Noticias

Palabras típicas del habla rioplatense: su origen y significado

      
Fuente: Shuttestock

El idioma español es uno de los más importantes a nivel global dada su extensión y su riqueza gramatical. Dentro de esta lengua existen variedades que responden a la geografía de los hablantes, una de estas variedades es el español rioplatense, hablado en Argentina y en Uruguay.

El español rioplatense se extiende en todo el territorio uruguayo y argentino, y otras regiones aledañas. Este dialecto tiene características propias, tanto morfológicas, como fonológicas, que reflejan la influencia de diferentes culturas y del contacto con otras lenguas.

Una de sus características más destacadas es el voseo, una forma particular para la segunda persona del singular que altera las conjugaciones. El voseo presenta sus propias variantes entre las que se encuentran el voseo pleno “vos querés”; el voseo pronominal “vos quieres” y el voseo verbal “tú querés”. Su uso varía a lo largo de todo el Río de la Plata.

Desde el punto de vista fonológico, se destaca el yeísmo rehilado, caracterizado por la pronunciación de la elle como ye, que tiene además de una vibración en el punto de articulación que le suma sonoridad.

Pero además de estas particularidades, el español rioplatense presenta palabras de creación propia que son una extrañeza para la gran mayoría de extranjeros, e incluso para nosotros mismos. Son términos que siempre usamos y que son entendidos por todos, pero pocas personas conocen sus orígenes y su verdadero significado.

Para que conozcas más sobre las voces del habla rioplatense, seleccionamos algunos términos que han enriquecido al dialecto a través de los años.

Voces del habla popular rioplatense

Achuras: del quechua achura, entrañas del animal vacuno u ovino.

Berretín: del italiano berretino que significa “sentimiento arraigado”.

Bichicome: del inglés beachcomber, hombre que gana su vida en la playa. Marinero que se queda en tierra y se dedica a la vagancia.

Bronca: del lunfardo español. Quiere decir “rabia”, “odio”.

Cana: del francés canne, que significa “policía”. Cana es en lunfardo policía o estar preso.

Cancha: del quecha recinto cerrado.

Caracú: del guaraní médula.

Catinga: del guaraní mal olor.

Chumbo: voz portuguesa que quiere decir “bala”.

Guarango: del quechua guaranac, quiere decir “maleducado”.

Guita: del lunfardo español “dinero”.

Gurí: por la geografía del vocablo parece testimoniarse el linaje guaraní que se le asigne. Significa “niño” o “muchacho”.

Mate: del quechua, es un plato o taza de calabaza.

Milonga: de origen africano, particularmente de la lengua bunda. Significa “enredo” y en el Río de la Plata hace referencia a un baile popular.

Patota: del portugués pandilla de farristas y jóvenes callejeros.

Pucho: del quichua puchu que significa “lo que sobra”

Tocayo: del mejicano “nombre”. Se utiliza respecto de una persona a otra que tiene el mismo nombre.

Vichar: del portugués vigiar. Quiere decir “espiar”.

Yapa: del quecha yapani, significa “añadidura”.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.