Noticias

Conferencia de Chomsky en Uruguay

      
Fuente: Fundación Liber Seregni

Con una Salón Azul abarrotado de figuras políticas, académicos y jóvenes estudiantes se presentó en la Intendencia de Montevideo Noam Chomsky, uno de los pensadores contemporáneos más importantes. Figura clave en el ámbito político e intelectual, Noam llegó a Uruguay a visitar al ex presidente José Mujica y la Fundación Liber Seregni aprovechó su llegada para organizar una conferencia en torno a los desafíos para construir democracias solidarias.

Noam Chomsky es un lingüista y activista estadounidense. Profesor emérito de lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), reconocido por sus trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva, con los años comenzó a volcar su carrera hacia al activismo, definiéndose políticamente como un anarquista en contra del capitalismo imperante.

La conferencia “Desafíos para construir democracias solidarias” tuvo cita el lunes 17 de julio a las 10 de la mañana en el Salón Azul de la IM. La capacidad del salón fue desbordada, motivo por el cual se abrió otro salón más para verlo en pantalla y para quienes no pudieran asistir, se transmitió en vivo por televisión nacional.

Chomsky estuvo acompañado en la mesa por su amigo José Mujica y otras figuras políticas. Mujica dio la bienvenida al intelectual, agradeciendo su presencia y declarando que era un honor para él ser su “telonero”.

Chomsky comenzó su conferencia realizando un completo repaso histórico por algunas situaciones claves a nivel global después de la Segunda Guerra Mundial, haciendo hincapié en las acciones humanas relacionadas a las amenazas nucleares y el medioambiente y su impacto en la seguridad de la población.

Hizo referencia al denominado “Reloj del Juicio Final”, un reloj simbólico elaborado  en 1947 por la junta directiva del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago. En dicho reloj la medianoche representa la destrucción del planeta. Si bien en un principio solo hacía referencia a las amenazas nucleares, hoy en día incluye también el cambio climático y las amenazas políticas.

El minutero del este reloj simbólico se ha movido a lo largo de los años, tanto para adelante, como para atrás, de acuerdo a los avances y amenazas que se han generado ante diferentes conflictos bélicos, especialmente en la Guerra Fría.

En los últimos años, el reloj se ha acercado cada vez más a la medianoche. En 2017 se movió 30 segundos, marcando las 23:57:30 debido al resurgimiento del nacionalismo en la política mundial, la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y sus políticas respecto a temas bélicos, inmigración y ambientales.

Chosmky aseguró que “la amenaza de una guerra nuclear y una catástrofe ambiental acercan el riesgo de una destrucción planetaria” y uno de los principales responsables de esta situación es Estados Unidos, quien prioriza su poder antes que la seguridad de su población.

En referencia a un estudio sobre el resurgimiento del petróleo, Chomsky dijo que “el número de perforaciones en Estados Unidos se ha duplicado. Varias decenas de naciones se están coordinando para reducir las producciones de petróleo mientras que Estados Unidos se mueve en la dirección contraria” y agregó: “Este es un informe de muchos que de alguna manera nos muestra un hecho crucial de la historia actual: mientras que todo el mundo está intentando detener este tipo de producción para poder sobrevivir, la nación más rica y poderosa en la historia de la humanidad se dirige con entusiasmo hacia la destrucción total”.

En referencia al cambio climático Chomsky señaló que es una amenaza muy seria y que en unos años el nivel del mar subirá a tal punto de causar grandes inundaciones en países costeros. Es responsabilidad de los gobiernos evitar esta situación catastrófica.

Preguntas a Chomsky

La enorme cantidad de presentes hizo imposible que se hiciera una ronda de preguntas entre todos los asistentes, motivo por el cual se seleccionaron a cuatro personas de diferentes ámbitos para realizar algunas preguntas puntales.

Se consultó al pensador sobre el lugar que tendrá América Latina para mejorar las perspectivas de supervivencia global, a lo que respondió que este continente tiene muchos recursos, pero están en manos de unos pocos. La clave está en la liberación de la opresión extranjera. “Ya han hecho cosas (por la liberación) y se pueden hacer más”, sostuvo.

Otra pregunta relevante fue “¿cómo hacemos para que ciencia, tecnología e innovación sirvan menos para ampliar poder de las elites económicas y políticas y más para que los sectores populares sean agentes de la mejora social y la sustentabilidad ambiental?”.

Chomsky señaló que la tecnología no es el problema, sino el control de ella. “La tecnología puede ser nuestra salvadora, por ejemplo, en los problemas ambientales, la única manera de solucionarlos es a través del avance tecnológico, como el caso de los paneles solares, que pueden ser una gran diferencia para alcanzar la energía sostenible”.

En relación a la tecnología y el trabajo dijo que “la automatización se puede utilizar para destruir la fuerza del trabajo o para reforzarla”. “Hay maneras alternativas de diseñar la tecnología, una de las maneras podría ser ubicar el control en mecánicos capacitados” pero las decisiones sobre cómo utilizar la tecnología son políticas.







Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.