Noticias

Ventajas y desventajas de estudiar con música

      
Fuente: Shutterstock

La música tiene beneficios muy importantes para el cerebro. Un estudio publicado en el Journal of Neuroscience señala que aprender a tocar un instrumento en la infancia mejora el rendimiento cognitivo en diversos los aspectos. También se ha demostrado que compensa la pérdida cognitiva propia del envejecimiento. Pero no solo hacer música es muy beneficioso, sino también escucharla para realizar diferentes actividades.

Otras investigaciones recientes demostraron  que escuchar música mejora el bienestar mental y aumenta la salud física. La música genera en nuestro cerebro miles de conexiones neuronales, que despiertan no solo nuestro intelecto, sino también nuestras emociones.

Hay quienes creen que escuchar música mientras se trabaja o estudia es un hábito negativo, porque puede convertirse en un factor de distracción, pero hay otros que consideran que tiene grandes beneficios en relación a la concentración y en rendimiento.

A continuación, te mostramos las dos visiones del asunto:

Ventajas de estudiar con música

El estudiar con música de fondo proporciona beneficios. Estudios comprueban que la música estimula zonas del lóbulo pre-frontal que están relacionadas con la atención, la concentración y la satisfacción. Cuando se estudia con música, uno se concentra más, siente que la información fluye más rápido y que los problemas se resuelven con mayor facilidad.

  • Al escuchar música se activa la zona del lóbulo frontal, que se encarga de mejorar tu capacidad de concentración.
  • Se estimulan las zonas del lóbulo temporal, cuya misión es elevar tu habilidad matemática y de lenguaje.
  • Te ayuda a combatir el estrés pre exámenes, lo que favorece la relajación y la retención de información.
  • La música clásica facilita el dominio de un nuevo idioma.
  • La música promueve que tu cerebro se mantenga en alerta y controles el sueño.


Desventajas 
de estudiar con música

Normalmente, el ritmo de la canción y los latidos del corazón se sincronizan, por eso si la canción es rápida  no va a ser fácil relajarse y estudiar se vuelve más difícil. Las canciones en tonalidades mayores expresan más alegría, mientras que las canciones en tonalidades menores expresan tristeza. Si se escucha una canción con letra, es probable que las personas se concentren más en ella que en lo que están estudiando.

  • Te conviertes en una persona multitasking, perdiendo concentración, ya que el cerebro entra en conflicto. En este sentido, escuchar música mientras se estudia resulta perjudicial porque el cerebro debe desdoblarse en dos acciones.
  • La música no deja de ser un ruido y todo ruido lo que provoca es una alteración en el cerebro que puede afectar tu productividad.
  • La mayoría de las personas que escuchan música lo hacen a través de dispositivos electrónicos tales como reproductores, dispositivos móviles, etc. Al tener tanta información musical en nuestro dispositivo, perdemos una gran cantidad de tiempo seleccionando aquellas canciones que nos gustan.
  • Comienzas a tararear la canción y te desconcentras.
  • A la hora de estudiar, utilizamos la memoria que se fundamenta principalmente en tres pilares: lectura, atención y fijación. Si estudiamos escuchando música, nuestro estudio se vuelve mucho más superficial.

    Si estás a favor de escuchar música mientras estudiás pero no sabés cuál, te dejamos algunas recomendaciones en una infografía







    Tags:

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.