito y para eso necesitas acceder a una gran universidad, de esas que aparecen en la cima de todos los rankings. ¿Cómo lograrlo? Eso es lo que te enseñamos en este artículo.

Tu vocación es tan clara como el agua, sabes lo que quieres hacer en tu futuro y sabes dónde tienes que formarte para lograrlo. Si estás pensando en acceder a una universidad desde una edad tan temprana es porque seguramente ya tienes un objetivo claro en mente: ir a la Universidad de Harvard, a la de Stanford, lograr entrar en Columbia, Yale, el MIT… Aspiras a la grandeza, y para conseguirla debes trabajar duro.

Aunque parece un futuro lejano pues todavía tienes 4 o 5 años para pensar en la postulación a una universidad, estás en la edad justa para comenzar a formarte para ese objetivo.

Respecto a la entrevista con los responsables de decidir qué estudiante accede a los estudios en el centro, y a la misma prueba de admisión, no hay mucho que podamos decir. Cada universidad es distinta, y aventurarte a preparar con tantos años de anticipación dos instancias que probablemente cambien antes de que llegues a ellas no parece una buena idea. Sin embargo, podemos ayudarte indicándote cómo puedes parecer un estudiante más atractivo para las grandes universidades.

Si bien todos los centros son diferentes, por lo general valoran las mismas características en un candidato. Independientemente de la prueba de admisión, la entrevista personal y los requisitos particulares solicitados para la inscripción, esto es lo que todas las grandes universidades buscan en un candidato y puedes empezar a trabajar cuanto antes:

1) Enfatiza las materias adecuadas

Si elegiste una carrera, durante tu etapa secundaria lo más recomendable es que te enfoques en las materias que se asocian a dicha carrera y te asegures de entenderlas correctamente.

Si todavía no realizaste una elección concreta, enfócate en materias como Matemática, Filosofía, e Idioma Español o Literatura. Así aprenderás a pensar de forma crítica, adquirirás un correcto manejo del idioma y mejorarás tus habilidades de comunicación y escritura, siempre demandadas por las grandes universidades.


2) Presta atención a tu promedio

Durante la secundaria es habitual descuidar un poco el promedio o preocuparse poco por este. Las universidades lo saben, pero aún así prefieren a aquellos estudiantes con un buen promedio, por lo que preocuparte por mantenerlo siempre en buen nivel nunca será una mala idea.

3) Actividades extracurriculares

Cursos de formación breves, actividades artísticas, deportivas… Lo que desees. La idea es que logres demostrar que eres capaz de combinar tus estudios con otras actividades sin disminuir tu rendimiento académico.


4) Consigue recomendaciones

Tus profesores de la secundaria o encargados de las actividades extracurriculares que realices seguro te ayudan a elaborar cartas de recomendación que reflejen tu motivación y compromiso con el estudio.

Es importante que selecciones cuidadosamente a las personas a las que pedirás estas cartas. Puedes pedirlas y luego no usarlas, es cierto, pero lo mejor será directamente solicitarlas a los responsables de aquellas clases o actividades en las que realmente te destacaste o las que aporten concretamente al perfil profesional que deseas  conseguir en el futuro.


5) Conviértete en voluntario

Las actividades de voluntariado son siempre bien vistas por las universidades. Ingresar a este tipo de actividades simplemente por obtener la aprobación de un centro no parece del todo ético, pero una vez que comiences a investigar las iniciativas que tienes cerca y en las que puedes participar verás que finalmente te apuntas porque te interesa la causa y no para  lograr el visto bueno de una universidad.

La parte positiva de estas actividades es que siempre hay organizaciones, personas, o colectivos que necesitan ayuda. Más allá de vivir experiencias nuevas, lo importante de ser voluntario es que puedes contribuir a cambiar la vida de una persona que realmente necesita ayuda.

Ser voluntario te permitirá ponerte a prueba en muchos sentidos, y fundamentalmente, te ayudará a conocerte mejor. Tus virtudes, fortalezas, debilidades y límites saldrán a la luz; si te decides a ser voluntario iniciarás un camino de conocimiento personal que muchas veces resulta imposible de lograr con otro tipo de actividades.


6) Conviértete en tutor

Transmite tus conocimientos a otros estudiantes, ayuda a jóvenes como tú en materias en las que eres bueno. No solo ayudarás a alguien que lo necesita, sino que podrás demostrar tus habilidades de comunicación y liderazgo, mientras repasas conocimientos que siempre es bueno mantener en la memoria.


7) Apúntate a concursos

Literarios, de ideas, de habilidades técnicas… Participa en concursos que te permitan poner a prueba tus conocimientos y aptitudes.

Participar te hará evaluar tu situación y analizar los puntos en los que debes mejorar, y ganar siempre se verá bien en tu resumen biográfico. Por donde lo veas, participar en concursos siempre aportará algo positivo a la imagen que las grandes universidades pueden hacerse de ti.


8) Entrénate para escribir ensayos

Cuando postules para la universidad y durante la carrera misma deberás escribir ensayos de forma continua. Entrenarte para hacerlo de forma anticipada te permitirá sumar un punto positivo a tu perfil.

Si tienes los medios para lograr publicar o dar visibilidad a alguno de estos ensayos, la experiencia será aún mejor. Contacta con tus profesores, seguro pueden ayudarte a mejorar tu técnica o recomendarte formas de publicar tus escritos.


9) Estudia inglés

Las mejores universidades del mundo se encuentran, por lo general, en Estados Unidos o el Reino Unido. Si bien ofrecen programas formativos en español e incluso carreras completas a distancia que permiten la traducción continua a otros idiomas, todo te resultará más sencillo si manejas el inglés de forma fluida.

Lo más recomendable es apuntarte en una academia de idiomas que te permita certificar tu progreso, pero si prefieres hacerlo con cursos online gratuitos también puedes aprovechar las cientos de opciones que ofrece internet y formarte en más de un idioma.


10) Realiza un currículum u hoja de vida

No es necesario que lo hagas para postularte a una empresa o solicitar un empleo, sino que uses este sistema para de alguna forma resumir y registrar cada uno de tus logros.

¿Concursos ganados? ¿Experiencias de voluntariado? ¿Ensayos publicados? ¿Cursos aprobados y certificados? Registra todo en tu CV de forma que cuando el momento de realmente postularte a una universidad llegue, ya tengas toda la información sistematizada para facilitarte el proceso.

 

¿Quieres ir a una gran universidad? ¡No esperes hasta último momento! Comenzar a prepararte desde la secundaria te dará un mayor margen de tiempo para efectivamente desarrollar un perfil atractivo para cualquier centro educativo de prestigio.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.