Noticias

Horacio Quiroga: el maestro del cuento latinoamericano

      

Un 19 de febrero de 1937  fallecía trágicamente uno de los mayores cuentistas nacidos en nuestro país: Horacio Quiroga. Su vida estuvo marcada por numerosos sucesos dolorosos, que lo llevaron al suicidio, pero sus propias experiencias sirvieron como inspiración a sus historias, marcadas por la naturaleza, la vida del hombre común, y lo funesto del destino.

Horacio Silvestre Quiroga Forteza fue un cuentista y dramaturgo uruguayo. Nacido en Salto en 1878, se mudó a Montevideo para realizar sus estudios en la capital. Estudió en el Instituto Politécnico de Montevideo y en el Colegio Nacional, donde comenzó a desarrollar su pasión por el arte y en especial, por la literatura. Estudiaba y trabaja simultáneamente en diferentes sitios, hasta que comenzó a publicar en varias revistas y a hacerse conocido entre los lectores locales.

Para 1897 ya fundaba su primero revista: la Revista de Salto, y tras el suicidio de su padrastro (una de las primeras tragedias de las tantas en su vida), usó la herencia para comprar un pasaje a París. Esta experiencia resultó muy enriquecedora para su formación como hombre de letras y al volver a Uruguay, reunió a varios colegas y amigos para crear un laboratorio de letras al que llamaron “Consistorio del Gay Saber”, lo que sirvió como impulso para la publicación de su primero libro, "Los arrecifes de coral”.

El año 1901 estuvo marcado por tragedias para Quiroga: dos de sus hermanos fallecieron de fiebre tifoidea. Por si esto fuera poco, solo unos meses después mató a un amigo por accidente: estaba limpiando un arma cuando se disparó y le dio en la cara este, quien falleció en el lugar. El dolor y la culpa lo llevaron a mudarse a Argentina en búsqueda de una nueva vida. Fue allí donde alcanzó la madurez profesional y donde realizó sus cuentos más destacados.

La obra de Quiroga se sitúa entre el fin del modernismo y el comienzo de las vanguardias, en lo que se llamó “la generación del novecientos. Fue un escritor muy influenciado por Edgar Allan Poe, sus temas sobrenaturales y terroríficos, y sus relatos que exponían a los personajes a situaciones extremas y funestas.

Su estilo preciso y descriptivo le permitió escribir cuentos magistrales, que narran paso a paso diferentes vivencias de hombres comunes, que en días comunes deben enfrentarse a inusuales y violentos sucesos, que en ocasiones acaban con sus vidas. Muchos de sus relatos más conocidos tienen como marco la selva y Misiones, paisajes y vidas que resultaron de gran inspiración para el autor tras su estancia en aquellos lugares.

Para que conozcas más sobre este autor y te dejes fascinar por sus relatos, te dejamos algunos de sus cuentos más famosos que forman parte del conocido libroCuentos de Amor de Locura y de Muerte"

El almohadón de plumas”: cuenta la historia de una pareja de recién casados: Alicia y Jordan. Alicia cae enferma y no hay explicaciones lógicas para lo que le sucede. Enmarcado en lo que parece ser una historia de amor, Quiroga traza un relato aterrador y traumatizante.

A la deriva”: el relato comienza con el evento más importante del cuento “El hombre pisó algo blancuzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie…” para posteriormente narrar en detalle lo que pasa con el protagonista que sufre la mordedora de la víbora.

La gallina degollada”: un matrimonio tiene cuatro hijos que, tras sufrir de meningitis de pequeños, quedan afectados con severas incapacidades físicas y mentales. El matrimonio desgraciado tiene la fortuna de tener una hija sana, pero la felicidad dura poco en su hogar.

La miel silvestre”: Gabriel Benincasa es un joven contador que quiere conocer la vida de la selva y para hacerlo, se dirige  al paraje de su padrino. Su estancia en el lugar parece perfecta hasta que se encuentra con “la corrección”.

El alambre de púa”: un cuento en el que reinan los animales como protagonistas. En él se narra la historia de dos caballos que deciden escapar de su chacra y se encuentran con diferentes obstáculos y personajes que parecen invencibles, pero no lo son.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.