Noticias

Falleció Zygmunt Bauman, uno de los sociólogos más destacados del siglo XXI

      

Ayer falleció uno de los pensadores contemporáneos más relevantes para la Sociología y la Filosofía: Zygmunt Bauman. Hombre de una sensibilidad particular, vivió su vida buscando una explicación a los diferentes fenómenos sociales y elaboró numerosas teorías que trataban comprender las conductas, costumbres y relaciones de los sujetos modernos.

Bauman nació en Poznan en 1925, en una familia judía. Tuvo que huir de su tierra tras sufrir la persecución nazi, lo que lo afectó mental y emocionalmente. Volvió a Polonia y comenzó a trabajar como docente, donde sus ideales y pensamientos evolucionaron. Siguió su rumbo por diferentes países, siempre enseñando Filosofía y Sociología en varias instituciones. Comenzó a publicar obras sobre sus teorías, que hoy comprenden un total de al menos 57  libros y 100 ensayos.

En sus comienzos, Bauman se interesó por las estratificaciones sociales relacionadas con el movimiento obrero, para pasar luego a tomar como eje el sujeto en la modernidad. Creía que el discurso sociológico tenía que cambiar, ya que la sociedad no podía explicarse mediante el cambio de una era moderna a una era posmoderna, sino que estábamos ante una evolución desde lo “sólido” a lo “líquido”. Así fue que formuló su famosa Teoría de la Modernidad Líquida.

La Modernidad Líquida es una categoría sociológica que da nombre a nuestro estado actual: una sociedad de cambio constante, donde los diferentes ámbitos de la vida, como el personal, el académico, cultural y laboral cambian y se actualizan siempre. Ya nada es fijo, sólido, sino que es más bien líquido, incontenible e inconsistente.

La metáfora de la liquidez sirvió a Bauman para explicar dos esferas claves en la vida: el relacionamiento con los demás y la construcción de la propia identidad. Por un lado, el individuo se encuentra incapacitado de poseer relaciones estables y duraderas, lo que es alentado por la tecnología y en particular, por las redes sociales. Las personas no tienen lazos, sino más bien conexiones.

Esto a su vez dificulta la búsqueda de la identidad propia: no hay otro para decirnos quienes somos. Sumado a esto, la falta de valores y tradiciones únicas, que forman una parte vital en nuestra construcción como individuos, causan una nueva identidad leve y flexible, adaptable a contextos globales, pero sin raíces sólidas.

Estos son solo algunos de los puntos más importantes que ha tocado Bauman en su Teoría de la Modernidad Líquida, pero aún hay mucho más por conocer y descubrir de su trabajo y sus muchos libros; libros que se encargarán de mantenerlo vivo por siempre.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.